'Portokalópita’: el pastel griego de naranja que nos ha robado el corazón (y el paladar)

'Portokalópita’: el pastel griego de naranja que nos ha robado el corazón (y el paladar)

Además de los cítricos, la pasta filo es otro de los ingredientes básicos para la preparación de este dulce irresistible que hoy os enseñamos a elaborar, paso a paso

Por

Nuestra pasión por los postres con naranja es de sobra conocida por los lectores de ¡Hola! Cocina… Nos encanta elaborar recetas dulces con este cítrico como ingrediente estrella (en este artículo, sin ir más lejos, os mostrábamos un buen puñado de recetas dulces con sabor a naranja). Tanto nos gustan este tipo de recetas que no dejamos de buscar nuevas versiones e ideas (especialmente ahora, que las naranjas encuentran uno de sus mejores momentos para el consumo, aprovechando así su temporada). Una búsqueda que, en este caso, nos ha llevado hasta tierras griegas, más en concreto, hasta uno de sus postres más populares.

Lee también: Si la vida te da limones… ¡aprovéchalos para hacer estos postres increíbles!

Su nombre viene de Pita, tarta en griego y el término Portokáli, que se traduce como naranja.

No es la primera vez que nos acercamos a la repostería de Grecia; hace unos meses ya os contamos cómo preparar en casa, por ejemplo, uno ricos Loukoumades (los buñuelos típicos griegos) y también os hemos mostrado el modo de elaboración para cocinar su no menos conocido Galaktoboureko (pastel de leche).

Sin embargo, nunca hasta ahora nos habíamos detenido en la Portokalópita, otra de las tentaciones dulces más populares del recetario típico de Grecia. Es cierto que su nombre no es el más fácil de recordar para los hispanohablantes, pero si echamos un vistazo a la etimología, la cosa resulta algo más sencilla: por un lado, tenemos el vocablo Pita, tarta en griego (un ‘sufijo’ que encontramos en otras recetas típicas de los fogones de este país), y por otro, el término Portokáli (que se traduce como naranja).

En un país donde, al igual que en España, el cultivo de este cítrico está muy extendido, no es extraño que dicha fruta sea la protagonista en algunos de sus postres más icónicos. En el caso que hoy nos ocupa, la Portokalópita, que cuenta además con otro rasgo distintivo: aunque tiene aspecto de bizcocho, en realidad no lleva harina sino que su masa se hace con hojas de pasta filo horneadas (a las que también se suma huevo y yogur, además de la imprescindible naranja). Una vez fuera de horno, se baña por encima con un almíbar, consiguiendo así una textura jugosa y absolutamente irresistible para los más golosos.

Lee también: Hojaldre, masa quebrada, pasta ‘brick’, masa filo… ¿cómo distinguirlas?

La Portokalópita es uno de los postres más populares.

Es habitual que esta delicia se sirva como postre, a la hora del café, para disfrutar de la sobremesa más dulce. Podemos encontrarla presentada en porciones, ya sean cuadradas, triangulares, tanto ‘solas’ como acompañadas por una bola de helado, un poquito de nata o crema fresca… aquí manda el gusto de cada cual.

Si viendo estas imágenes ya has comenzado a salivar, te animamos a colgarte el delantal y a que prepares en casa este rico pastel. Su elaboración no es difícil (puedes acceder a ella pulsando sobre la imagen inferior) y cuando pruebes esta versión que te proponemos es probable que te ocurra lo mismo que a nosotros: ¡amor al primer bocado!

Paso a paso: Portokalópita (pastel griego de naranja)

VER RECETA

Lee también: Lamington, ¿conoces este rico bizcochito típico de Australia?

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.