/ 
clock 45min | easyFácil | 6 COMENSALES

Tarta imperial de fresas con plátano y nata

El hojaldre y las frutas son dos excelentes compañeros de viaje. Esta tarta lleva el primero en la base, que va cubierta plátanos previamente flambeados, nata montada y fresas troceadas. Se decora con unos hilos de caramelo.

Tarta imperial de fresas con plátano y nata

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

El hojaldre y las frutas son dos excelentes compañeros de viaje. Esta tarta lleva el primero en la base, que va cubierta plátanos previamente flambeados, nata montada y fresas troceadas. Se decora con unos hilos de caramelo.

  • 1 unidad de Masa de hojaldre 250 gramos
  • 2 ud de Plátano
  • 250 g de Fresas
  • 300 ml de Nata para montar
  • 1 cucharada de Extracto de vainilla
  • 200 g de Azúcar blanca
  • 1 cucharada de Licor de fresas
  • 2 cs de Azúcar moreno
  • 65 g de Mantequilla
  • Harina para espolvorear
  • Hojas de oro comestible opcional
  1. 1.

    Precalentar el horno a 210ºC.

  2. 2.

    Estirar la masa de hojaldre con rodillo sobre la mesa de trabajo enharinada hasta que tenga 5 mm de grosor

  3. 3.

    Cortar un círculo de la masa unos 23 cm de diámetro y colocarlo en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado.

  4. 4.

    Untar la superficie con 15 g de mantequilla dejando sin untar un borde de 2 cm. Cubrir con papel sulfurizado y poner encima otra bandeja de horno para que no suba durante la cocción.


  5. 5.

    Hornear 12 min a 210ºC. Quitar la bandeja y el papel, hornear 5 min más y dejar enfriar sobre una rejilla.

  6. 6.

    Pelar y cortar en rodajas los plátanos.

  7. 7.

    Dorar con el resto de la mantequilla y el azúcar moreno en una sartén. Rociar con el licor de fresas, flambear y dejar enfriar.

  8. 8.

    Montar en un cuenco la nata bien fría con 100 g de azúcar y el extracto de vainilla.

  9. 9.

    Lavar las fresas, escurrir y trocear.
MONTAJE
  1. 1.

    Colocar el círculo de hojaldre en una fuente redonda. Repartir las rodajas de plátano, extender sobre ellas la nata montada y disponer encima las fresas.


  2. 2.

    Calentar el azúcar restante hasta obtener un caramelo dorado. Rociar la superficie con hilos de caramelo y decorar con pequeños trozos de oro alimentario.