Besos de merengue rellenos de dátiles y almendra
 / 
clock 01:00 | mediumMedia | 4 COMENSALES

Besos de merengue rellenos de dátiles y almendra

Por qué se llama ‘besos’ a este dulce hecho con merengue es un misterio, quizá sencillamente porque es un bocado delicioso, liviano, del que uno nunca se cansa. En esta ocasión lo vamos a rellenar con una rica crema hecha con dátiles y almendras, muy golosa. Pero recuerda, el secreto de este postre está en el delicado merengue.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Por qué se llama ‘besos’ a este dulce hecho con merengue es un misterio, quizá sencillamente porque es un bocado delicioso, liviano, del que uno nunca se cansa. En esta ocasión lo vamos a rellenar con una rica crema hecha con dátiles y almendras, muy golosa. Pero recuerda, el secreto de este postre está en el delicado merengue.

  • 4 Huevos
  • 1 pizca de Sal
  • 170 g de Azúcar blanco
  • 14 Dátiles
  • 60 g de Almendra entera
  • 1 pizca de Mantequilla
  • 1 cucharadita de Harina
  1. 1.

    Casca los huevos de uno en uno sobre una taza y separa las claras de las yemas. Ve colocando las claras en un bol amplio. Para esta elaboración no vamos a usar las yemas. Puedes guardarlas y usarlas, por ejemplo, para pintar la superficie de una empanada, para hacer una tortilla con más yemas que claras o para hacer yemas de Santa Teresa.

  2. 2.

    Añade la pizca de sal a las claras y comienza a batir con las varillas eléctricas. A medida que vayas batiendo ve añadiendo poco a poco el azúcar. Monta las claras a punto de nieve bien firme.

  3. 3.

    Cubre la bandeja con papel de horno y engrásalo ligeramente con una pizca de mantequilla. Espolvorea un poquito de harina por encima, para que no se peguen los merengues durante el horneado.

  4. 4.

    Coloca las claras montadas en la manga pastelera y poniendo pequeñas porciones sobre la bandeja. Intenta darles una forma bonita, redonditos y con su característica forma.


  5. 5.

    Mete en el horno, que ya debe estar caliente a 100°C y cocina durante una hora. Es muy importante que la cocción sea a baja temperatura, ya que el merengue, más que cocerse, debe ‘secarse’, ese es su secreto.

  6. 6.

    Pasado ese tiempo, saca los merengues del horno y déjalos enfriar sobre una rejilla.

  7. 7.

    Mientras, vamos a preparar el relleno. Retira el hueso de los dátiles y ve poniéndolos en el robot de cocina. Tritura hasta reducir a una pasta. Machaca ligeramente las almendras en el mortero, para que queden troceadas y no trituradas. Mezcla la pasta de dátil con las almendras y ya tienes listo tu relleno.

  8. 8.

    Ve poniendo una cucharilla de relleno sobre la base de un merenguito y cierra con otro. Así, hasta terminar con todos.