Después de lograr el mejor puesto para España en el festival desde 1995, se ha convertido en un auténtico fenómeno musical

Chanel comparte con ¡HOLA! sus emociones tras Eurovisión y nos desvela sus planes de futuro

‘Ahora estoy aterrizando, poco a poco. Lo que ha pasado ha sido muy grande’

Chanel HOLA 4061

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Una semana después de arrasar en Eurovisión con su inter­pretación de SloMo, con la que consiguió el mejor resultado para España en casi tres décadas, Chanel Terrero confiesa que “todavía sigo soñando”. Y no nos extra­ña que no quiera despertarse. La cantante ha conseguido que Europa se rinda ante ella después de deslumbrar en Turín (Italia). Un impecable trabajo que los Reyes de España le han reconocido personalmente a través de una carta: “Muchísimas felicidades por tu fantástica actuación en Eurovisión. Has hecho historia para España en este festival de música al alcanzar ese tercer puesto en una reñida final”, han escrito Felipe VI y doña Letizia, en dicha misiva.

Portada HOLA 4061©Hola

Terminada su ‘euromisión’ con éxito, Chanel solo desea pasar “un mes encerrada” con los suyos, en la localidad barcelonesa de Olesa de Montserrat, donde reside con su familia desde que tiene tres años —la artista, al igual que su madre, nació en La Habana, Cuba—. Antes de tomarse este merecido descanso, ha querido compartir con ¡HOLA! el torbellino de sensaciones que está viviendo estos días. Además, nos ha adelantado algunos de los proyectos profesionales que espera poner en marcha en los próximos meses.

“Llevo tanto cansancio acumulado… Lo único que quiero es dormir y comer. Por las noches, todavía sueño con todo lo que ha pasado, pero es bonito”

—Hace tres meses, decías que te sentías como en las nubes. ¿Cómo te encuentras ahora?

­—Antes sentía que estaba en las nubes y ahora estoy aterrizando, poco a poco. Pero estoy muy feliz y soy muy consiente de todo lo que está pasando y ha pasado, que ha sido muy bonito y muy grande.

—¿Has podido dormir y recuperar energías estos últimos días?

—Sí (ríe). Llevo tanto cansancio acumulado… Lo único que quiero es dormir y comer. No me cuesta nada cerrar los ojitos y dormir. Por las noches, todavía sueño con todo lo que ha pasado, pero es bonito.

—¿Estás contenta con tu resultado en Euro­visión? 

—Muy contenta. Nada más terminar y bajar del escenario, miré a mis bailarines y les dije: ‘Chicos, nosotros ya hemos ganado con lo que acabamos de hacer’. Hemos trabajado muy duro para que saliera perfecto. Obviamente, perfecto no iba a salir, porque no somos máquinas, pero nos quedamos muy satisfechos con lo que hicimos.

—Muchos piensan que, de no ser por la situación política internacional, habrías ganado esta edición. Sinceramente, ¿esperabas ganar Eurovisión?

—La verdad es que estaba tan en lo mío y en el trabajo que no me he parado a pensar en ello. Obviamente, nosotros queríamos ganar. Si no, no hubiéramos trabajado tanto. Nada más recibir los primeros doce puntos, alucinamos tanto… Era una locura. Vernos ahí en el panel, tan arriba, fue muy fuerte, la verdad.

Chanel HOLA 4061©MIGUEL REVERIEGO
Como ya hizo en Eurovisión, Chanel brilla delante de las cámaras.

—De todas las felicitaciones que has recibido, ¿cuál es la que más ilusión te ha hecho o te ha llamado la atención?

—Todas son especiales. Esas personas han dedicado un poco de tiempo de su vida y un trocito de su corazón para poder expresarme su gratitud, sus felicitaciones, sus palabras… Pero es verdad que las que más me tocan son las de esa gente que ha estado conmigo desde el principio. Ya no me refiero a este proceso, sino de mi vida y a las de mis mejores amigos, que me conocen bien y me dan en el botoncito de mi corazón. Esas son las que más ilusión, entre comillas, me ha hecho. También, sobre todo, recibir felicitaciones y palabras de artistas y compañeros de profesión.

—¿Te ha costado gestionar toda la presión en los días previos al festival?

—Nada. Porque esa presión no la veía como mala. Era como una activación, de no poder decaer. Ya que estaba dejando el listón alto, no podía flaquear en ningún momento. Entonces, no lo veía como presión, la verdad, sino como un motor.

Chanel HOLA 4061©MIGUEL REVERIEGO
Chanel HOLA 4061©GTres/@eurovisiontve
Abajo, a la izquierda, con la bandera de España, tras su actuación en el festival. Al lado, la cantante, en la plaza Mayor de Madrid, horas después de regresar de Italia. La acompañan los presentadores Tony Aguilar y Julia Varela, además de los ocho mil fans que la arroparon en su recibimiento.

Alejada de las ‘malas vibraciones’

—¿Qué les dirías a todos los que criticaron tu elección para representar España en Eurovisión a raíz de tu paso por el Benidorm Fest?

—Nada. En verdad, nada. No quiero atender a esas malas energías y esas malas vibraciones. Lo único que he hecho ha sido vibrar en la onda del trabajo, del esfuerzo y de la ilusión. Si hubieran sido críticas constructivas, las hubiera cogido, porque me gusta aprender. Pero en este caso no lo han sido, así que no les presto atención.

—En aquellos momentos, decidiste dejar Twitter para alejarte de los comentarios negativos. ¿Sigue así la situación?

—No, no. Ya he vuelto a Twitter. Además, hicimos un evento de preguntas y respuestas. Fue muy guay, porque hubo mucho respeto. Sigo en Twitter, intentando compartir el respeto con la comunidad y ese mensaje que llevaba por bandera desde que me fui.

“¿Por qué no irme fuera de España e internacionalizar mi carrera? Es algo que me he planteado muchas veces y no lo veo lejano”

—¿Con qué te quedas de todo lo que has vivi­do estos meses?

Con las personas maravillosas que he conocido y con las relaciones que he afianzado con aquellas que ya conocía. Por ejemplo, Kyle Hanagami —su coreógrafo, que es el mismo de Jennifer López— y Leroy Sánchez —uno de los compositores de la canción SloMo— han sido un descubrimiento. No solo en lo artístico, sino también en lo personal. Como yo digo, se han convertido mis dos ángeles. Para mí, son superespeciales e imprescindibles en todo esto.

—Y ahora, ¿qué es lo próximo para ti? 

—Ahora tengo en mente muchas cosas. Hay muchísimas cosas que aprender y muchísimas cosas que hacer. Quiero grabar un disco, sacar más música. Además, estoy muerta de ganas de volver a ensayar con Nacho Cano para el musical Malinche.

Chanel HOLA 4061©MIGUEL REVERIEGO
Sobre las irregularidades que ha detectado la organización de Eurovisión en el envío de las puntuaciones de algunos países, Chanel ha confesado: “Eso lo tiene que aclarar la Unión Europea de Radiodifusión y nosotros somos artistas”.

—Entonces, ¿continúas en este proyecto?

—Sí. Para mí no es un deber moral. Es algo que siento, que ese musical es mi casa y que los artistas que están allí son mi familia. Al final, Nacho es como… no sé cómo llamarlo… un descubridor, un mentor. Estoy en contacto con él todos los días y, para mí, es muy importante todo lo que me transmite.

—¿Barajas la idea de irte fuera de España e internacionalizar tu carrera?

—¿Por qué no? ¿Por qué no internacionalizar mi carrera? Es algo que me he planteado muchas veces y no lo veo lejano.


TEXTO: ANTONIO DIÉGUEZ

FOTOS: MIGUEL REVERIEGO

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: RUBÉN MÁRMOL

Más sobre