Dr. Leandro Plaza: “Entre los factores de riesgo cardiovascular están el sedentarismo, la hipertensión, el colesterol o una mala dieta”

El presidente de la Fundación Española del Corazón te da las pautas para tener una buena salud cardiovascular

por hola.com

¿Llevas una vida cardiosaludable?, ¿conoces, realmente, los factores de riesgo que pueden influir a corto y largo plazo a la hora de ser más o menos propenso a sufrir una enfermedad cardiovascular? Hemos entrevistado al doctor Leandro Plaza, presidente de la Fundación Española del Corazón, que no se cansa de insistir en que la mejor manera de evitar problemas cardiacos es prevenir e informar a la población sobre todas la medidas de control relacionadas con su salud cardiovascular. Algo que está haciendo la institución que él preside con el apoyo de la Sociedad Española de Cardiología y la colaboración de empresas como Esteve y Novartis, gracias a una campaña informativa que se está llevando a cabo por toda España bajo el lema: “Tu corazón es vital. Toma el control”

¿A qué cree que es debido que en España, al igual que sucede en el resto de Europa, haya aumentado el índice de enfermedades cardiovasculares?
Las enfermedades cardiovasculares se incrementaron a lo largo del siglo pasado en todos los países desarrollados. Los estudios estadísticos demostraron que las condiciones que contribuían a este aumento eran: la hipertensión arterial, la elevación del colesterol en la sangre, el hábito de fumar, la diabetes y en menor grado la obesidad y el sedentarismo. Se iniciaron entonces programas de prevención en la población general para tratar de controlar este alarmante crecimiento. Afortunadamente, en las últimas décadas se ha conseguido un prometedor cambio con índices menores de padecimiento de la enfermedad, de hecho en la última década en España, según los últimos datos estadísticos, ha disminuido en un 5 por ciento. Este hecho nos obliga a continuar nuestros esfuerzos para promover las medidas preventivas en nuestra comunidad.

¿Existe una edad de riesgo en la que se es especialmente proclive a padecer un trastorno cardiovascular?
En general, al ser la arterioesclerosis causa final de la enfermedad, un proceso evolutivo a lo largo del tiempo, sus consecuencias como el infarto cardíaco o cerebral aumentan con la edad. En las mujeres, sin embargo, teniendo menos frecuencia que en el hombre antes de la menopausia, existe un incremento espectacular de la enfermedad después de ella, y de hecho a partir de los setenta superan los índices del hombre. Por ello es necesario insistir con mayor vehemencia en las medidas preventivas en la menopausia.

¿Hay algún factor que incida de manera especial a la hora de convertirse en un potencial enfermo de corazón?
Existe un factor genético, cuya identificación por ahora desconocemos a lo que se atribuye que en la cuarta parte de los pacientes no encontremos ningún factor de riesgo de los antes referidos. Esperemos que en un futuro próximo seamos también capaces de manejar esta variable. El prototipo del paciente más proclive a padecer la enfermedad es el que lleva una vida sedentaria, con una alimentación inadecuada, alta en calorías y exceso en grasas y, por lo tanto, con algún grado de obesidad, agobiado por el estrés y preocupaciones y sin cuidado alguno para proteger su salud a través de las revisiones médicas preventivas.

En España tenemos la tan traída y llevada dieta mediterránea, según todos los expertos fuente de salud y bienestar, pero en realidad ¿comemos bien los españoles con vistas a cuidar nuestro corazón y, por ende, nuestra salud?
Los países mediterráneos tienen un índice menor de padecer la enfermedad comparados con los países nórdicos europeos, que se atribuye principalmente a la dieta mediterránea. Sin embargo, en los últimos años se observa un cambio en la alimentación española copiando patrones de alimentación, sobre todo en los niños y jóvenes, influidos por ‘la moda’ a través de los medios audiovisuales, que nos obliga a reforzar también la información y las medidas en este colectivo. 

¿Cuáles son sus recomendaciones básicas para evitarlo?
Las recomendaciones básicas son una vida activa con ejercicio físico diario, por ejemplo caminar al menos una hora diaria; una alimentación rica en verduras, legumbres y fruta. También los pescados y las nueces, el único fruto seco con una cantidad significativa de ácidos grasos omega 3, con acción protectora sobre el proceso de la arteriosclerosis. Por último no fumar y hacerse un control periódico preventivo por su médico.

Un paciente con algún trastorno cardiovascular, ¿qué tipo de dieta debe seguir?
La anteriormente referida pero con más énfasis para conseguir unos niveles de colesterol lo mas bajos posible, a veces ayudados por algún medicamento reductor del mismo, objetivo que últimamente se ha demostrado ser el más eficaz para prevenir las complicaciones.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie