medicamentos

¿Qué debes saber sobre los tratamientos con corticoides?

Se utilizan mucho con tratamiento antiinflamatorio, y hay que tomarlos siempre bajo prescripción médica

por Pilar Hernán

Seguro que has oído hablar de ellos en alguna ocasión, pues son uno de los medicamentos a los que los especialistas recurren para abordar el tratamiento de un buen número de patologías. “Los corticoides son un grupo de hormonas que produce nuestro cuerpo de forma natural en las glándulas adrenales. Participan regulando el sistema inmunológico, cardiovascular y metabólico. Cuando hablamos de corticoides como medicamentos se trata de análogos sintéticos de estas hormonas”, nos comienza explicando la doctora Marina de los Riscos, especialista en Reumatología de los hospitales Sanitas La Zarzuela y Sanitas Virgen del Mar.

¿Cuándo están recomendados los tratamientos con corticoides? La doctora nos explica que los corticoides tienen múltiples aplicaciones en ficha técnica, siendo la más utilizada como antiinflamatorios. “Se utilizan en la práctica diaria para el tratamiento de enfermedades reumáticas, dermatológicas, infecciosas, digestivas, y son claves en el tratamiento de pacientes asmáticos y alérgicos. También se utilizan para controlar el sistema inmune y prevenir así el rechazo en pacientes trasplantados”, nos detalla.

Lee también: Asma: síntomas, causas y consejos para sobrellevar esta enfermedad crónica

¿Hay distintos tipos de corticoides?

Según nos explica la doctora De los Riscos, a grandes rasgos dividimos los corticoides en dos subgrupos: glucocorticoides y mineralocorticoides

-Los glucocorticoides se producen en la corteza suprarrenal, el más importante es el cortisol. Estos son los más utilizados en Reumatología, ya que participan en funciones metabólicas, inmunológicas y antiinflamatorias.

-Los mineralocorticoides se producen en la zona glomerular de la glándula adrenal, siendo el más importante la aldosterona. Regulan el metabolismo hidrosalino.

Precauciones y posibles efectos secundarios

Le preguntamos a la doctora qué precauciones hay que tener cuando seguimos un tratamiento con esta medicación. “Por norma general recomendamos tomar la tensión arterial en pacientes hipertensos y realizar una mayor vigilancia de la glucemia en pacientes diabéticos”, nos comenta. ¿Y cuáles son los posibles efectos secundarios de un tratamiento con corticoides? “Los efectos secundarios van a depender en gran parte de la dosis utilizada y la duración del tratamiento. Pacientes con dosis medias-bajas y tratamientos a corto plazo no suelen tener ningún efecto adverso. Sin embargo, en paciente que requieren un uso continuado o dosis elevadas tienen más riesgo de desarrollar: diabetes, osteoporosis, enfermedades cardiovasculares, hemorragias, edemas, depresión, acné, hirsutismo, cataratas, glaucoma, mala cicatrización de las heridas…”, apunta.

Lee también: Estos son los medicamentos que pueden hacer que engordes

¿Hay ocasiones en las que están contraindicados?

Tal y como nos confirma la especialista, están contraindicados en pacientes que tengan hipersensibilidad a los corticoides, infecciones activas de tipo micóticas o tuberculosis, así como úlceras sangrantes activas. “En el embarazo se pueden administrar pero siempre bajo la indicación de un facultativo”, matiza. Y es que deja claro que es fundamental seguir las recomendaciones de los médicos para comenzar y suspender un tratamiento con corticoides. “En todos los medicamentos debería ser así, pero en el caso de los corticoides es muy importante saber que si se suspenden de forma brusca se puede provocar una insuficiencia suprarrenal que podría derivar en un cuadro grave, comprometiendo la vida del paciente, por lo que se debe seguir al pie de la letra las indicaciones del médico que los prescribe”, concluye.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie