Okra, el exótico vegetal de origen africano

De sabor suave y delicado, se utiliza mucho en las cocinas india, caribeña, creole, cajún y brasileña. ¿Lo has probado?

Por

Como cocinillas que somos y amantes de la gastronomía, nos encanta descubrir platos y productos de otras culturas. Muchos de ellos los encontramos de una manera relativamente fácil en determinados establecimientos que nos acercan la cocina y las materias primas de diferentes países. La okra es un vegetal que nos llama bastante la atención. No es tan conocido pero si te gusta, y has probado recetas indias, brasileñas o criollas, lo has visto seguro más de una vez.

Leer más: Del gumbo a la jambalaya, los platos más deliciosos de la cocina cajún

Se llama también quimbombó, gombo, quingombó, angú, crey o lady's fingers y es una vaina verde comestible de forma cónica -entre un pimiento alargado y un calabacín- con un sabor ligeramente terroso y una textura gelatinosa. En el diccionario de la RAE lo encuentras como 'ocra'.

Es un fruto lleno de semillas y un cartílago blanco y, además de en la cocina, la planta, con unas hojas comestibles que saben a limón, se emplea en la industria textil. Se comen enteras con sus pepitas interiores incluidas. Y en algunas culturas, las semillas de okra se tuestan y se usan como sustituto del café y también se obtiene un aceite de ellas.

¿De dónde viene la okra?

Se cree que la okra se originó en África oriental, donde se ha cultivado durante miles de años. Y desde allí, se dispersó a otros lugares gracias al comercio y a las diferentes migraciones. Llegó a Asia meridional alrededor del siglo XII y a América, norte y sur, en el siglo XVII, de la mano de los esclavos africanos.

¿Cuáles son las propiedades saludables de la okra?

La okra, utilizada en la medicina tradicional para tratar resfriados, estreñimiento o problemas digestivos, es una magnífica fuente de fibra, vitaminas C y K, ácido fólico y minerales como el potasio, calcio, manganeso y magnesio. Además, es baja en grasas y calorías. Ayuda a combatir la diabetes, eliminar el cansancio, controlar el colesterol y fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Leer más: Cocina básica: decálogo para una salteado perfecto

¿Cómo se cocina la okra?

De sabor suave y delicado, se puede tomar cruda o encurtida, y también cocer, saltear, asar, freír o cocinar a la plancha y, por ejemplo, en la cocina india, la okra se conoce como 'bhindi' y se usa para hacer curries y en frituras; en Oriente Medio la usan en guisos y sopas -tiene un gran poder espesante- y es uno de los ingredientes estrella de la cocina criolla y caribeña. También está presente en algunas recetas griegas y turcas.

Cuando las compres, opta por las que estén poco maduras, más bien pequeñas y de un color verde brilante porque tienen mejor sabor y son más tiernas. En la parte menos frías de la nevera, frescas aguantan unos 5 días y también puedes conservarlas en el congelador durante 6 meses, eso sí previamente blanqueadas, pasadas por agua con hielo para cortar la cocción y secas.

Aquí tienes 3 de las miles recetas que puedes cocinar con okra, un vegetal que merece la pena probar por sus cualidades tanto saludables como culinarias.

Okras empanadas y fritas

Una de las formas más sencillas para preparar okras es pasadas por harina, huevo batido y pan rallado y fritas. ¡Más fácil y rápido imposible!

VER RECETA

Gumbo

El gumbo es un guiso originario de la cocina criolla de Luisiana, en el sur de los Estados Unidos. Se caracteriza por su base de roux, se cocina a fuego lento con diferentes ingredientes (pollo, vegetales, caldo, especias, etc) entre los que no puede faltar la okra.

VER RECETA

Salteado de okra con tomate y cebolla

Salteada o rehogada, con la okra cocinada de esta manera, obtenemos resultados deliciosos. La dejamos ligeramente al dente, con tomate, cebolla y un chorrito de vino.

VER RECETA