• Tipo: Pasta
  • Nº de Personas: 4

Ingredientes:

- 320 g de pappardelle
- 600 g de calabaza
- 3 dientes de ajo
- 100 g de nueces
- El zumo de ½ limón
- 50 ml de aceite de oliva
- 10 ml de aceite de nueces
- 50 ml de nata (35% m.g.)
- 2 c.s. de perejil picado
- ½ guindilla
- 1 pizca de nuez moscada
- Sal
- Pimienta negra
- Queso parmesano rallado para espolvorear

Preparación:

Precalentar el horno a 180º.
Tostar las nueces en el horno durante 5 minutos, teniendo cuidado de que no se quemen.

Colocar en un paño seco y retirar con un cuchillo la fina piel que las recubre. Reservar la mitad enteras y triturar la otra mitad.
Pelar los ajos y escaldarlos durante 3 minutos.

Escurrir y poner en el vaso de la batidora con 20 ml de aceite, el aceite de nueces, la mitad del perejil, la nata y el zumo de limón. Triturar, y añadir más zumo de limón si fuera necesario.

Pelar la calabaza, quitar las semillas y cortarla en medias rodajas.

Calentar el aceite restante en una sartén y dorar a fuego medio las medias rodajas de calabaza con la guindilla y una pizca de sal. Cocer la pasta en agua salada abundante el tiempo indicado por el fabricante.

Presentación:

Echar en una fuente la pasta con la calabaza, las nueces y el perejil restantes, sazonar con pimienta negra recién molida y nuez moscada, mezclar y repartir en los platos.

Truco ¡HoLa!

No escurrir del todo la pasta antes de mezclarla con la calabaza, las nueces y el resto de los ingredientes.