Silvia Abascal regresa al cine internacional por la puerta grande

La actriz madrileña, que había realizado pequeñas participaciones en la gran pantalla tras el ictus que sufrió en 2011, rueda ahora un papel protagonista en ‘Francisco: el padre Jorge’

por hola.com

Silvia Abascal vive uno de los momentos más dulces de su vida. Tres años después del ictus que sufrió durante el Festival de Málaga en 2011, la actriz madrileña no sólo ha tenido tiempo para escribir un libro, Todo un viaje, sino que también se ha estrenado como directora de un corto titulado No digas nada con el que ha recorrido los certámenes más importantes cosechando gran éxito.

VER GALERÍA

Su espinita clavada era volver a trabajar como actriz en un papel protagonista ya que una de las secuelas del ictus fue la hiperacusia, una aguda sensibilidad al sonido que le impedía encontrarse en lugares con mucho ruido. Por esa razón, Silvia quiso tomarse su tiempo, avanzar despacio y con calma pero sin rendirse en ningún momento y ha participado en algunas películas haciendo pequeños ‘cameos’ o intervenciones fugaces como ocurrió en Ma Ma de Julio Medem, Truman o Pasaje de vida.

Ahora, tres años después de sufrir el derrame que le cambió la vida y tras un lento proceso de recuperación, Silvia se ha sentido plenamente segura para atreverse a regresar al cine internacional y hacerlo, además, por la puerta grande. La actriz se encuentra en Buenos Aires en pleno rodaje de la producción hispano-argentina Francisco: el padre Jorge.

Se trata del primer ‘biopic’ que se está rodando sobre la vida del Papa Francisco y está basado en el libro ‘Francisco, Vida y revolución’, de la periodista Elisabetta Piqué. La película está protagonizada por Darío Grandinetti y narra el viaje transformador del jesuita, nacido en Flores en 1936, que fue nombrado arzobispo de Buenos Aires en 1999 y que, en 2013, fue designado Papa.

VER GALERÍA

Y todo ello a través de los ojos de una periodista española, papel que encarna Silvia, que se fija en él tras el cónclave de Roma de 2005 (por el cual surgió Benedicto XVI), y que relatará el activismo del Padre Jorge, como él siempre quiso que le llamaran, en sus batallas contra la prostitución, los atropellos de la dictadura, la corrupción, el trabajo esclavo y los entresijos del cónclave de 2013.

En el filme, podremos ver a Silvia luciendo tripa de embarazada y convertida en una amorosa madre, lo que a buen seguro que le ha despertado a la actriz su sentido maternal ya que, según sus propios comentarios en las redes sociales, ha disfrutado enormemente de su relación con su ‘hija’ en la ficción.

VER GALERÍA

El rodaje de esta película ha sido lo que ha mantenido a la actriz alejada de la última entrega de los Premios Goya, aunque siguió la ceremonia a través del canal internacional, y le mantendrá al otro lado del charco durante varias semanas más hasta que el equipo se traslade a otros lugares de grabación como Roma y Madrid.

Allí, además de disfrutar del buen tiempo, ya que en Buenos Aires es ahora verano, ha aprovechado también para disfrutar de la compañía de otros compañeros de profesión como Sergi López, que se encuentra actuando en un teatro de Buenos Aires o una de nuestras actrices más internacionales como es Maribel Verdú, que también se encuentra en la capital argentina rodando una película.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie