¿Conoces los rasgos que definen a las personas emocionalmente seguras?

Las personas seguras tienen dificultades como todos, pero buscan herramientas para conseguir resolverlas

por Pilar Hernán
mujer en el sofá

¿Te pueden las inseguridades? ¿Notas que, en ocasiones, influyen incluso en tus emociones? Nos hemos planteado si es una tarea compleja conseguir la seguridad desde el punto de vista emocional. “Dependiendo de la persona y en qué punto esté. De por sí, hay personas que son seguras y otras no tanto, más allá de las situaciones. Si bien es cierto que es importante tener en cuenta que muchas veces la seguridad se alcanza en un proceso de crecimiento personal basado en el autoconocimiento que tiene como resultado la madurez y una adecuada gestión emocional”, nos detalla Rebeca Cáceres, Doctora en psicología y psicóloga sanitaria, cofundadora y directora clínica de Tribeca Lifestyle

¿Qué rasgos tiene una persona emocionalmente segura?

  1. Se conocen bien a sí mismas. Se aceptan como son y se tratan bien: desde la compresión y la compasión.
  2. Tienen claro lo que quieren y lo que no quieren.
  3. Son asertivos.
  4. Afrontan las dificultades de una manera activa.
  5. Ponen límites a los demás cuando sienten que deben hacerlo.
  6. Confían en sus intuiciones.
  7. Toman las dificultades como desafíos. No suelen paralizarse por el miedo.
  8. Hacen una adecuada gestión de sus emociones.
  9. Tienen empatía hacia los demás y los toman en cuenta.
  10. Son personas que se cuidan y suelen ser felices consigo mismos.

Lee también: Sigue estos consejos para gestionar tus emociones de forma saludable

Objetivo, conseguir el bienestar emocional

Una de las dudas que nos surge es si conseguir la seguridad nos ayuda a llegar al objetivo del bienestar emocional. La experta lo tiene claro: “Sin duda. Las personas seguras tienen características propias, como las comentadas anteriormente, que les conducen de manera directa al bienestar”.

Lee también: Por qué es tan importante cuidar tu bienestar emocional

¿Es normal tener inseguridades?

Como decíamos, hay personas más inseguras que otras. Pero, al margen, tener inseguridades es algo muy habitual. “Lo más normal es tener inseguridades. Somos humanos. Lo importante es saber gestionar esas inseguridades”, matiza la experta. En el caso de que estas predominen, ¿qué estrategias tenemos a nuestro alcance para revertir la situación? “Lo más importante es conocernos y saber utilizar nuestros propios recursos. Los recursos de cada uno pueden ser muy variados, al igual que las dificultades que se tengan relacionadas con la inseguridad. Por ello, es importante conocerse. También es importante tener en cuenta que si esas dificultades nos hacen ser disfuncionales en alguna parte de nuestra vida (por ejemplo, pareja, trabajo, relaciones sociales…), lo más útil sería consultar a un profesional”, nos recomienda la experta.

Lee también: Así es como la ansiedad planea hacerse dueña de tu vida

Personas más o menos seguras, ¿dónde está la clave?

¿Qué es lo que hace que unas personas sean más seguras desde el punto de vista emocional que otras? Desde el punto de vista de la experta, lo más importante es el entorno en el que hayas crecido. “Eso significa fundamentalmente que si has crecido en una familia en la que se ha potenciado la seguridad, el bienestar y la autoestima, lo más probable es que seas un adulto seguro. Es fundamental también tener en cuenta cómo han sido las relaciones en el colegio y con los amigos de pequeño, si bien es cierto que si familia es un pilar básico que fomenta lo dicho anteriormente, lo normal es que las relaciones sociales y las establecidas en el colegio sean seguras”, nos dice. Y añade que todo esto es lo que potencia que en la edad adulta, una persona segura lo sea en el trabajo, en la pareja, en la familia y en las distintas áreas de la vida adulta.

“Las personas seguras tienen dificultades como todos pero saben resolverlas. No denotan inseguridad. Es importante establecer la diferencia, ya que la inseguridad suele hacer que algún aspecto de la vida se tambalee de forma crónica. Sin embargo, los seguros tienen dificultades pero las resuelven enseguida. Si alguno de estos pilares básicos de la infancia ha fallado o no se ha sabido gestionar bien, lo normal es que estemos ante un adulto que presenta inseguridad en alguna de las áreas de la vida adulta”, nos cuenta.

Lee también: Si quieres una vida más plena y feliz, cambia de hábitos y confía más en ti

Saber cómo afrontar los miedos

Le planteamos a la psicóloga si las personas emocionalmente seguras no tienen miedos o más bien saben cómo afrontarlos. “Sin duda saben cómo afrontarlos. Miedos tenemos todos. Es algo humano. La diferencia es que a las personas seguras se permiten sentir el miedo y eso hace que lo normalicen, no paralizándose por tanto ante las distintas situaciones que pueden provocarles el miedo”, nos dice.