por Amaia León

Hace un año dejábamos las oficinas para teletrabajar "un par de semanas", una situación nueva para el 60% de las empresas españolas... y que se ha alargado, en la gran mayoría, hasta ahora. Y aunque el 95% de los españoles quiere mantener el trabajo desde casa, según un informe de Fundación Alares, también reconocen que sufren ansiedad (15%), aislamiento social (14%) y dificultad para mantener un horario regular (14%). Y todo ello, sin duda, afecta a la productividad. ¿Cómo equilibrar el trabajo desde casa con nuestro bienestar para aprovechar más el tiempo frente al ordenador y, sobre todo, ser más felices? Aplicar las siguientes recomendaciones de los expertos puede ser un buen comienzo. 

- Reorganiza tu vida con el método alemán que aumenta la creatividad

1. Crea un entorno de trabajo adecuado y separado

Empecemos por lo fundamental: debes trabajar en un lugar adecuado. Si bien es cierto que, al comenzar el confinamiento, pocos contábamos con despachos o habitaciones independientes en las que poder trabajar, doce meses después la mayoría hemos adecuado alguna zona de nuestra casa a esa función. Y esto es esencial: tal y como explica la socióloga Alicia Aradilla en su libro Teletrabajar, pero bien. Del trabajo en casa al teletrabajo en tiempos de confinamiento, destinar un espacio exclusivo para trabajar "ayuda a separar mentalmente horarios y eso te ayudará a disfrutar más cada espacio de la casa, sobre todo cuando no hay posibilidad de salir". Aradilla afirma que ese espacio puede ser simplemente una mesa o un rincón, pero deberías utilizarlo únicamente durante tu jornada laboral, o, al menos, recogerlo cuando esta acaba para que tu mente pueda desconectar.

Desde Clínicas Dorsia, aconsejan cómo debería ser el espacio de teletrabajo, donde la luz y la silla juegan un papel fundamental. "Lo ideal es que la luz sea indirecta, procura que no de directamente sobre la pantalla del ordenador. La silla de trabajo debe tener el respaldo adaptado a la curva de la columna y la altura del asiento por debajo de la rótula", recomienda su equipo de médicos, que también aconseja evitar cruzar las piernas, alinear los hombros y la cadera, y contar con reposabrazos a la altura del codo. Con esto, no solo mejorarás tu concentración, sino que evitarás esas lesiones y tensiones que muchos están sufriendo últimamente.

- Este método de 5 minutos te ayudará a combatir la ansiedad

2. Haz ejercicio antes de la jornada laboral (o durante, si puedes)

Además de mejorar tu estado físico, el deporte libera endorfinas, las hormonas que combaten el dolor y el estrés. Por eso, ahora es más importante que nunca ejercitarse de forma habitual. Si tienes la posibilidad de hacerlo antes de comenzar a trabajar, te ayudará a estar más despierta y concentrada en el momento de encender el ordenador. Y si no, siempre queda la opción de entrenar a mediodía, si tu horario te lo permite. De esta forma, romperás en dos partes la jornada laboral (y el estrés), sentirás que has aprovechado mucho más el día. y, cuando vuelvas a sentarte en el escritorio, serás más creativa. Lo mejor es que ni siquiera necesitas salir a la calle para hacerlo: a raíz de estos últimos meses, tenemos más que comprobado que entrenar en casa no solo es posible, sino que puede ser incluso agradable y beneficioso, especialmente, si tienes en cuenta el tiempo que ahorras al no tener que ir y volver del gimnasio.

3. Prueba la 'Técnica Pomodoro'

Aunque métodos para ser más productivas hay muchísimos (y la mayoría se basan en levantarse a las 5 de la mañana, algo que no resulta nada realista para la mayoría), uno de los más sencillos es la Técnica Pomodoro, creada por Francesco Cirillo a finales de los años 80. Se basa en dividir el tiempo que quieras dedicar a una actividad -en este caso, trabajar- en periodos o pomodoros de 25 minutos durante los cuales debes estar completamente concretado, sin distraerte. Entre pomodo y pomodoro, debes descansar 5 minutos, haciendo una pausa más larga (de unos 20 minutos) cada 4 pomodoros. Para seguirla solo necesitas un temporizador y comprometerte a dedicarte durante 25 minutos seguidos a una actividad concreta, sin interrupciones internas o externas. Según los expertos, es un objetivo fácil de cumplir porque tenemos la motivación del siguiente descanso siempre próximo.

- Por qué ahora duermes peor que nunca (y cómo puedes evitarlo)

4. Come bien

La alimentación no solo es clave para mantener una buena salud física, también influye muchísimo en nuestro estado de ánimo y la concentración. En general, la dieta siempre debe ser equilibrada e incluir alimentos de todos los grupos nutricionales, pero la ciencia ha comprobado que ciertos nutrientes mejoran directamente las conexiones neuronales y la memoria. Por ejemplo, los ácidos grasos Omega 3, presentes en el salmón, el aguacate o los frutos secos. El potasio y las vitaminas B también son beneficiosos; de ahí que un plátano siempre sea un buen alimento que tomar entre horas cuando trabajamos. Y cuando se trata de elegir cereales, que también son fundamentales, opta siempre por las opciones integrales porque mantendrán tus niveles de azúcar estables durante más horas. 

Por otro lado, organizar un menú semanal y cocinar durante el fin de semana te puede ayudar a comer mejor de lunes a viernes, sin improvisar platos pobres o recurrir a comida rápida. Una recomendación que la nutricionista Elisa Blázquez explicaba en ¡HOLA! LIVING  junto a otras muy sencillas, como comer cada 4 horas, evitar los picoteos o respetar los horarios. Establecer tiempos fijos (y descansos) para almorzar, comer o merendar te ayudará también a ser más productiva en tus horas de trabajo. Además, la especialista mencionaba ese gran clásico que es "desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo" como uno de sus consejos principales.

5. Desconecta al finalizar

Terminamos con el punto más complicado para muchos, pero posiblemente más importante, y si pones en práctica esta lista desde el principio, te será mucho más fácil de lograr. Una vez terminada tu jornada, apaga el ordenador, silencia el móvil de empresa y sal de tu espacio de trabajo o, si no tienes una sala independiente, recógelo. Cambia de actividad y dedica al menos unos minutos a algo que te guste para, aunque no puedas salir de casa, sentir que ya no estás trabajando. "El teletrabajo mal entendido ha hecho que estemos permanentemente conectados a nuestro quehacer profesional. Sin embargo, es mejor desconectar cada cierto tiempo. Ganarás agilidad mental, eficacia y serás más creativo”, afirma Gabriela Paoli, psicóloga y autora del libro Salud digital: claves para un uso saludable de la tecnología, una de tantas publicaciones que analizan el incuestionable impacto que el teletrabajo está teniendo en nuestra vida.

 

'Salud digital: Claves para un uso saludable de la tecnología', de Gabriela Paoli

'Salud digital: Claves para un uso saludable de la tecnología', de Gabriela Paoli

La tecnología es la gran adicción de este siglo, y desde que trabajamos en casa, desconectar de ella es todavía más complicado. Esto no significa que sea necesaria una desintoxicación digital completa, sino solo encontrar el equilibrio. Y la psicóloga Gabriela Paoli, experta en tecnoadicciones, explica en este libro las claves más efectivas que podemos seguir para utilizar bien el móvil, el ordenador o la tablet.

Comprar por 17,16€

'Teletrabajar bien: Del trabajo en casa al teletrabajo en tiempos de confinamiento', Alicia Aradilla

'Teletrabajar bien: Del trabajo en casa al teletrabajo en tiempos de confinamiento', Alicia Aradilla

El teletrabajo es la especialidad de la socióloga Alicia Aradilla, que en esta exhaustiva guía proporciona los consejos imprescindibles para llevar genial esta forma de vivir, desde montar tu oficina en casa hasta organizar las tareas o poder aprovechar este momento para convertirte en líder. Y, sobre todo, para no sufrir estrés.

Comprar por 3,79€

'La técnica Pomodoro', de Franceso Cirillo

'La técnica Pomodoro', de Franceso Cirillo

Que su subtítulo sea, directamente, "el famoso método para gestionar el tiempo que ha cambiado la vida a 2 millones de personas" da una idea de cuál será su efectividad, pero lo que está claro es que si es tan fácil de aplicar y lleva más de cuatro décadas usándose, al menos merece la pena probarlo.

Comprar

¿Te han gustado estas recomendaciones? Suscríbete aquí para recibir todas las semanas la guía de compras ¡HOLA!.

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie