COCINA  /  RECETAS
Malvaviscos caseros de rosas
 / 
clock 35min | mediumMedia

Malvaviscos caseros de rosas

12 COMENSALES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Hacer malvaviscos caseros es mucho más fácil de lo que parece y el resultado es, sencillamente, mágico. Colocados estratégicamente en una bonita bombonera de cristal elegante jarra de cristal para dulces tendrás un elemento de lo más distinguido a la hora de organizar una mesa de dulces para un bautizo. ¡Manos a la obra!

  • 110 g de Agua
  • 50 g de Miel de espliego
  • 240 g de Azúcar blanco
  • 15 g de Gelatina
  • 100 g de Claras de huevo (unas 3)
  • 6 gotas de Agua de rosas
  • 75 g de Azúcar glas
  • 75 g de Fécula de patata
  1. 1.

    Para hacer estos malvaviscos caseros de rosas, lo primero que debemos hacer es poner la gelatina en remojo durante 5 minutos en agua fría.

  2. 2.

    Pasado ese tiempo, las escurrimos.

  3. 3.

    En un cazo, calentamos el agua, la miel y el azúcar y llevamos la mezcla hasta los 114°C. Es muy recomendable contar con un termómetro de cocina para ser precisos con la temperatura.

  4. 4.

    Aparte, separamos las claras de las yemas. Para esta receta no usaremos las yemas, que podemos guardar para otra elaboración.

  5. 5.

    Montamos las claras de huevo con la ayuda de unas varillas eléctricas. Hemos de montarlas a punto de nieve.

  6. 6.

    Añadimos la gelatina al caramelo y lo removemos bien para que las gelatinas se disuelvan.

  7. 7.

    Incorporamos la mezcla de gelatina y caramelo muy poco a poco (en un hilo fino) a las claras montadas mientras seguimos batiendo a la máxima velocidad.

  8. 8.

    Añadimos en este punto el agua de rosas.

  9. 9.

    El malvavisco subirá y se enfriará.

  10. 10.

    Mezclamos el azúcar glas y la fécula y añadimos la mitad o un poco menos a una bandeja.

  11. 11.

    Cuando la mezcla del malvavisco haya bajado su temperatura a 40°C, estiramos el malvavisco sobre la bandeja con el azúcar glas y la fécula.

  12. 12.

    Dejamos que se enfríe por completo a temperatura ambiente.

  13. 13.

    Pasadas dos horas ya podremos desmoldarlo y cortarlo en daditos.

  14. 14.

    Por último, espolvoreamos los cuadrados de malvavisco con el resto de la mezcla de azúcar glas y fécula de patata para evitar que se peguen entre sí.
PRESENTACIÓN:
  1. 1.

    Colocamos nuestros malvaviscos caseros en una bonita bombonera de cristal. ¡Tan bonitos y vistosos como deliciosos!

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.