Pan naan
 / 
clock 01:30 | easyFácil | 6 PORCIONES

Pan naan

Es una receta típica de la cocina india, muy fácil y rápida de preparar, que nos puede salvar en más de una ocasión, tanto para consumirse como si fuese un pan tradicional, acompañando cualquier salsa o 'hummus'. No necesitas horno ni un amasado muy profesional. ¿Te apuntas?

Cómo hacer pan naan, típico de la cocina india, en casa y sin horno.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Es una receta típica de la cocina india, muy fácil y rápida de preparar, que nos puede salvar en más de una ocasión, tanto para consumirse como si fuese un pan tradicional, acompañando cualquier salsa o 'hummus'. No necesitas horno ni un amasado muy profesional. ¿Te apuntas?

  • 180 ml de Agua caliente
  • 1 ud de Yogur griego
  • 2 cs de Aceite vegetal
  • 8 g de Levadura de panadería
  • 375 g de Harina de trigo
  • 0.5 cc de Sal
  • 2 cs de Mantequilla fundida
  • Tomillo
  • Ajo en polvo
  1. 1.

    Infusionamos la mantequilla caliente con un poco de tomillo y ajo en polvo. Reservamos.

  2. 2.

    En un bol grande, ponemos el agua caliente, el yogur, la levadura, dos tazas de harina, la sal y el aceite vegetal. Mezclamos con una cuchara de palo hasta que comience a formarse la masa.

  3. 3.

    Cuando ya tengamos una masa que no se nos pegue demasiado, hacemos una bola y trabajamos con las manos, integrando en ella, poco a poco, la harina que aún nos faltaba por poner. Seguimos trabajando la masa durante unos 5 minutos más, retorciéndola y haciendo rulos, etc.


  4. 4.

    Dejamos reposar la masa durante 1 hora para que leude.

  5. 5.

    Transcurrido este tiempo, dividimos la masa en unas cinco o seis porciones y, de nuevo, trabajamos cada una de las bolitas que formemos por separado. Aplanamos cada una de ellas, conservando una forma circular, con unos 5-6mm de grosor.

  6. 6.

    En una sartén, sin nada de aceite, cocinamos cada uno de los panes apenas 1 minuto y medio por cada lado. Tenemos cuidado de que no se nos quemen o doren en exceso. Para ello, en cuanto veamos que salen unas burbujitas, damos la vuelta al pan, cocinamos apenas 30 segundos por el otro lado y listo.

  7. 7.

    Untamos cada uno de los panes con la mantequilla fundida, infusionada con tomillo y ajo en polvo. Servimos o, si queremos reservar, lo hacemos tapando los panes con un paño de algodón.