/ 
clock 50min | easyFácil | 4 COMENSALES

Albóndigas con tomate y garbanzos

Este es uno de esos platos que tienen varias ventajas. Se puede tener preparado con antelación -de hecho como todos los guisos, está mejor de un día para otro-; es una maravillosa opción para tomar de plato único; está lleno de nutrientes y ¡no puede ser más rico y fácil de preparar!

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Este es uno de esos platos que tienen varias ventajas. Se puede tener preparado con antelación -de hecho como todos los guisos, está mejor de un día para otro-; es una maravillosa opción para tomar de plato único; está lleno de nutrientes y ¡no puede ser más rico y fácil de preparar!

Para las albóndigas
  • 200 g de Carne picada de cerdo
  • 200 g de Carne picada de ternera
  • 1 unidad de Huevo
  • 1 rebanada de Pan de molde remojada en leche
  • 1 diente de Ajo
  • Perejil picado
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Harina
  • Aceite de oliva
Para el guiso
  • 250 g de Garbanzos en conserva
  • 1 unidad de Cebolla
  • 500 g de Tomate natural en conserva
  • 2 dientes de Ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva
  1. 1.

    Echa en un bol las dos carnes y añade sal, pimienta, el huevo y el pan remojado en leche.

  2. 2.

    Agrega el ajo rallado y un poco perejil picado y mezcla bien con las manos muy limpias.

  3. 3.

    Forma las albóndigas, pasa por harina y dóralas en una cazuela con aceite caliente, saca y reserva.


  4. 4.

    Pela y pica la cebolla y los otros 2 ajos y póchalos en la cazuela.

  5. 5.

    Añade el tomate natural, sal y azúcar y deja que se cocine a fuego lento durante unos 20 minutos.

  6. 6.

    Agrega los garbanzos escurridos y las albóndigas y cocina por espacio de unos 15 minutos más.

  7. 7.

    Sirve calentitas con alguna hierba aromática fresca.