¿Sabes qué rasgos de personalidad definen a una persona verdaderamente mala?

Narcisismo, maquiavelismo y psicopatía o lo que es lo mismo, la triada oscura de la personalidad, son los rasgos con los que podemos identificar a estos individuos, de los que es mejor alejarse, ya que pueden causar daños en las relaciones

Por Nuria Safont

En nuestra vida nos podemos encontrar con personas que pueden tener rasgos de personalidad que dificultan el trato con ellas. ¿Quién no ha conocido a alguien que se muestra, por ejemplo, arrogante, o egoísta, o también dominante o muy volátil? Sin embargo, conociéndolas y sabiendo cómo tratarlas se pueden incidir en sus fortalezas y minimizar esa forma de ser que nos puede resultar menos agradable. No obstante, hay otras que pueden ser muy dañinas, incluso, peligrosas, envenenar las relaciones y socavar nuestra autoestima si tenemos la mala suerte de toparnos con ellas. 

Existe un concepto en psicología denominado la 'triada oscura de la personalidad'. Los rasgos que definen a las personas que la sufren son el narcisismo, el maquiavelismo y la psicopatía. En definitiva, son las características que podríamos atribuir a una persona verdaderamente mala y tóxica, según la psicóloga Sandra Idri, de mundopsicologos.com.  Ahora bien, nadie nace con estos 'atributos'. De hecho, los expertos en psicología señalan que estas personas 'se hacen'. Pero ¿qué pasa en el desarrollo de estos individuos para que se conviertan en seres a los que nadie invitaría a cenar? 

- Leer más: Rasgos de una personalidad psicópata y signos que delatan

¿Qué es la triada oscura de la personalidad?

Como decíamos, narcisismo, maquiavelismo y psicopatía son las tres características de esta triada oscura. Se denomina 'oscura' debido a las cualidades malévolas de estos rasgos:

  • Narcisismo: las personas narcisistas suelen ser egoístas, arrogantes, jactanciosas, no tienen empatía y no soportan las críticas. 
  • Maquiavelismo: suelen ser personas carentes de principios morales, que buscan satisfacer sus deseos y necesidades a toda costa y manipulan a los demás. 
  • Psicopatía: además de la falta de empatía, la personalidad psicopática no tiene remordimientos, es manipuladora y antisocial. Eso sí, es importante recordar que tener rasgos psicópatas no tiene que ver con ser un psicópata con comportamientos criminales. 

- Leer más: Trastorno de personalidad perversa y narcisista: señales que la delatan

¿Cómo podemos identificar a estas personas?

Se trata de personas potencialmente peligrosas, además de tóxicas. Puesto que los individuos que cuentan con esta triada oscura de la personalidad, "tienen a manipular y utilizar a las personas para satisfacer sus propios deseos sin importarle si con esto dañan a otros. Asimismo, al ser narcisistas  "suelen alimentar su ego con la admiración de los demás y, por último, debido a su personalidad psicopática tienden a controlar su entorno, incluyendo la impulsividad como rasgo de su carácter", afirma la experta.

"Debido a que a esta triada les une la carencia de empatía, las personas con las que se relacionan pueden experimentar sufrimiento". 

- Leer más: Test de personalidad: ¿Sufres alexitimia o ausencia de sentimientos?

¿Cómo se diagnostica?

La triada oscura no se trata de una enfermedad que esté descrita en el manual de diagnóstico oficial, el DSM-5, la 'biblia' que todos los psiquiatras y psicólogos utilizan para poder diagnosticar una patología o un problema de salud mental. Lo que sí podría asemejarse a un trastorno antisocial, también conocido como sociopatía, que sí esta descrito en el DSM-5. Las personas que lo sufren ignoran las reglas, los sentimientos de los demás, manipulan y carecen de empatía, son agresivas y muestran mucha hostilidad

Normalmente, los individuos que cumplen con las características que definen la triada oscura de la personalidad "no son conscientes del daño que pueden causar, o si lo son, les compensa, porque suelen priorizan sus deseos al sufrimiento de los demás", señala Idri. 

Además, se  puede tardar un tiempo en identificar estos rasgos de personalidad, pues en general, "son personas inteligentes que adornan sus tendencias y juegan a veces al “una de cal y otra de arena”, añade la experta en psicología. 

- Leer más: Test de personalidad: ¿eres una persona agresiva o irascible?

¿Cómo es la convivencia?

Lo que está claro es que las personas que conviven con estos individuos suelen experimentar relaciones no equilibradas, donde la sensación es de desgaste emocional, tensión constante como mínimo y maltrato psicológico, e incluso físico, en el peor de los casos. 

No suele ser posible ayudarles a cambiar, puesto que estas personas no suelen aceptar que son así ni lo ven como un problema. Para protegernos, lo mejor que se puede hacer es tratar de mantener la distancia. Pero si esto no es posible, hay que tratar de no seguirles el juego patológico que intentan. "De esa manera no podrán reiterar su personalidad dañina y tenderá a desaparecer, o se buscarán a otra persona con la que desarrollarlas".

La experta concluye señalando que "hay que tener muy en cuenta, a modo preventivo, cómo educamos a nuestros hijos e hijas pues todos estos rasgos son aprendidos".

- Leer más: Este test de personalidad te ayudará a saber cómo está tu autoestima