Sopa de mejillones al azafrán
 / 
clock 30min | easyFácil | 4 COMENSALES

Sopa de mejillones al azafrán

El mejillón es uno de los moluscos más saludables y nos proporciona un intenso sabor a mar. Es un ingrediente económico cuyas preparaciones más populares son al vapor, a la vinagreta o los típicos "tigres", es decir rellenos de bechamel, rebozados y fritos pero, sus posibilidades culinarias no se quedan ahí. Puede servirnos para hacer un caldo que usaremos como fondo de un arroz, o incluso para preparar una sopa como esta que te proponemos, en la que los aromatizaremos al azafrán.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

El mejillón es uno de los moluscos más saludables y nos proporciona un intenso sabor a mar. Es un ingrediente económico cuyas preparaciones más populares son al vapor, a la vinagreta o los típicos "tigres", es decir rellenos de bechamel, rebozados y fritos pero, sus posibilidades culinarias no se quedan ahí. Puede servirnos para hacer un caldo que usaremos como fondo de un arroz, o incluso para preparar una sopa como esta que te proponemos, en la que los aromatizaremos al azafrán.

  • 800 g de Mejillones
  • 1 ud de Cebolletas
  • 1 cs de Harina
  • 200 ml de Nata para cocinar
  • 100 ml de Vino blanco
  • 1 cs de Perejil fresco picado
  • Azafrán
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • 4 ud de Langostinos cocidos
  1. 1.

    Limpiamos los mejillones bajo el grifo quitándoles las 'barbas' y cualquier resto que tenga adherido a la concha.

  2. 2.

    Los introducimos en una cazuela y los abrimos al fuego con un buen chorro de vino blanco. Puedes añadirle, si quieres, unos granos de pimienta negra que le darán un toque diferente.

  3. 3.

    Cuando se hayan abierto, los retiramos del fuego y dejamos templar. Una vez templados, eliminamos las conchas y colamos el caldo obtenido.

  4. 4.

    Pelamos la cebolleta y la cortamos en juliana. La rehogamos en una sartén con el aceite durante unos 4 minutos.


  5. 5.

    Seguidamente añadimos la harina y la sofreímos 1 minuto removiendo sin parar para que no se nos queme. Agregamos el caldo de los mejillones.

  6. 6.

    Cocemos 5 minutos a fuego bajo y agregamos la nata y el azafrán, salpimentamos y mezclamos bien.

  7. 7.

    Incorporamos los mejillones. Cocinamos un par de minutos, no hay que pasarse porque los mejillones ya los hemos cocinado antes.

  8. 8.

    Servimos en platos hondos o cuencos y decoramos con un langostino en cada plato, espolvoreamos el perejil y servimos.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.