Mini paulovas con frutos rojos
 / 
clock 01:20 | mediumMedia | 8 PORCIONES

Mini paulovas con frutos rojos

La tarta 'pavlova' es uno de mis postres favoritos. Es crujiente, melosa y fresca. Elaborando siempre la misma base se pueden hacer variedades muy distintas según las frutas que se utilicen. Así la podemos servir durante todo el año, variando con frutos rojos, cítricos o frutas tropicales como el mango o la papaya. Las porciones mini permiten una presentación muy cuidada, ya que cada comensal tendrá una tartita perfecta en su plato y se la podrá comer primero con los ojos antes de disfrutar bocado a bocado. El secreto de esta tarta es hacer un merengue firme que resista el horneado. ¡Guarda la receta y quédatela para siempre!

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

La tarta 'pavlova' es uno de mis postres favoritos. Es crujiente, melosa y fresca. Elaborando siempre la misma base se pueden hacer variedades muy distintas según las frutas que se utilicen. Así la podemos servir durante todo el año, variando con frutos rojos, cítricos o frutas tropicales como el mango o la papaya. Las porciones mini permiten una presentación muy cuidada, ya que cada comensal tendrá una tartita perfecta en su plato y se la podrá comer primero con los ojos antes de disfrutar bocado a bocado. El secreto de esta tarta es hacer un merengue firme que resista el horneado. ¡Guarda la receta y quédatela para siempre!

Para las bases
  • 4 Claras de huevo
  • 150 g de Azúcar
  • 10 g de Maicena
  • 1 cucharadita de Vinagre de manzana
Para la guarnición
  • 100 g de Frambuesas
  • 50 g de Grosellas
  • 150 g de Fresas
  • Menta fresca
  • Azúcar glas
Para el chantilly
  • 250 ml de Nata para montar muy fría
  • 50 g de Azúcar glas
LAS BASES
  1. 1.

    Precalentar el horno a 120º.

  2. 2.

    Batir las claras de huevo en un robot de cocina o con batidora de varillas hasta que las claras empiecen a estar blancas.

  3. 3.

    Agregar el azúcar poco a poco sin dejar de batir. Añadir también poco a poco el vinagre y la maicena.


  4. 4.

    Seguir batiendo hasta que el merengue esté firme y brillante.

  5. 5.

    Preparar una bandeja de horno forrada con papel de horno.

  6. 6.

    Poner 8 porciones de merengue separadas para que no se toquen. Darles forma redonda.

  7. 7.

    Introducir en el horno y cocinar durante 1 hora aproximadamente o hasta que el merengue esté seco y cocinado.
EL CHANTILLY
  1. 1.

    Batir la nata con el azúcar en un robot o batidora de varillas hasta que empiece a estar cremosa sin que se compacte demasiado.
EL MONTAJE
  1. 1.

    Lavar la fruta, secarla y trocear las fresas por la mitad.

  2. 2.

    Disponer en cada plato las bases de merengue.


  3. 3.

    Poner varias cucharadas de chantilly en el centro de cada base.

  4. 4.

    Poner las frutas sobre la nata montada. Decorar con hojas de menta fresca y espolvorear con azúcar glas.