Planes 'gastro': deliciosa Costa Brava

Planes 'gastro': deliciosa Costa Brava

Existen muchas experiencias de viaje, pero la de ‘saborear’ un destino es una de las que más perdura en nuestra memoria, así que para arrancar septiembre con el mejor sabor de boca, hoy maridamos gastronomía con viajes para obtener el menú perfecto en una región bendecida por su privilegiada ubicación, la Costa Brava.

Por

La carta de presentación gastronómica de la Costa Brava puede presumir de inmejorables credenciales, donde brillan con luz propia grandísimos nombres de los fogones: desde el mismísimo Ferran Adrià (al frente hasta 2011 del mítico e irrepetible ‘elBulli’ -hoy convertido en elBulliFoundation-, en la localidad de Roses), a Paco Pérez y su prestigioso ‘Miramar’ (en Llança), sin olvidar el cercano ‘El Celler de Can Roca’, de los hermanos Roca, segundo mejor restaurante del mundo en la actualidad y ubicado en la ciudad de Girona, a pocos kilómetros del litoral.

Pero, la Costa Brava, esa bellísima franja mediterránea que arranca en Blanes y termina en la frontera con Francia, cuenta con otros muchos puntales de la buena mesa. Hoy nos damos un paseo por algunos de ellos en una sabrosa ruta donde convive la cocina tradicional con la de vanguardia. Si eres de los afortunados que tiene vacaciones en septiembre y o si aún te quedan unos días libres y tienes pensada una escapada a este bello rincón del litoral catalán, toma nota; tu estómago y tu paladar… ¡te lo agradecerán!

VER GALERÍA

Tierra de grandes materias primas, el producto es precisamente lo que más importa al chef Rafa Peña desde que en 2011 se pusiera al mando de los fogones del 'Bistró del Mar' y el restaurante 'Villa Teresita', los restaurantes del delicioso 'Hostal Empuries', una de las joyas de hotelería y restauración de la Costa Brava. Peña, que es propietario también del restaurante 'Gresca' en Barcelona, predica con el ejemplo y cumple a rajatabla con su filosofía de cocina mediterránea, basada en esos grandes productos y técnicas poco invasivas para dar vida a unos platos que triunfan por su intenso sabor. Y es que el 'Hostal Empúries' apuesta por un consumo responsable basado en una cocina de alimentos ecológicos, en parte de producción propia y a través de proveedores directos con los que comparten la misma filosofía, lo que garantiza una trazabilidad absoluta del producto. Y para muestra, su carta, donde encontramos platos soberbios como las ‘croquetas de gambas’ o la ‘caballa teriyaki’, toda una explosión de sabor.

VER GALERÍA

Con una base centrada fundamentalmente en el pescado, en ambos restaurantes se puede disfrutar de lo mejor que se subasta cada mañana en lonja de L'Escala, muy cerca del hotel, aunque el plato estrella de la casa –si el mar lo permite- es el ‘cap roig’, que se come con las manos haciendo una especie de rollito con lechuga y diversas salsas que recuerda a la cocina callejera asiática. Capítulo aparte merecen los arroces del 'Villa Teresita', el más gastronómico de los dos restaurantes del hotel. El arroz es uno de los productos más destacables del Ampurdán, que se cultiva en el vecino municipio de Pals. Con esta materia prima tan notable, poco más cabe añadir para disfrutar de un suculento plato como el ‘arroz de pescado de roca con alioli de azafrán’, sencillamente delicioso, como todo lo que se cuece entre las antiguas y estilosas paredes de los restaurantes en particular y del 'Hostal Empuries' en general.

Sin vistas al mar pero rodeado por un entorno idílico, el restaurante 'Pera Batlla' ha sabido reinventar la gastronomía local aprovechando la gran tradición culinaria de la región y añadiéndole un toque de creatividad con el que crear unos platos únicos. Aquí, en mitad de la ‘casi nada’ y completamente integrado en el paisaje, la cocinera Antonia Quiñones practica eso tan de moda ahora que se conoce como cocina de 'Km 0', pero en lo que ella lleva ya muchos años trabajando. Entre los fogones de 'Pera Batlla', Quiñones trata de dignificar recetas tradicionales maltratadas por el paso del tiempo y a juzgar por el éxito del restaurante, tiene el reto más que conseguido. La mayor parte de las verduras que sirve las recoge de su propio huerto, ubicado a pocos metros del restaurante, la carne es de producción local y lo mismo sucede con el pescado, que para eso estamos en la Costa Brava. Una cocina sin artificios donde se cocinan platos como el ‘risotto de zanahorias caramelizadas con pesto de berros y vieras’ o los ‘raviolis de membrillo y pecorino con salsa de calabaza y camagrocs’, platos que se permite improvisar dependiendo de lo que dé la tierra. Y nosotros agradecidos.

VER GALERÍA

Y ubicado al norte del norte y tras una serpenteante carretera llegamos hasta Cadaqués. En el pueblo que enamoró a Dalí y cuya luz inspiró las pinceladas surrealistas del artista de Figueras encontramos uno de los mejores restaurantes de la Costa Brava: Compartir. Aquí, en un recóndito rincón de pura esencia mediterránea, bendecido por las olas del mar y encaramado a una montaña, Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch (los tres chefs trabajaron en 'elBulli' junto a Ferran Adrià y hoy en día también están al frente del barcelonés ‘Disfrutar’) crean platos que, como el propio nombre del restaurante indica, están pensados para compartir en el centro de la mesa. De esta forma se transforma el concepto de 'pica-pica' y se lleva un paso adelante, a la vez que se crea un ambiente sorprendente y desinhibido entre los comensales. La carta ofrece platos de estilo marcadamente moderno y también propuestas más tradicionales, como pueden ser los arroces, entre los que destaca el ‘arroz ibérico con trompetas de la muerte’, hecho con un fondo de jamón ibérico que le aporta una tremenda potencia, en sabor y en visualización. Pero antes de compartir cualquier arroz, merece la pena hacerlo también con el ‘huevo con crema de patata con trufa negra’ o las ‘sardinas marinadas, naranja y aceituna verde’. Producto ligero y cercano preparado con algún exótico guiño o propuestas más arriesgadas que bordan en elaboración, lo que resulta todo un dilema, ya que al final lo que menos apetece es tener que ‘compartir’ tan deliciosos platos.

VER GALERÍA

Sol, brisa, calma, mar, gambas, sardinas a la plancha, playa… todo esto, y alguna cosa más que nos guardamos en el tintero es 'Tragamar', uno de los mejores restaurantes donde comer, acompañado de unas preciosas vistas al mar, en Calella de Palafrugell. Con fachada de restaurante y alma de chiringuito, la cocina de 'Tragamar' es la quintaesencia de la Costa Brava, o lo que es lo mismo, puro mar: ‘mejillones’, ‘almejas al jerez’, ‘chipirones a la andaluza’, o las tradicionales ‘sardinas a la brasa’. Y de nuevo las estrellas de la región, el pescado, con platos como el ‘suquet de corvina negra con cigalas’ o los arroces, como el ‘caldoso con bogavante’, que disfrutar casi, casi con los pies en la arena hasta bien entrado el otoño.

VER GALERÍA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.