Consecuencias inesperadas del cambio climático: decenas de virus congelados volverán a la vida

Medio ambiente

Consecuencias inesperadas del cambio climático: decenas de virus congelados volverán a la vida

El deshielo acelerado de los glaciares ha puesto en evidencia una consecuencia hasta ahora nada o muy poco abordada, los virus que el hielo preservó durante siglos, comienzan a aparecer.

por Laura Bech

En un estudio reciente publicado por bioRxiv, un servidor de prepublicaciones científicas, y realizado por investigadores de la Universidad de Columbia, en Ohio, Estados Unidos, han descubierto en el casquete de Guliya, en la meseta tibetana, bacterias desconocidas. Pese a que el informe no ha sido, todavía, editado por publicaciones científicas sus resultados están dando la vuelta al mundo. 

El método utilizado para acceder a estos microorganismos no solo fue novedoso, sino que también se ultimaron las precauciones para no contaminar el hielo. El mecanismo para extraer los testigos de hielo consistió en taladrar una zona del casquete y extraer el cilindro perforado. De esta manera, aseguran, evitaban el contagio de ADN a la pieza. El procedimiento de descontaminación incluyó varios  pasos: la extracción,  el corte con una sierra de cinta y los  lavados con etanol y agua  para eliminar las capas de hielo más externas, cerca de 1,5 centímetros. 

Leer más: Refugiados climáticos, una consecuencia más de la emergencia climática que vive el planeta

Lo que esconde el hielo

El casquete de Guliya se encuentra la zona china de la meseta tibetana, es una de las capas de hielo más antiguas del planeta. Se encuentra a 6.700 metros de altura y tiene una extensión de 200 kilómetros cuadrados. Para descubrir los acontecimientos más importantes del universo, basta con un análisis de estos bloques porque guardan los secretos de la naturaleza desde hace 130 mil años, sin llegar a la parte más profunda que podría tener cerca de 500 mil años. 

VER GALERÍA

En su interior acaban de encontrarse 28 grupos de virus que eran desconocidos y podrían tener una antigüedad de 15 mil años. El hielo los preservó de la descomposición y la degradación, manteniéndolos al reparo de otras especies y de los cambios climáticos

El investigador Zhi-Ping Zhong, uno de los responsables máximos de este estudio, asegura que el encogimiento de los glaciares podría desencadenar la pérdida de virus, ‘archivados’ durante miles de años. En un panorama desalentador y oscuro, el deshielo podría liberar estos patógenos. 

Leer más: Las devastadoras consecuencias de los incendios de Australia

La importancia de estudiar los glaciares

Los glaciares son una parte del planeta poco estudiados, las primeras investigaciones profundas se realizaron a comienzos del siglo XX, recién en la década del 80 los trabajos comenzaron a tener mayor relevancia. Principalmente porque fueron considerados como una manera de estudiar el clima desde años remotos. 

Acercarnos a estos datos, no solo tiene una importancia enorme para la historia, para la ciencia es una avance notable. Gracias a los  estudios de las bacterias y los virus almacenados en los glaciares podrían evitarse enfermedades y , llegado el caso, anticiparse su cura.

¿Qué ocurre si el deshielo libera a estos virus?

Los investigadores encuentran dos grandes inconvenientes. Por un lado, si no logran catalogar los virus escondidos entre las capas de hielo, y el mar los arrastra, se pierde la posibilidad de analizarlos y estudiarlos. Miles de años  de información perdidos por las consecuencias del cambio climático

La otra consecuencia negativa es que estos virus queden expuestos en el medio ambiente y causen enfermedades y epidemias no conocidas. La importancia del estudio de los bloques glaciares, específicamente el de los virus hallados en el casquete de Guliya, permite conocer especies que habitaron la tierra hace 15 mil años y como virus, bacterias y microbios sobrevivieron. 

Leer más: Estos son los datos que nos hacen pensar que 2019 ha sido el peor año para el cambio climático

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie