La razón por la que Gonzalo Miró se queda sin cocinar en la primera prueba de 'MasterChef Celebrity'

La razón por la que Gonzalo Miró se queda sin cocinar en la primera prueba de 'MasterChef Celebrity'

Los aspirantes han tenido que enfrentarse al robo de ingredientes, que les ha deparado algunas venganzas de lo más previsibles

Por

La noche se preveía interesante. Al menos por el primer reto del programa de este martes de MasterChef Celebritylos aspirantes de esta edición, entre los que se encuentran Nicolás Coronado, la Terremoto de Alcorcón, Florentino Fernández o Josie, debían boicotear a sus compañeros robándoles algunos de los ingredientes con los que debían cocinar en la primera prueba. Algunos de ellos se metieron tanto en la piel de ladrones que acabaron mimetizándose con un auténtico caco y desatando un aluvión de consecuencias inesperadas. O no. 

VER GALERÍA

La cuestión es que podían quitar hasta 10 productos de las cestas de sus rivales y pronto este 'privilegio' se tornó en venganzas y rencillas, algunas de ellas arrastradas desde programas anteriores. Es lo que sucedía, por ejemplo, entre Celia Villalobos y la Terremoto. Ambas decidían arrebatarse ingredientes importantes -y no uno, sino varios- aunque negaban que las tensiones continuaran existiendo entre ellas. Pero, sin duda, el más perjudicado de esta prueba fue Gonzalo Miró.

El hijo de la recordada Pilar Miró cuenta, en su poder, con el pin de la inmunidad, lo que le otorga el privilegio de permanecer una semana más en MasterChef aunque le toque ir a la prueba de eliminación. El resto de sus compañeros considera que sabe más de lo que aparenta y que es un rival a batir y por ello se ensañaron con él. Tanto fue así que terminaron por dejarle sin ingredientes, hasta el punto de que no tenía con qué cocinar. Tal y como le transmitieron los jueces, Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera, le quedaba únicamente subir a la galería y presenciar cómo sus compañeros realizaban sus elaboraciones.

VER GALERÍA

El que sí cocinó fue el exconcursante del talent show Santiago Segura, que pudo colaborar en el robo de productos y en la prueba posterior y protagonizó, durante todo el reto, una divertida relación de amor-odio con su amigo Florentino Fernández. Los dos compitieron de lo lindo en los cocinados. Por su parte, Josie se desveló como el verdadero ladrón. No en vano lució un traje al más puro estilo La Pantera Rosa, con malla en la cara incluida, a fin de perpetrar su hurto completamente caracterizado. Con todo, finalmente el concursante que se hizo con el triunfo en esta prueba fue Nicolás Coronado, hijo de José Coronado y Paola Dominguín.

No fue el único reto en el que Gonzalo Miró no cocinó. En Ribadesella, lugar en el que se desarrolló el desafío por equipos, los jueces determinaron que todos los aspirantes debían ir a la prueba de eliminación. El hijo de Pilar Miró decidió no jugársela y entregó su pin de la inmunidad a cambio de no cocinar y salvarse, aunque fuera por esta semana. A partir de la siguiente, competirá en igualdad de condiciones con el resto de sus compañeros.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.