/ 
clock 02:00 | easyFácil

Pollo al horno al limón

Aunque es muy sencilla de preparar, cuando se haga esta receta es importante estar pendiente de que el pollo no se quede seco, así que habrá que vigilar de vez en cuando para, si es necesario, ir añadiendo vino o cerveza durante el asado. Prueba a darle un toque diferente y en lugar de usar limón utiliza naranja y sigue la misma elaboración ¡Ya verás qué bien queda también de esta forma!

4 COMENSALES

Aunque es muy sencilla de preparar, cuando se haga esta receta es importante estar pendiente de que el pollo no se quede seco, así que habrá que vigilar de vez en cuando para, si es necesario, ir añadiendo vino o cerveza durante el asado. Prueba a darle un toque diferente y en lugar de usar limón utiliza naranja y sigue la misma elaboración ¡Ya verás qué bien queda también de esta forma!

  • 1 ud de Pollo limpio
  • 12 ud de Patata pequeñas de guarnición
  • 1 ud de Limón
  • 400 ml de Cerveza o vino blanco
  • 1 pizca de Sal
  • 4 rama de Romero para decorar
  • 4 rama de Tomillo para decorar
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  1. 1.

    Precalienta el horno a 200ºC para que esté a la temperatura adecuada cuando vayamos a introducir el pollo.

  2. 2.

    Coloca el pollo en una fuente para horno y rocíalo con un chorro de aceite de oliva virgen extra que se impregne bien por toda la piel. También puedes untarle con mantequilla que le dará un color más dorado pero, como queremos conseguir una receta baja en grasas el aceite de oliva virgen extra le va mucho mejor.

  3. 3.

    Corta el limón en dos y una de las mitades en cuartos para introducirlos dentro del pollo.

  4. 4.

    Exprime el zumo de la otra mitad y viértelo por encima del pollo.

  5. 5.

    Sazona el pollo entero con pimienta negra y sal al gusto.

  6. 6.

    Con el horno ya caliente, introduce el pollo y deja durante 10 minutos a 200ºC para que se dore bien por fuera.

  7. 7.

    Pasados los 10 minutos, baja la temperatura hasta los 170ºC y vierte sobre el pollo la mitad de la cerveza o el vino blanco. Ve preparando una buena barra de pan porque va a quedar una salsa espectacular.

  8. 8.

    Deja asar durante unos 45 minutos más aproximadamente.

  9. 9.

    Mientras tanto, lava y pela las patatas que nos servirán de guarnición.

  10. 10.

    Saca el pollo del horno al término de los 45 minutos y dale la vuelta añadiendo las patatas.

  11. 11.

    Vierte lo que queda de la cerveza o el vino blanco e introdúcelo de nuevo en el horno durante otros 45 minutos más.

  12. 12.

    Pasado este tiempo, apaga el horno y cubre el pollo con papel de aluminio hasta el momento de servirlo, así se mantendrá caliente, no se tostará demasiado y lo que es más importante, no se resecará.

  13. 13.

    Durante el horneado del pollo se pueden añadir unas ramitas de tomillo, lavanda o romero. Así se conseguirá darle un toque de finas hierbas.

  14. 14.

    Servimos en pollo con las patatas y aprovechamos también unas ramitas de romero y alguna rodaja de limón.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.