Chicas corriendo en cinta

'Fitness'

Ventajas y desventajas de la cinta de correr

Las máquinas de cardio más codiciadas en los gimnasios son idóneas para iniciarse en el 'running' y mejorar la técnica de carrera

por Gtresonline

Teletrabajo, rutinas de entrenamiento improvisadas, distancias de seguridad, mascarillas, higiene de manos, mamparas protectoras… La pandemia del coronavirus ha transformado por completo nuestro estilo de vida. Desde que el Gobierno decretara el estado de alarma para hacer frente a la crisis sanitaria, un importante número de personas se propusieron no perder la forma física y no dudaron en adquirir todo tipo de materiales para tonificar los diferentes músculos del cuerpo: bandas elásticas, mancuernas y kettlebells, bicicletas estáticas y ¡cintas de correr! Son muchos los runners que, ante la imposibilidad inicial de pisar el asfalto, han continuado sumando kilómetros desde casa. Pero, ¿cuáles son las ventajas y desventajas de correr en cinta?

Leer: 'Running': todo lo que debes tener en cuenta para volver a correr tras la cuarentena

Puntos positivos

Las máquinas de correr son especialmente recomendables para los corredores principiantes, runners que desean mejorar su técnica o para todos aquellos que quieren ponerse en forma y perder peso.

  • El tiempo no es excusa: Una de las principales ventajas de las cintas de correr, las máquinas de cardio más codiciadas en los gimnasios, es que no importa el clima que haga en el exterior. Esto es especialmente importante en invierno, cuando los termómetros registran bajas temperaturas, así como en la época estival, cuando el calor puede convertir la carrera en una verdadero odisea. 
  • Más seguridad y menos lesiones: En la inmensa mayoría de ocasiones, al correr en la calle tenemos que estar atentos al tráfico, a los peatones o simplemente al terreno, que puede provocar que tropecemos. Además, a pesar de que muchas personas piensan que correr en máquina 'destroza' las articulaciones, el impacto sobre la cinta es mucho menos agresivo que sobre el asfalto. Las cintas de correr son muy positivas para todos aquellos que deseen iniciarse en el running y aprender correctamente la técnica. 
  • Métricas: ¡Toda bajo control! Las cintas están provistas de un sinfín de herramientas que nos permiten medir diferentes parámetros de nuestros entrenamientos. Se puede realizar un trabajo de series medido, tanto en tiempo como en velocidad, programar los descansos, trabajar con diferentes inclinaciones y programas, medir las pulsaciones y el gasto calórico, etc. 

Leer: Consejos para volver a practicar 'running' después de una lesión

Puntos negativos

  • Menos calorías: Con el running indoor se queman menos calorías que entrenando al aire libre. Cuando usamos la cinta no tenemos que lidiar con la resistencia del aire o con las irregularidades del terreno y nuestro cuerpo trabaja menos. Según diferentes estudios, correr al aire libre quema aproximadamente 5% más calorías que el running indoor. Además, tanto la zancada como el movimiento de los brazos queda limitado al correr en máquina.
  • Menos motivación: Con el paso del tiempo, correr en cinta puede convertirse en una actividad monótona. Correr al aire libre permite practicar sobre distintas superficies para trabajar los músculos y la concentración. Además, después de una dura jornada, una carrera acompañado por otros corredores, mientras se contempla el paisaje, puede ser la mejor medicina para desconectar y recargar las pilas.

Leer: Fascitis plantar: una de las lesiones más habituales si haces 'running'

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie