Living como...Alejandra de Rojas

‘La belleza de las cosas reside en la sencillez con la que las observamos’

HOLIVING 31 Alejandra de Rojas

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Mesa del mes: tributo a la artesanía española

Soy una firme defensora del buen saber hacer de nuestros artesanos y por ello he querido que mi mesa de este mes rindiera homenaje a todos aquellos alfareros y maestros del pincel que hacen de cada plato una obra de arte. Esta vajilla de Casa Tica, perfecta para los meses de verano, está inspirada en modelos antiguos de la cerámica del Puente del Arzobispo, Talavera de la Reina y Lagartera. La encargué bajo pedido personalizándola a mi gusto y su versatilidad me permite combinarla con cualquier mantel. Sus colores me transportan a la niñez, al olor a tierra mojada, a gazpacho recién hecho y a las sobremesas bajo la parra del jardín. ¿El menú? Una ensalada templada de espárragos trigueros y revuelto de criadillas (para más info: @casa.tica).

HOLIVING 31 Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
HOLIVING 31 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Inspiración toledana: arriba, bajoplato, plato llano, plato sopero y jarra, y arriba a la derecha, jarra, plato de postre y cuenco, todo de Casa Tica. Sobre estas líneas, fuente redonda con ensalada templada a base de espárragos trigueros, patata hervida, lechuga de roble, cebolla y huevo duro, y plato llano de la misma marca.

Mis dos looks para una boda en México

México siempre es un destino atractivo y mucho más si es para asistir a la boda de Ramón Hermosilla con Karla Covarrubias en D. F. Dos días de celebración donde todo estaba medido al milímetro, desde las bonitas mesas, puestas con un gusto exquisito, hasta la decoración, la música y el entorno.

“Fueron dos días de celebración donde todo estaba medido al milímetro, desde las bonitas mesas, puestas con un gusto exquisito, hasta la decoración, la música y el entorno”
HOLIVING 31 Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Sobre estas líneas, a la izquierda, vestida por The 2nd Skin Co en el almuerzo del primer día con el fondo del Ex Convento Desierto de los Leones. A la derecha, preparada para asistir a la ceremonia con vestido de la misma marca.

Cuando tengo un acontecimiento de estas características siempre recurro a mis diseñadores de cabecera de The 2nd Skin Co. Ellos se encargaron de hacer mi vestido de novia y para el almuerzo, me decanté por un traje palabra de honor, en gasa de seda natural, con magnolias en encaje multicolor y por un kaftán en muselina con bustier para la cena del día siguiente. ¡Que viva México!

Hotel escondido en Oaxaca

HOLIVING 31 Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
HOLIVING 31 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Sobre estas líneas, rincón del patio interior del Hotel Escondido en Oaxaca; a la derecha, detalle del comedor del hotel. Arriba, momento de relax con vestido de Maria de la Orden.

En pleno centro de Oaxaca, México, se encuentra este hotel donde la arquitectura se funde con el entorno representando las raíces culturales, usos y costumbres de esta emblemática ciudad. Más que un hotel es una obra de arte donde el visitante entra en un edén lleno de plantas, luz y maravillosas vistas. ¿El plan perfecto? Relajarse en su piscina, disfrutar de un buen desayuno o tomar una copa al atardecer en su terraza con vistas a la ciudad (para más info: escondidooaxaca.com).

“Aquí la arquitectura se funde con el entorno, representando las raíces culturales, usos y costumbres de esta emblemática ciudad”
HOLIVING 31 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Sobre estas líneas, a la izquierda, la piscina con vistas a la ciudad. A la derecha, fachada del hotel con el típico taxi de Oaxaca y una mujer vestida con el traje tradicional.

Qué ver en Oaxaca

Oaxaca es una ciudad donde predominan las casas de color, los mercados tradicionales y la buena cocina. Recomiendo visitar el templo de Santo Domingo, perderse por sus calles, comprar huipiles, una prenda tradicional, en sus tiendas o tomarse un mezcal en cualquiera de sus terrazas. Si se tiene la oportunidad, no dejéis de ir a Mitla y a Santa María de Tule para ver el famoso Árbol del Tule, un gigantesco ahuehuete de más de 2000 años de antigüedad. ¿El mejor recuerdo? Pasear por la plaza y escuchar sonar el Ave María de Schubert desde la Catedral. Pura magia.

HOLIVING 31 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
HOLIVING 31 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Instantáneas: a la izquierda, mercado tradicional en Tlacolula. Centro, cena en el restaurante Alfonsina en Oaxaca. Derecha, Hotel Los Amantes, donde recomiendo tomarse un mezcal en su terraza con vistas sobre la ciudad. Arriba, a la derecha, yo, vestida con traje típico mexicano. A la izquierda, iglesia de Santa María de Tule.

Mi viaje a Menorca al hotel Cristine Bedfor

Adoro Menorca por ser la isla más preservada del Mediterráneo. Allí nada desentona y todo se funde elegantemente con el paisaje. Esta vez tuve la oportunidad de recorrer la isla con mi amiga Cristina Lozano y de hospedarme en su pequeño hotel en Mahón. Entrar en Cristine Bedfor es como tener las llaves de un pequeño paraíso. Decorado por Lorenzo Castillo, cada estancia respira paz y armonía. Mi habitación era amplia y su enorme bañera invitaba al descanso y la relajación.

HOLIVING 31 Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Arriba, desayunando en el hotel Cristine Bedfor productos típicos de la zona -ensaimadas, tostadas con sobrasada y zumo de frutas naturales-, con camisa y chaleco de Massimo Dutti, pantalones de Eve Denim y zapatillas Golden Goose.

El comedor, con sus pequeñas mesas, es perfecto para degustar productos de la zona y su terraza y jardín, hecho por el prestigioso paisajista Álvaro de la Rosa, un oasis donde perderse con un buen libro. El trato es amable y cercano y una piensa, por un instante, que se encuentra en su propia casa. Mirase donde mirase todo era una fuente constante de inspiración. Situado en pleno centro, una puede recorrer a pie los tesoros que esconde Mahón, perderse por sus calles y disfrutar de cada rincón en la mejor compañía. Gracias, Cristina, por ser la mejor anfitriona (para más info: cristinebedforhotel.com).

HOLIVING 31 Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
HOLIVING 31 Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Arriba a la izquierda, vista general del comedor, perfecto para picar algo o tomarte una copa a última hora. A la derecha, la biblioteca, con sus cómodas butacas donde una puede pasar las horas leyendo o descansando tras un largo día. Sobre estas líneas, a la izquierda, mi habitación, llena de pequeños detalles. A la derecha, con el paisajista Álvaro de la Rosa y Cristina Lozano en el jardín del hotel Cristine Bedfor, con camisa y pantalones de Maison Hotel.

Mis ‘tips’ secretos para visitar Menorca

HOLIVING 31 Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Visita obligada: sobre estas líneas, yo a lomos de Bomba, una yegua de raza menorquina con la que recorrí junto a @sita_moll el interior de la isla.

No hay nada como redescubrir un sitio en el que ya has estado con alguien que te enseña una cara diferente. Con mi amiga Cristina Lozano he recorrido la Menorca de las galerías de arte, de los anticuarios con solera, de las tiendas bonitas escondidas de los ojos de los turistas o de los restaurantes más auténticos. De todo ello, me quedo con el paseo que hice con @sita_moll por el interior de la isla, con el arroz que comí en El Rais, con las joyas de Vives y la panadería Pigalle, donde recomiendo probar su brioche casero. Me marcho con los ojos llenos de cosas bonitas, deseando volver.

HOLIVING 31 Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
HOLIVING 31 Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Sobre estas líneas, a la derecha, el taller de Bona Soca donde Turid, su creadora, transfiere tintes naturales de las plantas a sus telas mediante la técnica del ecoprint. Y, a su izquierda, la panadería Pigalle, donde recomiendo probar sus panes caseros y su famoso brioche. Arriba, la galería de arte Encant, en Mahón, a cargo de Elvira González.