mujer con un lazo de lucha contra el cáncer y mascarilla

Día Mundial Contra el Cáncer

'Debemos transmitir a la población la necesidad de continuar con sus consultas de prevención'

Hablamos con dos oncólogos sobre cómo han afrontado estos duros meses de pandemia de la COVID-19, así como sobre los retos y desafíos en la investigación de esta enfermedad.

por Pilar Hernán

Cada 4 de febrero marcamos la fecha en el calendario para recordar que se conmemora el Día Mundial Contra el Cáncer. Un día. Una fecha. Pero hay profesionales que saben que todos los días tienen que ponerse manos a la obra contra esta enfermedad que, cada año, afecta a miles de personas. Investigadores, oncólogos, psicólogos, voluntarios… todos ponen lo que está en su mano para intentar hacer más fácil la vida de los pacientes. Sí, hemos dejado además atrás un año en el que la COVID-19 parece haberlo monopolizado todo. Pero el cáncer sigue ahí. Y queda mucho trabajo por hacer. La pandemia lo ha cambiado casi todo, ha puesto nuestro mundo patas arriba, también, en cierto modo, para los enfermos de cáncer.

“Los pacientes, como en el fondo cada uno de nosotros, lo han vivido como una preocupación adicional a su situación. Pero, a la vez, en la inmensa mayoría de los casos, como son personas acostumbradas a superar dificultades, preocupándose incluso más por sus familias que por ellos mismos”, nos cuenta el doctor Antonio Cubillo, director de HM CIOCC y Jefe del Servicio de Oncología Médica y miembro del Comité Científico de la Fundación INTHEOS, que lleva 10 años apoyando la investigación contra el cáncer. “Lógicamente, los pacientes oncológicos están viviendo la pandemia con preocupación al ser población de riesgo. Pero eso se ha traducido en una conducta muy responsable tanto de los pacientes como de sus familiares, puesto que están muy concienciados y toman todas las medidas de protección de forma ejemplar”, nos cuenta, por su parte, la doctora Paloma Peinado, adjunta del Servicio de Oncología Médica de HM CIOCC, en la Unidad de Tumores Gastrointestinales, que añade que la relación de los oncólogos con sus pacientes es muy especial, casi familiar. “Y como tal, en estos momentos, al igual que nos pasa con nuestras familias, tendemos a estar más cerca y presentes que nunca”, nos dice.

Lee también: Cáncer y coronavirus: ¿qué precauciones tienen que tener los pacientes oncológicos?

Adaptarse a una situación nueva en tiempo récord

Los profesionales y los pacientes no fueron ajenos a esta situación y vieron cómo en marzo casi todo se paralizó, y el confinamiento y el colapso de los hospitales sin duda podía llegar a influir en el seguimiento y el tratamiento de los pacientes oncológicos. “Ha dependido mucho de la incidencia en cada región según las distintas etapas de la pandemia y la organización de cada centro. Nosotros en HM CIOCC mantuvimos la dinámica normal de tratamientos en hospital de día, para que ningún paciente sufriera ningún retraso en su tratamiento. Mientras que las revisiones trimestrales o semestrales de los pacientes, las realizamos por videoconsulta”, nos detalla el especialista. Coincide la doctora Peinado, que nos cuenta que “afortunadamente, pudimos seguir tratando con seguridad a los pacientes en tratamiento con quimioterapia. Y para minimizar el riesgo del resto de pacientes, las consultas que no precisaran la atención presencial se realizaron por videoconsulta. Esta reorganización, que se tuvo que hacer a contrarreloj, hizo posible que se pudiese asegurar una continuidad en la atención a nuestros pacientes”. La doctora añade que la oncología es una especialidad peculiar. “Nuestros pacientes necesitan una atención muy continuada y afortunadamente durante la pandemia creo que hemos trabajado muy duro para crear circuitos seguros que nos han permitido no desatenderlos en ningún momento”, nos cuenta.

“Creo que hemos aprendido a organizarnos con celeridad en estos meses, de forma que a los pacientes oncológicos que están en tratamiento activo no les impacten las sucesivas olas de la pandemia, tampoco a los que están en pleno proceso diagnóstico. Podría seguir impactando el hecho de que el paciente no acudiera a tiempo, cuando nota los primeros síntomas, pero creo que gran parte de la población ya es consciente de que deben acudir al médico si hay síntomas sospechosos de un proceso tumoral”, nos cuenta el oncólogo.

Lee también: Cáncer linfático: tipos, síntomas y diagnóstico precoz

Menos diagnósticos debido a la pandemia

Pero, lo cierto es que no se puede negar la incidencia de una pandemia como la que estamos viviendo en otras patologías, caso del cáncer. Un dato preocupante es que se ha observado una disminución de la actividad diagnóstica de cáncer en citologías (30%) y biopsias (23,5%). “Siempre nos preocupa este fundamental aspecto del diagnóstico precoz de los procesos tumorales y en este escenario, debemos transmitir a la población la necesidad de continuar con sus consultas de prevención lo antes que sea posible”, nos cuenta el doctor Cubillo. “Efectivamente, el diagnóstico de pacientes es lo que más se ha resentido en esta pandemia, tanto por el colapso de los hospitales como por el propio miedo de los pacientes a acudir a los centros sanitarios. Es importante que se recupere cuanto antes la confianza y los circuitos de diagnóstico precoz”, cuenta la doctora Peinado.

Y es que los expertos insisten en la necesidad de no demorar las consultas por miedo a la COVID-19. “En HM hemos trabajado muy intensamente para hacer de nuestros hospitales, lugares seguros para los pacientes, sus familiares y los profesionales. Aunque la seguridad total no existe, en la actualidad recomendamos que los pacientes se realicen sus procedimientos y pruebas diagnósticas al ritmo habitual, con contadas excepciones en los momentos puntuales de incidencia máxima global en la pandemia”, cuenta el doctor Cubillo.

Lee también: Supervivientes de cáncer: ¿cómo enfrentarse al miedo?

El importante papel de la telemedicina

Por otro lado, a lo largo de los meses de la pandemia, también hemos visto cómo se ha reforzado la telemedicina, aprovechando las posibilidades que nos han brindado las nuevas tecnologías. “Es claramente beneficiosa, especialmente, en nuestro caso para los pacientes que se desplazan a HM CIOCC desde otros puntos de España o desde el extranjero. A la vez, somos mucho más eficaces cuando con anterioridad ya conocemos al paciente de una consulta 'física' anterior”, nos cuenta el doctor Cubillo. Coincide su colega, la doctora Peinado, para quien la telemedicina ha sido uno de los grandes avances y aliados en esta pandemia. “Es cierto que muchos de nuestros pacientes, los que tienen que recibir tratamiento, han de acudir al hospital. Pero existe otro grupo que ya fueron tratados de cáncer y que en la actualidad sólo siguen consultas de revisión. En estos casos, la videoconsulta ha sido una alternativa excelente para disminuir la afluencia al hospital, disminuyendo el riesgo de contagio, y a la vez para asegurar la continuidad en la asistencia para todos nuestros pacientes”, nos detalla la doctora. Eso sí, matiza que, a día de hoy, y con la trayectoria de la pandemia, se ha de poder atender a los pacientes con COVID-19 sin desatender otras enfermedades coexistentes. “En el caso de los pacientes con cáncer, es fundamental que se puedan hacer pruebas de imagen, endoscopias, biopsias y todos los procesos necesarios para el diagnóstico”, añade.

Lee también: ¿Qué es la salud digital y qué beneficios tiene?

La relación médico-paciente, vital

Y es que la COVID-19 lo ha monopolizado casi todo, pero el cáncer no para. “Así ha sido en parte, sobre todo a nivel de los medios de comunicación global, pero creo que en un tiempo de unos meses, a medida que avance el porcentaje de población vacunada y los contagios disminuyan, se volverá a una situación habitual. Por otro lado, los médicos nos hemos seguido preocupando de cada uno de nuestros pacientes y los oncólogos, claro, de cada uno de sus pacientes con cáncer y de continuar con la investigación”, nos explica el doctor Cubillo, que apunta a que el compromiso personal de los oncólogos con cada uno de sus pacientes es en general, muy fuerte. “La relación médico-paciente que establecemos es una responsabilidad y un servicio que, por vocación, no abandonamos nunca. Creo que incluso en los momentos más difíciles de esta pandemia, hemos siempre buscado los medios para que nuestros pacientes estuvieran bien atendidos”, nos cuenta el miembro del Comité Científico de INTHEOS. Y la doctora Peinado hace mención a un aspecto muy importante: la investigación. “La COVID-19 ha monopolizado fundamentalmente la información y, en un momento dado, también la investigación. Pero en la actualidad ya hemos reanudado con normalidad la investigación en cáncer, que tan importante es para seguir avanzando en la atención a nuestros pacientes”, nos cuenta.

Buscar siempre el lado positivo

Les preguntamos a los doctores cuál ha sido el mensaje que más les han transmitido a sus pacientes a lo largo de estos meses tan complicados. “El mensaje que yo he trasmitido a mis pacientes y ellos a mí, es que, a pesar de todo, las personas tenemos una asombrosa capacidad de sobreponernos a las dificultades e, incluso en este tipo de situaciones, saborear los momentos de alegría que nos proporciona la vida”, nos cuenta el doctor Cubillo. Hay que seguir remando, tal y como coincide la doctora Peinado: “Hay que seguir luchando día a día, adaptándose a la situación y sacando el lado positivo de las cosas”.

Y es que, entre tantas malas noticias que nos rodean, lo cierto es que seguro que a lo largo de estos meses tan difíciles, los profesionales han visto cómo pacientes suyos han superado la enfermedad. Esto no hace sino llamar al optimismo. “Sí, un optimismo realista. Pero sí, para un oncólogo es una inmensa alegría, cuando un paciente se ha curado de su enfermedad y uno ha colaborado a ello. Es lo que nos mueve…”, cuenta el doctor Cubillo. “Desde luego, siempre es importante, y ahora aun más, proporcionar a nuestros pacientes, por un lado, las terapias y medios diagnósticos más avanzados y por otro, atenderlos como lo que son, personas únicas e irrepetibles, con su nombre y apellidos, su familia, sus amigos…”, añade el oncólogo.

¿Qué nuevos desafíos y retos ha planteado la COVID-19 en relación a la lucha contra el cáncer?

Sin duda, la principal es que ha habido que adaptarse de forma muy rápida y continuar. Así, los expertos en oncología han desarrollado la capacidad de adaptación en tiempo récord para mantener con seguridad la asistencia a los pacientes y la investigación. “Como he comentado, sobre todo, aprender a organizarse mejor y más rápidamente para seguir atendiendo a nuestros pacientes de manera óptima”, nos detalla el doctor.

No dejar de investigar

Para finalizar, siempre queremos lanzar un mensaje de optimismo. Sabemos que la investigación no cesa y que se siguen dando pasos en la lucha contra el cáncer, y les preguntamos a los expertos cuáles son los más destacados, cuál es la perspectiva para este 2021 desde el punto de vista de la lucha contra el cáncer. “Seguiremos avanzando en los tratamientos ‘personalizados’, gracias a los avances en secuenciación genética y en biopsia líquida. Probablemente en unos años también usaremos estas técnicas para la detección precoz de tumores, que es la mejor arma para combatir la enfermedad. Y sin duda, habrá progresos en los tratamientos de inmunoterapia que tanto han revolucionado la oncología en los últimos años”, nos detalla la doctora.

“En mi opinión en los próximos cinco años haremos realidad los test moleculares de diagnóstico precoz, la aplicación generalizada de la detección de mínima enfermedad residual a nivel molecular, nuevas formas de inmunoterapia, especialmente celular y el tratamiento eficaz de algunas proteínas mutadas que se encuentran en distintos tumores. A la par de estos adelantos tecnológicos, es completamente fundamental que preservemos una relación médico-paciente sana. Que el paciente pueda confiar siempre en que su médico buscará siempre su bien, en el sentido de curar, aliviar y cuidar, valorando su vida, como hemos aprendido de nuestros mayores”, concluye el doctor Cubillo.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie