Consejos de última hora para correr la San Silvestre

por hola.com

Con el boom del running las carreras populares de fin de año se han convertido en un imprescindible de las Navidades. Desde la clásica San Silvestre vallecana hasta aquellas que se celebran en los pueblos más recónditos... Miles de personas se suman a esta original manera de despedir el año. Te damos algunos consejos si tienes pensado participar por primera vez.

Para participar en este tipo de carreras no basta simplemente con correr habitualmente ya que el esfuerzo que nos exige puede provocar lesiones. Así que suponemos que te has entrenado a fondo para superar este reto sin complicaciones. Hay que tener claro que no existe una preparación física que sirva para todo el mundo ya que siempre depende del objetivo que cada uno se marque y de la forma física del corredor. Sin embargo, hay una serie de pautas a tener en cuenta el día de la carrera.

Cómo prepararnos para el día 'd'

Una pauta imprescindible en una buena sesión de entrenamiento los días previos, compuesta por tres partes: una entrada en calor progresiva; el entrenamiento principal en donde se juega con la intensidad de la sesión; y una última de estiramientos finales. ¡No te pierdas! 3 ejercicios en vídeo para prepararte una carrera

Ya el día de la carrera se deben hacer al menos 10 minutos de estiramientos para poner a punto a los músculos y, tras esto, trotar suavemente durante 15 minutos para ayudar a que tu cuerpo vuelva a su estado habitual.

¡Pero el cuerpo necesita gasolina para funcionar! Por eso la alimentación también desempeña un papel fundamental en la puesta a punto. Según los expertos en fitness de los gimansios 'Virgin Active', los días previos lo ideal es tomar hidratos de carbono y proteínas para llenar los depósitos de glucógeno del músculo y del hígado. Además, hay alimentos tradicionales que ayudan a evitar el cansancio en este tipo de pruebas como los cereales integrales, las nueces o la cafeína, que es un potente estimulante.

La noche anterior a la carrera es de suma importancia mantener un nivel óptimo de hidratación por lo que debemos de consumir mucha agua (sola o a través de los alimentos) y, sobre todo, evitar comidas picantes o copiosas y cualquier cosa con la que no estés familiarizado habitualmente, que pueda causarte malestar gástrico el día de la carrera. Desde 'Virgin Active' proponen, por ejemplo, un plato de pollo y pasta.

- Lee: Alimentos para correr más

Llegado el gran día, ¡levántate con tiempo para desayunar! Lo aconsejable es ingerir un tazón de leche con copos de avena y alguna fruta. Eso sí, ¡al menos tres horas antes de ponerte a correr! Siempre hay que dar tiempo para que el estómago pueda digerir la comida correctamente y, como consecuencia, dar la energía necesaria para llegar a la meta.

Los días de después

Por último, ¡no hay que olvidarse de la recuperación! Todo esfuerzo tiene su recompensa y ¡tu cuerpo se la merece! En Slow Life House cuentan con el masaje ‘Runner Recovery’ para ayudar a eliminar la tensión en aquellos músculos que más trabajan durante una carrera, como son los isquiotibiales, los gemelos, el solco, los aductores, los glúteos y la fascia plantar. Además, favorece la circulación sanguínea y linfática. ¡Saldrás como nueva!

- Lee: Masajes para runners

- Lee: 6 masajes descontracturantes y relajantes para deportistas

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie