Cuidados piel

La guía de experto que esperabas para cuidar tu piel este invierno

Incluye en tu rutina diaria estos pasos fáciles pero con efectos sorprendentes

por Cristina Álvarez

Lanzamos la pregunta: ¿cuidas tu piel como deberías? Si crees que no, lo que vamos a contarte te interesa, ya que si quieres tenerla radiante y bonita, es importante que incluyas en tu día a día ciertas rutinas con los que conseguirás una tez luminosa y más firme, además de reducir visiblemente los signos más obvios de la edad, como arrugas y manchas. "Debes sacar unos minutos al día todas las mañanas y noches para colocarte frente al espejo y dedicar un tiempo a mimar tu piel", asegura Estibaliz Lancha, farmacéutica y fundadora de Mi Rebotica. Para ella, es primordial seguir una correcta rutina de limpieza y no dejar de lado nuestros cosméticos habituales, independientemente de la época del año en la que nos encontremos, aunque en las semanas previas a la Navidad, con la agenda repleta de compromisos, es cuando más nos esforzamos por cumplirla.

VER GALERÍA

- Pon tu cuerpo (y tu mente) a punto para las fiestas con los consejos de los expertos

¿Tienes acné?

Aunque el ritual siempre debe adecuarse a nuestro tipo de piel, especialmente cuidadosos tendremos que ser si tenemos problemas de acné o granitos, que a menudo suelen aparecer en estas fechas debido a los cambios en la dieta. "Comienza por limpiar en profundidad la cara con los productos adecuados y seborreguladores que no debiliten las defensas de la piel. Esto evitará que en los poros se acumule mucha suciedad, previniendo la aparición de puntos negros y granitos. Semanalmente, también se recomienda exfoliar la piel (siempre que no haya inflamación) y utilizar una mascarilla específica para secar los granos y cicatrizar las lesiones".

"También es recomendable beber aproximadamente dos litros de agua al día para una hidratación por dentro y por fuera. En lo que respecta a la aplicación de productos como el maquillaje o el protector solar, elige siempre aquellos que sean aptos para pieles grasas y con tendencia acneica. Y por muy lógico que parezca lo que voy a decir, ¡todos cometemos este error! Hay que evitar tocar los granitos y pellizcarlos, así solamente lograremos expandir la infección y que aparezcan cicatrices", recuerda.

Antioxidantes, el secreto de las pieles que están bonitas todo el año

Ahora es el gran momento de los antioxidantes. Así lo afirma Mayte García, de Cosmetics Herbera, ya que tras el verano seguramente nuestra piel ha sufrido más, por eso, "necesitas cuidados extra para encarar la temporada de invierno con la luminosidad y la hidratación adecuadas". "El estrés oxidativo al que hemos expuesto a nuestra piel debe ser reparado y para eso nos podemos ayudar con productos externos y, por supuesto, con nuestra alimentación. Por eso en tu dieta no pueden faltar alimentos ricos en vitamina C, A, E y en betacarótenos, Algunos ejemplos infalibles son: los frutos rojos, el pimiento rojo y la zanahoria, considerados grandes fuentes de antioxidantes, y el brócoli, también conocido como el 'oro verde' porque tiene una gran acción antioxidante. El té verde puede ser otro de tus aliados, ya que te ayuda a mantener tu organismo siempre hidratado".

VER GALERÍA

- Sal, leche, azúcar, carne roja... La lista de los alimentos que más dañan tu piel

Cuidarte por dentro y por fuera

Según la experta de Cosmetics Herbera, para recuperar elasticidad e hidratación de tu piel es primordial "beber abundante agua durante todo el día y tomar alimentos ricos en ácidos grasos". Te pueden ayudar el salmón, las nueces y el aceite de oliva. "También el ácido hialurónico, porque va a ir aportando el agua que necesita tu piel en cada momento, evitando la sequedad y la deshidratación", añade. En estos meses de frío, la piel necesita calma y regeneración. "Resérvate unos minutos para ti cada día para cuidarte y mimarte, volver a conectar contigo y con tus cuidados diarios. No solo mejorará tu piel y tu cabello, también tu bienestar emocional. Para ello, te recomendamos que por lo menos una vez a la semana hagas un auténtico ritual de tu rutina de belleza: silencio, luz de velas y productos aromáticos". 

La facialista Nathalia Arango incide en otro punto importante para tener una piel perfecta: la exfoliación. "Es un buen momento para retomar el cepillado en seco de toda tu piel (cuerpo y rostro) usando un aceite rico en omegas 3 y 6, ya que ayudarán en su recuperación y aceleran el proceso de eliminación de toxinas. La exfoliación mejor dos veces por semana, asegurándote que sea muy suave, sin agredir la piel y al menos durante dos o tres semanas". "Hidrátala muy bien y, por la noche, añade unas gotas de tu aceite favorito. Importante que sea rico en ácidos grasos esenciales, para potenciar la regeneración de su protección natural".

VER GALERÍA

Palabra de dermatólogos

Para hablar de este tema también hemos contamos con la opinión del doctor Alberto Conde Taboada, Jefe de Servicio de Dermatología en MD Anderson Cancer Center Madrid, quien cree que cada caso debe ser tratado específicamente porque "la piel de cada persona es diferente". "Habrá que prestar atención a las posibles manchas que hayan aparecido con el sol. Podemos intentar eliminarlas o atenuarlas, ya que cuanto antes las tratemos más sencillo será que desaparezcan". Coincide con él el doctor Antonio Licitra, médico especialista en medicina estética y director de Med Estetic, que hace referencia a la importancia de "reparar la piel, renovarla, darle luz, borrar manchas, restablecer los niveles de hidratación, unificar el tono, reponer las reservas de colágeno...". Para ello, "recomiendo exfoliar profundamente, también con la ayuda de peelings, para dejar la piel del rostro completamente renovada. Además, es muy importante tratar de hidratarla al máximo con tratamientos en cabina, o con mascarillas intensivas en casa". 

¿Por qué tenemos que cambiar la rutina de cuidado facial?, le hemos preguntado a la doctora Mar Mira, codirectora de la Clínica Mira+Cueto, médico estético y nutricionista. "Como las estaciones, la piel cambia. Y es necesario que adaptemos la rutina cosmética para poder cuidar y tratar la piel en profundidad", nos ha respondido. "En otoño, nuestra rutina debe estar enfocada en reparar y regenerar nuestra piel. Primero hay que equilibrarla, sanearla. Para que la piel funcione bien y desempeñe correctamente su función de defensa o barrera debe tener el manto hidrolipídico equilibrado. Si no es así, aparecerán alteraciones estéticas como rojeces, piel más reactiva, picor... Y el siguiente paso importante es la hidratación, que puede ser con sérum o cremas que lleven factores de crecimiento o ácido hialurónico". 

A pesar de lo que podamos creer, en esta época del año no debemos olvidar la protección solar: "Aunque no estemos en verano, su aplicación debe ser constante. Recordemos que estamos expuestos a la luz azul del espectro visible: pantallas de los ordenadores, tablet, teléfonos… que se ha demostrado en diferentes estudios clínicos que también genera manchas y envejece. Además, la radiación ultravioleta atraviesa los cristales, por lo tanto, cuando vamos en el coche o estamos al lado de una ventana no nos olvidemos que estamos expuestos". 

VER GALERÍA

Los 'tips' más efectivos (en casa)

Si quieres conseguir una piel suave y libre de impurezas, Carmen Navarro, directora de los centros Carmen Navarro y pionera en el mundo de la estética en nuestro país, insiste en que debes seguir una rutina diaria. Si además sufres de sequedad y deshidratación, "utiliza una crema hidratante para mantener el agua que necesita y es fundamental aportar activos como el aloe vera, que, además de evitar la sensación de piel seca, tiene un poder calmante de impacto gracias a sus cualidades antiinflamatorias". Beatriz Peña, editora de Belleza Pura y experta en belleza y salud, nos ha dado algunos tips muy fáciles:

- Realiza una limpieza casera semanal a base de toallas de agua fría y caliente: Pon en un bol agua con cubitos de hielo y otro con agua caliente (pero que no queme). Introduce dos toallitas de felpa en cada uno y ve aplicando alternativamente sobre el rostro.

- Después, prueba la mascarilla de miel con un poco de harina de maíz y déjala 15 minutos. Solo tienes que mezclar bien dos cucharadas de ambos ingredientes. Aprovecha mientras la tienes puesta para tumbarte con los pies en alto, relajarte y hacer un poco de meditación.

- Exfoliación corporal en seco con guante de crin para eliminar las células muertas cada semana (o cada 15 días si tu piel es sensible)

- Ducha nocturna de agua templada a fría para tonificar el cuerpo. Con más agua que jabón, bastará un gel neutro solo en axilas y zonas íntimas. Antes de salir, y con la piel mojada, extiende aceite de argán o coco de pies a cabeza, incluido el cabello. En el pelo lo puedes dejar actuar toda la noche y lavarlo al día siguiente.

- Vuelve a la actividad física diaria, caminando todos los días al menos media hora. Mejor por la naturaleza o por algún parque cercano, te ayudará a volver paso a paso a recuperar el ritmo y dormir mejor.

- Presta atención a tus pies, sumérgelos en agua caliente con abundante sal y deja que se enfríe mientras ves un capítulo de tu serie favorita. Seca con cuidado y pon un poco de vaselina.

VER GALERÍA

Hábitos saludables

"Alimentarse con comida saludable y mantener el cuerpo activo es la base para gozar de buena energía", así de claro lo dicen los expertos de Miguel Camarena Salud. "Algo que puede ayudar mucho es incluir alimentos de origen vegetal en todas tus comidas; estos alimentos son ricos en micronutrientes y, además, muy saciantes. Cocinar los alimentos que vayamos a ingerir hará que comamos de manera más consciente y sintamos gratitud hacia nuestro plato (lo que hará que conectemos mucho con nuestro interior y con la naturaleza que nos ha brindado esos alimentos)", apunta Camarena, que nos anima a realizar el ejercicio físico que más nos guste: "Si disfrutas bailando, baila; si eres más de hacer rutas con la familia, ¡adelante con ello, pero muévete!". Todas estas actividades te permitirán llegar a los 10.000 pasos diarios que Miguel recomienda realizar. 

Lo más importante que debes tener en cuenta es que "todo esto que hacemos por nosotros mismos debemos hacerlo desde el amor que nos tenemos y no porque no nos guste nuestro cuerpo y queramos cambiarlo. Los pensamientos que nos rondan la mente mientras estamos tratando de llevar una vida saludable serán determinantes a la hora de mantener o no esos hábitos, así que él nos anima a hacerlo sintiendo que nuestro cuerpo es nuestro templo y que merecemos evolucionar nuestra mejor versión".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie