Rosquillas de San Isidro, versión 'fit'
 / 
clock 01:30 | easyFácil | 10 PORCIONES

Rosquillas de San Isidro, versión 'fit'

No hay fiestas madrileñas de San Isidro sin sus tradicionales roquillas ‘tontas’ y ‘listas’. Las primeras, llamadas así por la simpleza de su receta (a base de harina, huevos, azúcar, aceite y un poquito de anís) y las segundas, con la misma base que las primeras, pero cubiertas posteriormente con un glaseado de azúcar. En este caso vamos a aprender a preparar este dulce tan castizo, pero en una versión un poco más ‘healthy’ que nos llega de la mano de Sara Conde, más conocida en redes como @burpee_vet. Para su elaboración, esta creadora de contenido gastro (con más de 253k de seguidores en Instagram) nos propone sustituir la harina de trigo convencional por harina de avena integral y el azúcar por eritritol. Una vez hechas, podemos convertir parte de esas rosquillas ‘tontas’ en ‘listas’ añadiendo ese glaseado final que, en este caso, haremos también con eritritol y zumo de limón (prescindiendo del tradicional azúcar).

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

No hay fiestas madrileñas de San Isidro sin sus tradicionales roquillas ‘tontas’ y ‘listas’. Las primeras, llamadas así por la simpleza de su receta (a base de harina, huevos, azúcar, aceite y un poquito de anís) y las segundas, con la misma base que las primeras, pero cubiertas posteriormente con un glaseado de azúcar. En este caso vamos a aprender a preparar este dulce tan castizo, pero en una versión un poco más ‘healthy’ que nos llega de la mano de Sara Conde, más conocida en redes como @burpee_vet. Para su elaboración, esta creadora de contenido gastro (con más de 253k de seguidores en Instagram) nos propone sustituir la harina de trigo convencional por harina de avena integral y el azúcar por eritritol. Una vez hechas, podemos convertir parte de esas rosquillas ‘tontas’ en ‘listas’ añadiendo ese glaseado final que, en este caso, haremos también con eritritol y zumo de limón (prescindiendo del tradicional azúcar).

  • 300 g de Harina de avena integral
  • 80 g de Eritritol
  • 3 Huevos
  • 1 Huevo (para pincelar)
  • 0.5 cucharadita de Levadura química
  • 5 g de Anís en polvo
  • Ralladura de limón (de un limón)
  • 90 ml de Aceite de oliva virgen
Para el glaseado de las 'rosquillas listas'
  • 50 g de Eritritol
  • Zumo de medio limón
  1. 1.

    Bate los huevos junto el eritritol durante unos minutos hasta que estén espumosos y empiecen a blanquear (puedes usar otro edulcorante, pero ten en cuenta que deberás variar la cantidad en función de cuál uses, porque no todos tienen el mismo poder endulzante).

  2. 2.

    Añade el aceite de oliva e integra todo.

  3. 3.

    Añade la ralladura de un limón

  4. 4.

    Añade por último la harina junto con la levadura química y el anís en polvo.

  5. 5.

    Remueve bien con ayuda de una espátula hasta que integre y tengas una masa homogénea. Deja reposar unos 30 minutos en la nevera


  6. 6.

    Úntate las manos con aceite y forma bolitas con la masa.

  7. 7.

    Haz el agujero del centro con los dedos y coloca sobre papel vegetal en una bandeja de hornear.

  8. 8.

    Pincela las roquillas con un huevo batido.

  9. 9.

    Mete las bandeja con las rosquillas en el horno precalentado previamente a 200ºC durante 15 minutos.

  10. 10.

    Pasado ese tiempo baja la temperatura a 170ºC durante 5 minutos más con la puerta un poquito entreabierta.

  11. 11.

    Deja enfriar por completo.
LAS ROQUILLAS 'LISTAS'
  1. 1.

    Para conseguir las rosquillas listas simplemente tendrás que glasear por encima las 'tontas'. Para ello, mezcla eritritol triturado (hasta convertirlo en glas) con el zumo de limón. Baña las rosquillas en el ese mezcla y deja secar 10 minutos.