COCINA  /  RECETAS
Patatas a la importancia (receta tradicional)
 / 
clock 01:00 | easyFácil

Patatas a la importancia (receta tradicional)

4 COMENSALES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Las patatas a la importancia son populares en prácticamente toda España, sobre todo en Castilla y León (para encontrar su origen hay que viajar hasta la provincia de Palencia). Una receta muy sencilla que se realiza en dos fases: primero, las patatas se rebozan y fríen y, después, se guisan con agua o caldo. Entre sus ingredientes no faltan el perejil, el ajo, y el azafrán ('responsable' se ese aroma tan sabroso y característico). Un plato lleno de tradición, tan sencillo como irresistible.

  • 3 Patatas
  • 2 Huevos para rebozar
  • Harina de trigo para rebozar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • 2 Dientes de ajo
  • 1 Cebolla mediana
  • 1 manojo de Perejil fresco
  • 1 vaso de Vino blanco
  • Azafrán (6 u 8 hebras)
  • Caldo de ave o de carne
REBOZADO DE LAS PATATAS
  1. 1.

    Pelar las de patatas, lavarlas y secar bien con papel de cocina.

  2. 2.

    Cortarlas con rodajas gruesas de aproximadamente 1 cm de grosor.

  3. 3.

    Salar las patatas ligeramente por ambas caras.

  4. 4.

    Batir los huevos en cuenco.

  5. 5.

    Pasar las patatas por harina de trigo (retirando bien el exceso de harina) y después por el huevo batido.

  6. 6.

    Freír en una sartén con abundante aceite de oliva. Importante: las patatas se deberán freír ligeramente, hasta que se doren por ambos lados, pero no tienen que cocinarse del todo. Es una fritura rápida.

  7. 7.

    Una vez doradas, las sacamos, las disponemos sobre papel absorbente para retirar el exceso de grasa y reservamos (cuanto más separaditas, mejor. Si las amontonamos se estropeará el rebozado).
EL GUISO
  1. 1.

    Picamos fino el ajo, la cebolla y el perejil.

  2. 2.

    Echamos en una cacerola un chorrito de aceite de oliva virgen extra y ponemos al fuego.

  3. 3.

    Incorporamos la cebolla bien picada. Cuando esté transparente añadimos el ajo y el perejil. Removemos.

  4. 4.

    Cuando el sofrito esté doradito, añadimos el vaso de vino blanco. Dejamos que el alcohol se evapore a fuego fuerte unos 4 o 5 minutos.

  5. 5.

    Bajamos el fuego, añadimos las hebras de azafrán y un vaso de caldo.

  6. 6.

    Incorporamos las patatas a la cazuela con cuidado y rectificamos de sal. Si es necesario echamos un poco más de caldo hasta cubrir las patatas.

  7. 7.

    Dejamos guisar a fuego suave 20-30 minutos. Es importante que la cocción sea lenta (el caldo no debe hervir fuerte para evitar que se rompan las patatas).

  8. 8.

    Antes de sacar, podemos comprobar que las patatas están tiernas (pinchándolas con cuidado con un cuchillo).

  9. 9.

    Servimos bien calientes. A modo decoración, podemos espolvorear por encima un poquito de perejil picado o con una ramita de perejil.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.