Consejos para incluir el pescado en tus comidas y cenas diarias

Aquí tienes varias recomendaciones para contribuir a una dieta variada, equilibrada y saludable con el pescado como protagonista

Por

Por todos es sabido que el consumo de pescado tiene efectos muy positivos para la salud. Blanco y azul, ya sea fresco, congelado o en conserva, es un producto muy nutritivo y recomendable para todas las edades. Es rico en proteínas, ácidos grasos omega-3, vitamina B12 y minerales esenciales para el organismo y a ello se une también su extraordinaria versatilidad en la cocina y su enorme variedad de especies.

Leer más: 10 recetas con pescados azules, sabor y salud en cada bocado

El problema es que, según los últimos datos del Panel de consumo alimentario, los españoles consumimos menos de 2 raciones de pescado a la semana, frente a las 3-4 raciones recomendadas por los expertos. En España, a pesar de primar la dieta mediterránea y de disponer de una amplia oferta de productos de proximidad, se ha alcanzado un mínimo histórico con un consumo inferior a 19,5 kg de pescado por persona al año. 

Leer más: Disfruta del atún rojo fuera de temporada

¿Qué podemos hacer para incrementar el consumo de pescado a diario?

Yaiza Quevedo, nutricionista experta de Royal -líder en salmón y bacalao- destaca la importancia de incluir pescados y mariscos en nuestra alimentación: ¨Los datos actuales revelan la situación de nuestra sociedad con la cocina. Nos encontramos con familias y jóvenes a las que les encanta el pescado, pero que no lo compran ni consumen porque no saben limpiarlo o cocinarlo correctamente. Por ello, es muy importante educar y promover hábitos que frenen esta barrera y acerque a las familias formas fáciles, ricas y rápidas de consumir estos alimentos¨.

Tosta de salmón con aguacate y rúcula

Aquí tienes 10 consejos que te ayudarán a consumir más pescado.

  1. Planifica las comidas con pescado y cómo vas a prepararlo con antelación para poder comprarlo y tener todos los ingredientes necesarios.
  2. Compra productos que sean fáciles de preparar, es decir que se encuentren limpios, sin espinas y listos para cocinar y consumir.
  3. Incorpora pescado en diferentes platos atractivos y con otros ingredientes aunque él no sea el principal protagonista (ensaladas, tortillas, timbales, empanadas, etc).
  4. Si no te gusta el sabor fuerte a pescado, opta por variedades suaves como la merluza, el mero, el rape, el lenguado, etc
  5. Atrévete con nuevas formas de cocinado como pueden ser la airfryer, el vapor, la tempura...
  6. Prueba diferentes marinados y aderezos.
  7. Busca recetas fáciles y rápidas de hacer con diferentes pescados.
  8. Anímate con la presentación para que los platos de pescado sean más atractivos y apetezca comerlos.
  9. Asocia el consumo de pescado con momentos agradables: un aperitivo con salmón ahumado, un bocadillo de atún en lata para ir de excursión o un guiso de legumbres calamares para reunirse en familia.
  10. Hay que tomar pescado fresco o congelado, pero también en conserva. El mundo de la cocina con latas es de lo más atractivo e ideal para consumir más los productos del mar.

Leer más: Saludable, sencillo y delicioso: cómo cocinar pescado en la freidora de aire