¿Has probado el chocolate rosa? ¡Una fantasía!

¿Has probado el chocolate rosa? ¡Una fantasía!

Lo verás cada vez más presente en el mercado. Su color no se debe a ningún colorante añadido, sino a la semilla de la que procede y la manera de procesarla. Descubre esta y otras curiosidades sobre este producto

Por

Además de vistoso, el chocolate rosa lo vemos cada día más presente y seguro que lo habrás encontrado en repetidas ocasiones en redes sociales como Instagram, porque es de lo más vistoso. Tiene un sabor diferente y no, no tiene nada que ver con colorantes ni aditivos añadidos. Recibe el nombre de 'chocolate ruby' -porque 'ruby' es cómo se llaman las habas de las que procede- y aterrizó en el mercado en el año 2017, de la mano de la gran empresa chocolatera suiza Barry Callebaut.

Lo han bautizado como 'el cuarto chocolate', junto al negro, el blanco y el que lleva leche.

¿Por qué tiene color rosa?

Este color es, sobre todo, el resultado de un proceso natural y dicen que también de la utilización de una variedad concreta de granos de cacao. Las bayas, en este caso, antes de ser procesadas presentan un color entre rojo y morado, que cuando se fermentan y tuestan se vuelven marrones y de sabor amargo.

Si embargo, en el caso del chocolate rosa, lo que se hace es reducir, o suprimir, la fermentación de las semillas de cacao -que sean ricas en flavonoides (pigmentos naturales de los vegetales protegen al organismo del daño producido por agentes oxidantes)- y someterlos a un proceso de acidificación. Por eso este chocolate, que se mezcla con leche, tiene un sabor afrutado, fresco y ácido, no amargo como es característico en chocolates como los negros ni tampoco dulce como el blanco o el con leche.

¿Tiene propiedades saludables el chocolate rosa?

El chocolate ruby tiene casi un 50% de cacao. Y el cacao se considera saludables por varios motivos: sus flavonoides producen un efecto antioxidante, ayudan a controlar el colesterol, a reducir la presión arterial y a mantener una buena salud del corazón. Y, aunque lleva azúcar -menos que el blanco y el que lleva leche-, es una buena fuente energética.

¿Cómo utilizar el chocolate rosa?

Lo encontrarás en forma de tableta pero también de gotas o pepitas. Y como el resto de chocolates, el rosa se usa, sobre todo, en repostería: galletas, tartas, pasteles, cremas, mousses, bombones, helados, coberturas... También dicen los expertos que se pueden preparar platos salados con él e, incluso, tomarlo solo con cerveza, vinos espumosos y también con quesos.

Paso a paso: bizcocho de semillas de amapola con salsa de chocolate rosa

Preparamos una salsa con este chocolate y un poco de nata y con ella acompañamos un delicioso bizcocho a cuya masa añadimos unas semillas de amapola.

VER RECETA

Paso a paso: chocolate caliente rosa con nata y nubes

La segunda receta que te proponemos con chocolate rosa es una versión del clásico vienés: chocolate caliente con nata montada por encima. Lo decoramos con nubes o marshmallows.

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.