Brad Pitt demanda a Angelina Jolie y la acusa de 'infligirle daño gratuito'

El actor ha denunciado a su exmujer por vender sin su consentimiento su parte del Château Miraval, en Francia

Por Paloma Anaya

Han sido meses de silencio en lo que se refiere al proceso de divorcio de Brad Pitt y Angelina Jolie, uno de los más largos y complicados de la historia de Hollywood, pero parece que la batalla ha vuelto a reavivarse. El motivo de su disputa es la fabulosa residencia en la Provenza francesa, el Château Miraval, donde la expareja adquirio unos viñedos y una finca valorada en 140 millones de euros y donde se casaron en agosto de 2014, en una boda publicada en exclusiva mundial por la revista ¡HOLA! El actor ha denunciado ahora a su exmujer por la venta de su parte del Château Miraval, en Francia. 

VER GALERÍA

Pitt alega que ambos acordaron que ninguno vendería su parte del castillo francés sin el consentimiento de la otra parte. Sin embargo, la actriz de Maléfica decidió vender su parte al empresario ruso Yuri Shefler después de recibir una autorización legal para poder vender sus acciones de la mansión. Previamente la intérprete de Eternals había acusado a su exmarido de bloquear la venta de los viñedos y tras interponer una demanda logró que un juez retirara la orden temporal que evitaba que una de las partes pueda tomar decisiones financieras sobre sus propiedades durante el proceso de separación.

-Brad Pitt celebra un cumpleaños agriculce 

-Angelina Jolie se borra el tatuaje de Brad Pitt

Los documentos judiciales, ahora presentados por Brad Pitt en el Tribunal Superior de Los Ángeles, señalan que "Jolie consumó la supuesta venta sin el conocimiento de Pitt, negándole a Pitt el derecho de consentimiento que le debía y el derecho de preferencia que su entidad comercial le debía a él. Ella vendió su participación con el conocimiento y la intención de que Shefler y sus afiliados buscarán controlar el negocio al que se había dedicado el actor y socavar la inversión de Brad en Miraval".

VER GALERÍA

-El nuevo motivo que ha enfrentado a Angelina Jolie y Brad Pitt (y no son sus hijos)

La finca Miraval se encuentra en el pueblo de Correns, en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul, en el sureste de Francia. La mansión de 35 habitaciones, rodeada de exuberantes jardines con un foso, fuentes, acueductos, un estanque, una capilla y un fabuloso viñedo en el que el protagonista de La ciudad perdida dice haber invertido una gran cantidad de dinero. Jolie, de 46 años, y Pitt, de 58, compraron la finca en 2008 por 25 millones de euros, con la intención de criar a sus hijos allí y construir un negocio familiar de vinos. El actor convirtió el viñedo en Miraval en un negocio multimillonario y uno de los principales productores de vino rosado del mundo. 

Lo documentos judiciales establecen que, en 2013, "Jolie dejó de contribuir por completo" en las reformas, mientras que Pitt "siguió invirtiendo millones de dólares[financiando] aproximadamente el 70 por ciento de la inversión de la pareja en Miraval". No obstante, en enero de 2021, "Jolie le informó a Pitt por escrito que había tomado una 'decisión dolorosa, con gran pesar'", alega la demanda. "Jolie explicó que había comprado Miraval con Pitt 'como un negocio familiar' y como el lugar donde creía que 'envejecerían' juntos. Sin embargo ella "ya no podía mantener ninguna posición como propietaria en un negocio a base de alcohol dadas sus objeciones personales". 

VER GALERÍA

Fue entonces cuando el actor inició una serie de negociaciones para comprar la parte de su exmujer, pero en octubre de 2021, la división de vinos de Stoli Group, Tenute del Mondo, anunció que había comprado la participación del 50 por ciento de Jolie en la finca y los vinos que produce, siendo el negocio controlado por el empresario ruso Shefler. La venta fue una sorpresa para él, quien ahora afirma que no puede usar el Château como su hogar privado y no podrá supervisar el negocio en el que invirtió tantos millones. En la demanda se añade que Angelina se benefició de la increíble cantidad de trabajo, tiempo y dinero invertidos por el intérprete y sus socios comerciales en el crecimiento de la marca y "busca recuperar ganancias inesperadas no ganadas por ella mientras inflige daño gratuito a Pitt". "Hace mucho tiempo que Jolie dejó de contribuir con Miraval, mientras que Pitt invirtió dinero y sudor en el negocio del vino. Jolie busca apoderarse de ganancias que no ha obtenido y de la devolución de una inversión que no hizo”. Además, "la supuesta venta priva a Pitt de su derecho a disfrutar de su casa de forma privada y a supervisar un negocio que desarrolló desde cero", es lo que refleja el contenido de la demanda interpuesta por el oscarizado actor de Érase una vez en Hollywood y que ha sido publicada en Page Six.

-Angelina Jolie y sus 'cinco fantásticos' conquistan Londres, pero ¿dónde está Pax?