• Tipo: Postres
  • Nº de Personas: 4 (12 unidades)
  • Autor: Xavier Barriga

Ingredientes:

500 g de harina de media fuerza
10 g de sal
250-275 ml de agua
375 g de mantequilla para realizar el plegado
azúcar en grano para espolvorear

Preparación:

Prepara la masa hojaldrada. Acuérdate de tener la mantequilla en la nevera hasta el momento de utilizarla. Espolvorea la superficie de trabajo con una cantidad abundante de azúcar en grano. Haz lo mismo con la masa. Con un rodillo, estira la masa de hojaldre sobre el azúcar hasta formar una lámina de 70 centímetros de largo, 30 de ancho y ½ centímetro como máximo de grosor.

Calienta el horno a 180°C. Cuando el horno haya alcanzado esta temperatura, introduce en él las mariposas de hojaldre y cuécelas entre 17 y 19 minutos. Con un cuchillo o una paletina y con precaución para no quemarte, dale la vuelta a las piezas para que la cocción sea uniforme por ambas caras. Hornéalas unos 6 minutos más hasta que veas que están bien doradas.

Pasos a seguir: 

1) Pliega la masa y resérvala en la nevera durante una hora.

2) Corta el rollo de masa en porciones de aproximadamente 1 centímetro de grosor con un cuchillo liso bien afilado. Haz un segundo corte central dejando sin cortar una cuarta parte de la pieza. 

3) Abre la pieza para depositarla en la bandeja del horno. Es importante que separes las piezas entre sí, porque en el horno tienden a abrirse al crecer por efecto del calor.