gambito

¿Por qué el juego de 'Gambito de Dama' es un gran ejercicio mental?

El ajedrez es uno de los juegos de mesa más interesantes para practicar nuestra agilidad mental y para aumentar la plasticidad cerebral, así como para luchar contra enfermedades como el alzhéimer

por Nuria Safont

'Gambito de Dama' es una de esas series que enganchan. No solo por su protagonista, Beth Harmon, interpretada por Anya Taylor-Joy, sino por el juego que practica. Es también una de esas series televisivas que generan movimientos. La serie ha supuesto un auge en el mundo del ajedrez. La venta de juegos de ajedrez en eBay creció un 250% y las búsquedas de Google de "cómo jugar al ajedrez" fueron las más altas en nueve años. Además, el numero de jugadores en Chess.com tuvo 2.5 millones de nuevos usuarios inscritos sólo en noviembre, detalla Alberto Chueca, maestro internacional, entrenador y jugador profesional de ajedrez. 

- Leer también: Gambito de dama: su éxito, explicado

Los beneficios del ajedrez

"El ajedrez es una de las actividades que más ayuda a ejercitar la mente. Algunos de estos beneficios son el desarrollo de la creatividad y la imaginación a través del cálculo de variantes, la memorización, la cual es ejercitada constantemente, la paciencia para poder afrontar partidas de competición de hasta cinco horas y la concentración en el diseño de planes estratégicos", explica. Según continúa el ajedrecista, que ofrece clases online, este juego de mesa también estimula ambos lados del cerebro y al tener que interactuar con otra persona, la socialización. A su vez, es un deporte practicado de forma individual por lo que también enseña independencia y mejora la toma de decisiones.

Como vemos, el ajedrez es un juego fascinante y la miniserie 'Gambito de Dama' está ayudando a muchos a descubrirlo e iniciarse en esta disciplina, algo que, sin duda, redundará en una mejor salud mental. Y es que, como explica este ajedrecista, "a nivel sanitario, existen asociaciones y programas que utilizan el ajedrez para prevenir el alzhéimer o luchar contra el TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad)". 

- Leer también: Ajedrez: un deporte para alargar la vida de tu memoria

Una actividad apta para todo el mundo 

Si te estás preguntado si puedes empezar a aprender a jugar al ajedrez, la respuesta es sí. Es más, te diríamos que no lo dudes, gracias a todos sus beneficios. "Hoy en día todos entendemos la importancia de la realización de actividades físicas, ya sea en gimnasios o al aire libre. Los beneficios para la salud asociados a éstas son innumerables. Sin embargo, no se le da tanta importancia al hecho de ejercitar la mente cuando es la clave de nuestras vidas, aunque sí que es cierto que esta tendencia se está revirtiendo notablemente en las últimas décadas", recuerda Alberto Chueca. 

Pero si dudas porque consideras que ya no tienes edad o te da miedo no ser capaz de aprenderlo, inténtalo, porque te sorprenderás. "Antiguamente, el ajedrez estaba asociado erróneamente a ser una actividad diseñada para gente muy inteligente. Ya se ha desterrado esa idea y se conoce que cualquier persona puede jugar al ajedrez y es el ajedrez la herramienta que transforma a las personas desarrollando sus capacidades mentales. No son las personas inteligentes las que juegan al ajedrez sino que la práctica del ajedrez hace que las personas desarrollen todo su potencial mental", asegura este especialista en el tablero. 

El profesor, asegura, además que después de una década dedicado a enseñar ajedrez a una gran cantidad de alumnos y entrenando actualmente a una campeona mundial 'sub10' podría decir que el 98% del nivel de ajedrez que uno posee se puede adquirir a través del aprendizaje, el trabajo constante y la práctica. Es sólo un 2% lo que correspondería a talento natural, biológico o innato. De aquí podríamos concluir que se puede llegar incluso a la élite sin tener talento innato. Esa virtuosidad innata que no depende de nosotros mismos es muy reducida y sería la diferencia entre estar en la élite y ser campeón mundial.

- Leer también: Ajedrez, damas y otros juegos con los que entrenar tu inteligencia

El ajedrez no entiende de edades

Por tanto, si te ha gustado tanto Gambito de Dama que quieres empezar a aprender esta técnica, hazlo. Tengas la edad que tengas. Y es que, como explica el ajedrecista, "es un deporte que se puede practicar a cualquier edad. Como curiosidad, se han visto varios casos donde han competido en torneo oficial una persona de 5 años contra una de 95, algo que difícilmente sucede en otros deportes. A partir de 4 y 5 años ya se puede empezar a reconocer las piezas, enseñar las reglas básicas y movimientos y a partir de los 5-6 años los niños ya pueden empezar a calcular posiciones y combinaciones de 1 jugada para ir posteriormente calculando 2 e ir sumando dificultad progresivamente. A través del reconocimiento de patrones tácticos, van asociando ideas que se repiten en numerosas posiciones".

Por último, si estás interesado en aprender y mejorar rápidamente en ajedrez hay tres factores fundamentales que Alberto Chueca enumera y explica:

  • El primero es la asesoría y metodología de un profesional. El apoyo de un entrenador de ajedrez es clave, sobretodo en aquellas partes de comprensión conceptual. La parte más práctica como el cálculo o la táctica sí se puede trabajar de forma más individual. Prácticamente, todas las personas que compiten en ajedrez, incluso, en torneos de poco nivel dan clases regularmente o tienen un entrenador detrás.
  • El segundo factor sería la constancia. Como en cualquier disciplina, sólo se pueden lograr grandes mejoras cualitativas si se está activo y se entrena de forma regular.
  • Y por último, el interés, que pondría incluso por encima del talento. Si un alumno tiene interés, facilita el trabajo al entrenador y los conceptos se adquieren más rápidamente.

- Leer también: Construye una bonita mesa de ajedrez 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie