hipo

Remedios caseros

¿Va de sustos? Este sí es el mejor truco para acabar con un ataque de hipo

Cuándo conozcas qué resulta más eficaz para acabar con el hipo, comprenderás el por qué de los remedios caseros de la abuela.

por Nuria Safont

Si buscas un remedio casero y natural para acabar con el hipo, tenemos uno que sí funciona. Y es algo tan sencillo que se te irá en cuanto lo conozcas, si es que estás buscando información para terminar con ese molesto ataque de hipo. Es más, esta solución es tan eficaz que, a raíz de ella, se han popularizado otros remedios como beber boca abajo, dejar de respirar unos segundos o, el más famoso de todos: que alguien te dé un susto, algo muy apropiado en este fin de semana de Todos los Santos. 

Antes de repasar los remedios más eficaces o, al menos, más conocidos contra el hipo, vamos a ver por qué se produce y comprenderás el por qué de estos remedios caseros. 

- Leer también: Remedios caseros para combatir la congestión nasal

¿Qué es el hipo? 

Se trata de un movimiento reflejo en espasmos que se produce en el diafragma (la pared que se encuentra entre el pecho y el abdomen). Se produce cuando el aire entra repentinamente en los pulmones y hace que las cuerdas vocales se cierren rápidamente. Entonces escuchamos ese sonido tan característico del 'ataque' de hipo, nos explican los expertos del Hospital de Winchester, en Israel. 

Esta entrada de aire repentina y, por lo tanto, el hipo puede estar causado por tomar bebidas con gas, beber demasiado alcohol, tragar aire al ingerir los alimentos rápido y no masticar, aunque también puede estar causado por algunas enfermedades del sistema nervioso central, como la esclerosis múltiple o un ictus

En la sabiduría popular, existen numerosos remedios caseros para acabar con el hipo. Sin embargo, no hay investigación médica al respecto, por lo que ninguno de ellos está avalado científicamente. Eso sí, se ha observado que sirve distraer o estimular el nervio vago, explican desde el mismo centro hospitalario, o alterando los niveles de dióxido de carbono en sangre, es decir, cortando, solo por unos segundos, el suministro de oxígeno. Por tanto, remedios como dejar de respirar o recibir un susto, podrían estar justicados. Además, dicen los expertos, distraernos también puede ser útil. De hecho, mienras preparamos estos remedios, es muy probable que se nos haya ido el hipo.  

- Leer también: Retención de líquidos: los mejores remedios caseros para combatirla

Los remedios caseros para el hipo que seguro te funcionan 

Seguramente hay tantos remedios naturales para el hipo como abuelas. Y la mayoría, como decíamos, tienen un denominador común, mientras los llevas a cabo, te distraes, ya que algunos trucos son tan difíciles que exigen un grado máximo de concentración. Estos son algunos de los que puedes poner en práctica y que te facilitan desde Thyssennkrupp Home Solutions

  • Contener la respiración, para ello inhalaremos una buena cantidad de aire y lo retendremos unos 15 segundos para después expulsarlo lentamente.
  • Respirar dentro de una bolsa de papel de manera lenta y profunda. Ojo, no hay que hacerlo en una bolsa de plástico.
  • Hacer gárgaras con agua fría durante unos segundos.
  • Tomar una cucharada de vinagre blanco.
  • Apretar la nariz con los dedos mientras se beben pequeños sorbos de agua.
  • Beber agua muy fría o chupar un hielo durante unos segundos.
  • Sentarnos en una silla, acercar el pecho a los muslos y tratar de tocar el suelo con las manos.
  • Tomar una cucharada de azúcar.
  • Taparse los oídos con los dedos mientras se sorbe agua de un vaso con una pajita.
  • Tumbarnos boca arriba y acercar nuestras rodillas hacia nuestro pecho.
  • Morder un lápiz de manera horizontal entre los dientes y beber agua de un vaso con el lápiz en nuestra boca.
  • Uno un pelín complicado, beber agua de un vaso, pero por el extremo contrario al que lo haríamos normalmente, esto nos obligará a doblarnos hacia delante mientras lo hacemos para no derramar el líquido... ¡mejor ensayarlo primero sin hipo!
  • Distraerse. El hipo normalmente desaparece por sí mismo cuando dejamos de pensar en él, por lo que el mejor remedio suele ser concentrarnos en otra cosa, el famoso susto es precisamente eso, una distracción.

- Leer también: Remedios caseros para el dolor de garganta

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie