doctora en consulta

Entrevista

Apunta todo lo que debes saber sobre las hormonas femeninas

Un posible desequilibrio hormonal puede influir en muchos aspectos relacionados con nuestra salud, desde nuestro peso, hasta nuestro estado de ánimo

por Pilar Hernán

‘Eso es cosa de las hormonas’. Seguro que has escuchado esa frase en alguna ocasión. Pero, ¿realmente cuál es el papel de las hormonas? ¿Cómo influyen en nuestra salud? Lo cierto es que sabemos que están ahí, pero tal vez no tenemos muy claro a qué se dedican ni en qué medida puede llegar a afectarnos un desajuste o un cambio hormonal, como el que se produce, por ejemplo, tras dar a luz. Pero su influencia es tal, que incluso afectan a nuestro peso o nuestro estado de ánimo. Por eso, hemos hablado con Xevi Verdaguer, psiconeuroinmunólogo, divulgador científico y fisioterapeuta, para que nos detalle todo lo que debemos saber sobre las hormonas femeninas.

Lee también: ¿Qué hormonas están relacionadas con el aumento de peso?

Para que lo entendamos de forma sencilla, ¿qué son las hormonas?

Las hormonas son mensajeros químicos que regulan nuestro crecimiento y fertilidad, nuestro estado de ánimo, inmune y nuestro equilibrio endocrino. Las hormonas y otros inmunomensajeros intervienen en el mantenimiento de nuestra salud, pero cuando están desequilibradas nos predisponen a padecer enfermedades que a veces son más frecuentes en el sexo femenino y otras en el sexo masculino. Es posible que alguna vez hayas oído a personas que toman medicamentos, hormonas, para tratar por ejemplo enfermedades autoinmunes, como la diabetes tipo 1, la artritis o problemas de tiroides, fertilidad u osteoporosis… como puedes ver estos son órganos muy distintos que pueden precisar de ayudas hormonales.

¿Realmente tienen un papel tan importante las hormonas en nuestra salud? ¿Cuál es su función?

La fabricación hormonal está muy influenciada por nuestra alimentación, especialmente en la absorción de los nutrientes, así como del ejercicio físico, gestión del estrés y los ritmos circadianos. Todos somos capaces de regular nuestras hormonas y de lo contrario. Las hormonas sexuales femeninas y los estrógenos, especialmente, tienen un papel muy importante modificando la microbiota intestinal, la sensibilidad al dolor y regulando nuestro estado de ánimo. Así, es muy habitual observar que las mujeres con exceso de estrógenos son las mismas que padecen dolores menstruales, problemas de estreñimiento, dolores crónicos, dolor de cabeza o enfermedades autoinmunes y ansiedad.

Lee también: ¿Qué impide que las mujeres con menopausia tengan mejor calidad de vida?

Cuando hablamos de que 'es cosa de las hormonas', ¿realmente estamos en lo cierto, son tan determinantes en el estado de salud de la mujer?

Efectivamente, son muy determinantes en la salud de las mujeres y, por supuesto, también de los hombres. Es curioso observar a hombres con un exceso de estrógenos que tengan acúmulo de grasa en la zona de los pechos y síntomas como hemorroides, varicocele en los testículos y también problemas digestivos y dificultades por adelgazar.

Influyen desde en el metabolismo hasta en el estado de ánimo, ¿no es así?

Así es, el exceso de estrógenos aumenta la fabricación de hormonas de estrés y se co-relaciona con problemas de ansiedad, fobias e irritabilidad. En cambio, la falta de estrógenos, una situación que nos podemos encontrar durante la menopausia, condicionará niveles más bajos de serotonina, gaba y menor actividad opiácea, neurotransmisores que provocarán, cuando estén bajos, depresión o bajo estado de ánimo, insomnio y problemas de sofocos y memoria o despistes.

Lee también: ¿Qué efectos psicológicos tiene el verano en nosotros?

¿Cómo podemos saber si nuestras hormonas están actuando de forma correcta?

Si los síntomas que hemos comentado antes no han sido suficientemente reveladores, también podemos detectar un desequilibrio hormonal, por ejemplo, con irregularidad menstrual, con falta de energía al levantarte por la mañana, con estreñimiento que tal vez mejore durante los días del sangrado menstrual, con debilidad de las uñas y el pelo, o tal vez sencillamente porque estás constantemente cansado o con dolores recurrentes.

¿Qué síntomas nos pueden dar señales de que una mujer tiene un desequilibrio hormonal?

Es muy evidente que hay un desequilibrio hormonal cuando en la época fértil el ciclo hormonal se vuelve irregular o incluso pasas meses sin ovular y sin menstruar. También hay signos menos conocidos como el dolor menstrual, dolor de cabeza, irritabilidad o tristeza o retención de líquidos y sensibilidad mamaria con la menstruación, también los sangrados menstruales largos y con coágulos o el exceso de flujo vaginal. Todo esto no es normal, recuérdalo. Porque esto suele acompañarse de problemas autoinmunes, miomas, dificultad por adelgazar y un estreñimiento que mejora durante los días de la regla.

¿Cómo nos afectan a las mujeres los cambios hormonales y qué hormonas suelen estar implicadas en ellos?

Los estrógenos, la progesterona y la testosterona son las hormonas sexuales que cuando están equilibradas con nuestros hábitos de vida pueden mantener nuestra salud y cuando se desequilibran provocar problemas que se manifiestan durante el ciclo hormonal como hemos dicho, afectando a la fertilidad y también en la salud intestinal, inmune y anímica.

¿Qué podemos hacer para sobrellevar mejor esos cambios?

Una dieta rica en vegetales y el ejercicio físico en horas de sol son una buena manera de empezar. Yo siempre recomiendo hacer un desayuno vegano con pan de trigo sarraceno untado con taina (o una crema de frutos secos) y medio aguacate con aceite de oliva (u olivada) para poder pensar "con este desayuno este mes he hecho 30 cositas bien para mejorar mis hormonas".

¿Qué patologías se pueden producir por una alteración o un mal funcionamiento de nuestras hormonas?

Alteraciones digestivas como el colon irritable, estreñimiento, migrañas, fibromialgia, dolor de cabeza y en la mandíbula, ovarios poliquísticos o enfermedades autoinmunes.

Lee también: Fibromialgia: síntomas de esta enfermedad que causa dolor y malestar anímico

Lee también: La dieta que puede ayudarte si sufres ovarios poliquísticos

¿Piensa que no les prestamos la importancia que merecen a nuestras hormonas?

A lo largo de nuestra vida siempre aparece el gran momento, el momento que empiezas a preguntarte si estos problemas que se suelen repetir son normales o no. Y cuando haces el clic, ya lo tienes, ahora tienes toda la vida por delante para ocuparte en mejorar tu salud y no solo en reducir el síntoma. Tal vez, estas líneas que estás leyendo llegan en un buen momento para algunas personas.

¿Piensa que aún se abordan los problemas de salud de forma aislada, sin tener en cuenta que puede haber muchos aspectos implicados?

Los tratamientos alopáticos son indispensables para tratar los síntomas e incluso salvan vidas o ayudan a que tengas un mejor día, pero no resuelven el mecanismo por el cual se han desencadenado. La psiconeuroinmunología es la disciplina que integra el estudio de la interacción de estos aspectos de la salud y ofrece respuestas personalizadas para mantenernos sanos o encontrar el origen de nuestro problema de salud.

Lee también: ¡Atenta! Estas son las enfermedades que puedes heredar de tus padres

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie