6 ejercicios utilizando una toalla

'Fitness'

6 ejercicios que puedes hacer en casa utilizando una toalla

Si quieres entrenar de una manera diferente y divertida prueba estos ejercicios.

por Laura Bech

Hacer ejercicios con toallas o trapos que no uses te ayuda a tonificar y desarrollar habilidades extras como la coordinación y el equilibrio. Puedes comenzar haciéndolos a ritmo lento y pausado, lo mejor de esta práctica es que se adapta a todos los estilos de entrenamientos. 

Press de hombros

El press de hombros con toalla es un buen ejercicio para comenzar este entrenamiento. Necesitas una toalla mediana o grande. Ubica la toalla alrededor de tu cuello y coge cada uno de los extremos con las manos. Luego sube la toalla por arriba de la cabeza manteniéndola en tensión. Repite 10 veces y descansa.

VER GALERÍA

Una variante, en lugar de flexionar los brazos al bajar, los pases por delante de la cabeza extendido y con la toalla tensa. 

Plancha con rodillas al pecho

Para este ejercicio necesitas dos toallas pequeñas o una toalla mediana que puedas doblar en cuatro partes. Coloca cada una de las toallas debajo de los pies y ponte en posición de plancha abdominal (la espalda recta y los brazos extendidos). Lleva las rodilla al pecho y vuelve a la posición inicial. 

VER GALERÍA

La variante más fácil es hacerlo alternando las piernas, pero una vez que te sientas segura y quieras agregar dificultad al ejercicio, puedes intentarlo flexionando las dos piernas juntas. Con este ejercicio estás trabajando abdominales, lumbares, cuádriceps y glúteos 

Si estás dispuesta a sumarle una dificultad más, prueba con flexionar los brazos cuando llevas las piernas hacia atrás y  extenderlos cuando las flexionas. Haz 3 series de 10 repeticiones cada una. 

Leer más: Aprende a quemar calorías mientras activas tu concentración

Zancada hacia atrás y variantes

La zancada hacia atrás trabaja la zona de glúteos, piernas y cadera. Este ejercicio puedes hacerlo despacio o ir aumentando el ritmo a medida que vayas ganando seguridad. En la mayoría de los ejercicios que se realizan con una toalla como elemento deslizante es importante que, salvo que ya manejes la técnica, primero la incorpores y luego agregues velocidad y ritmo. ¿Por qué? Porque puedes perder el equilibrio con facilidad. Los ejercicios con toallas parecen simples y divertidos, pero requieren de mucha coordinación y estabilidad. 

VER GALERÍA

Para realizar la zancada hacia atrás, coloca una toalla debajo de cada pie. El tamaño de la toalla para este ejercicio puede ser, una pequeña o de mano o una mediana doblada en cuatro. De esta manera evitarás que se arruguen y te hagan perder estabilidad. Coloca la mitad delantera del pie sobre la toalla y la mitad trasera en el suelo, el talón debe estar apoyado sobre la superficie. Ponte recta y lleva un pie hacia atrás y regresa. Luego cambia de pie y alterna entre uno y otro unas 20 veces. 

La zancada hacia atrás tiene algunas variantes que puedes sumar a este ejercicio. En lugar de llevar el pie hacia atrás prueba moverlo hacia los lados o hacer giros hacia un lado y el otro. 

Leer más: 6 ejercicios de respiración para empezar el día con energía

Caminata sobre manos

Este ejercicio es muy similar al juego de la carretilla que hacías de pequeña. Ponte en posición de plancha, esta vez colocando una toalla debajo de cada pie. Aunque estarás la mayor parte del tiempo de puntillas, debe estar el pie completo sobre la toalla. Al igual que en los ejercicios anteriores puedes utilizar toallas pequeñas o medianas, siempre que las dobles en cuatro partes. Ahora camina con las manos arrastrando los pies. Con este ejercicio trabajas brazos, hombros y espalda. 

VER GALERÍA
 

Caminata hacia atrás 

La caminata hacia atrás sobre manos consiste en colocarse en posición de plancha (igual que en el ejercicio anterior) con una toalla debajo de cada pie y en lugar de caminar hacia adelante hacerlo hacia atrás. En este ejercicio trabajas, brazos, hombros, glúteos y piernas. 

Flexiones de brazos 

Este ejercicio es todo un reto porque aúna fuerza de brazos con equilibrio y coordinación. Para hacer estas flexiones de brazos necesitas de una toalla pequeña o una mediana doblada en cuatro partes. Colocate en posición de tabla, boca abajo y ubica la toalla debajo de una de tus manos. Con el brazo que no tiene toalla realiza la clásica flexión, mientras que deslizas el otro brazo hacia adelante. 

Todo el peso del cuerpo estará sostenido por el brazo que flexionas. Haz cinco repeticiones y cambia de brazo. Con las flexiones de este tipo trabajas tríceps, pectorales y la zona media de tu cuerpo. 

Leer más: Ejercicios que puedes hacer mientras limpias la casa

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie