Tostas de sardinas con tomate y cebolla
 / 
clock 40min | easyFácil | 4 COMENSALES

Tostas de sardinas con tomate y cebolla

Magnífica fuente de proteínas y ácidos grasos saludables, las sardinas son el pescado azul más consumido en España. Se venden todo el año, pero es en los meses de verano cuando encuentran uno de sus mejores momentos para el consumo. Aquí vamos a hornearlas y después disponerlas sobre unas tostas de pan rústico. Una receta con puro sabor a mar… ¡y un puntito picante!

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Magnífica fuente de proteínas y ácidos grasos saludables, las sardinas son el pescado azul más consumido en España. Se venden todo el año, pero es en los meses de verano cuando encuentran uno de sus mejores momentos para el consumo. Aquí vamos a hornearlas y después disponerlas sobre unas tostas de pan rústico. Una receta con puro sabor a mar… ¡y un puntito picante!

  • 4 Sardinas
  • 2 Tomates
  • 1 Cebolla grande
  • 1 cucharada de Orégano picado
  • 4 rebanadas de Pan rústico
  • 1 cucharada de Pan rallado
  • Sal gorda
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano
  • Limones (medios limones para acompañar)
Aceite picante
  • 150 ml de Aceite de oliva
  • 2 guindillas picadas
  1. 1.

    El aceite picante: mezclar el aceite de oliva con las guindillas picadas y reservarlo.

  2. 2.

    Lavar los tomates, secarlos y trocearlos.

  3. 3.

    Pelar la cebolla y cortarla en aros.

  4. 4.

    Calentar el aceite en una sartén grande y pochar los aros de cebolla 4 min.


  5. 5.

    Añadir el tomate troceado y el orégano picado, salpimentar y cocinar 20 min a fuego bajo.

  6. 6.

    Precalentar el horno a 190º.

  7. 7.

    Escamar y eviscerar las sardinas.

  8. 8.

    Salpimentarlas, colocarlas en una fuente refractaria, espolvorearlas con el pan rallado, rociarlas con un hilo del aceite picante y meterlas al horno a 190º de 8 a 10 minutos, según su tamaño.

  9. 9.

    Poner las rebanadas de pan en una rejilla y tostarlas en el horno.
PRESENTACIÓN
  1. 1.

    Repartir la mezcla de tomate y cebolla sobre las rebanadas, colocar encima una sardina, rociar con un hilo de aceite picante, espolvorear con un poco de sal gorda, decorar con ramitas de orégano y acompañar con medios limones.