Por qué el ejercicio físico es beneficioso también para tu salud mental

Podemos elegir deportes de impacto, disciplinas como el yoga o el pilates, y también el entrenamiento de fuerza. Todas ellas ayudan a reducir el estrés y la ansiedad

Por Hola.com

Partimos de un hecho indudable: la práctica de ejercicio físico es buena no solo para nuestra salud física, sino también para nuestra salud mental. Por eso debería ser una prioridad tratar de incorporarlo en nuestro día a día. Así nos lo explican los expertos de Entrena Virtual, que nos anticipan que la práctica regular estimula la liberación de endorfinas, que es esencialmente el “antidepresivo casero” de nuestro cuerpo, y la liberación de serotonina, que eleva el estado de ánimo y está muy relacionado con el control de las emociones.

Así, unos niveles altos de serotonina ayudan a sentirse mejor y tener una autoestima más elevada. El deporte se ha convertido en una vía de escape para muchas personas, es el momento de quererse a uno mismo y de liberar tensiones y el estrés del día a día.

“Al realizar una actividad física, nuestro cuerpo libera las tres hormonas de la felicidad: endorfinas, dopamina y oxitocina. La segregación natural de éstas alivia el estrés y disminuye nuestros niveles de ansiedad”, añade por su parte Juan Antonio Aparicio, área manager en Synergym. “Además de reducir la ansiedad y el estrés, combate los trastornos del sueño, aumenta la capacidad cerebral y la concentración. Asimismo, mejora las relaciones sociales y eleva nuestra autoestima”, nos cuenta.

No solo ejercicios de alta intensidad

Y para desestresar, muchas personas eligen los deportes de alta intensidad. Pero no son los únicos. No podemos perder de vista cómo pueden ser una buena alternativa para cuidar nuestra salud mental disciplinas como pueden ser el yoga o el pilates. “El yoga es la disciplina por excelencia para aquellos que quieren encontrar el equilibrio perfecto entre cuerpo y mente. En pilates, al igual que el yoga, su práctica se basa en el control de la respiración y la capacidad de concentración, provocando una enorme sensación de calma y bienestar durante y después de cada sesión”, añade el experto.

Desde Entrena Virtual nos cuentan que estas disciplinas mejoran la concentración, la capacidad de conectar con uno mismo y que enseñan a superar mediante la respiración y otras técnicas, muchas situaciones complejas de afrontar en el día a día.

Lee también: Yoga o Pilates, ¿cómo elegir la mejor opción para ti?

¿Y el entrenamiento de fuerza?

También puede ser un buen aliado de nuestra salud mental. Y es que nos ayuda a ser conscientes de nuestro cuerpo, a ser más exigentes con uno mismo y a mejorar cada día. Esto, de hecho, aporta tanto fuerza física como mental.

Lee también: Estos 6 ejercicios son excelentes para tu salud mental

Beneficios de hacer ejercicio para la salud mental

La doctora Lourdes Estrella, psicóloga y miembro de Doctoralia, concluye por su parte detallándonos algunos de los beneficios de hacer ejercicio físico regular, entre los que destaca:

  • Mejora de la condición física general, disminuyendo la probabilidad de sufrir estrés, ansiedad y otros trastornos.
  • Reducción del consumo de fármacos al considerar que al hacer ejercicio se liberan las mismas sustancias que se segregan al administrar ciertos fármacos.
  • Mejora de la estimulación sensorial, destreza motora, comunicación inter e intrapersonal (ayuda a conocerse mejor). Fortalece la autoestima.
  • Estimula la inteligencia emocional, habilidades sociales y la autoeficacia personal.