Ramiro Oliveros

Ramiro Oliveros explica cómo acabó su teléfono móvil en el féretro de Concha Márquez Piquer

El actor se ha tomado con humor esta surrealista historia y asegura que se trata de una 'diablura' de su mujer

por hola.com

Días después de dar su último adiós a Concha Márquez Piquer, Ramiro Oliveros se dio cuenta de que su móvil había desaparecido. El viudo de la artista, de 80 años, lo buscó por todas partes hasta descubrir que el aparato se encontraba dentro del féretro de su mujer. "Esto es una diablura de Concha, una más de tantas que me ha hecho", ha dicho el actor en el programa Cuatro al día, de Joaquín Prat. "Qué más da que lo tenga ella, ella puede controlar todos mis movimientos", ha añadido con gran sentido del humor antes de explicar cómo fue a parar allí su teléfono. Según ha contado, durante el velatorio, que se celebró en la intimidad de su hogar, Ramiro se acercaba "cada diez minutos" a besar a su mujer y cuando fue a despedirse de ella por última vez el móvil, que lo tenía en el bolsillo delantero de la camisa, se "cayó dentro de la caja", pero nadie se percató de lo ocurrido. 

VER GALERÍA

Cuando Ramiro le dice a su hija que no encuentra su teléfono y que quizás está dentro del féretro de la artista, se ponen en contacto con el cementerio de San Isidro de Madrid y piden a un operario que se acerque a la lápida de la cantante por si escucha la melodía del móvil, ya que sigue dando señal, pero el trabajador no oye nada. Entonces deciden repasar todas las fotografías del velatorio y en una de ellas localizan el móvil de Ramiro en el interior del ataúd. "Le pedí a mi hija que me hiciera una última foto con Concha y al inclinarme para darla un beso no me di cuenta y se cayó", ha relatado el actor. “Aunque se le acabe la batería al móvil ella la recargará, seguro”, ha bromeado. 

Así es Oliver, el nieto de Concha Márquez Piquer

Además, Ramiro ha intentado ver la parte más romántica de esta surrealista anécdota al pensar que Concha y él siempre estarán unidos. "Nuestro vínculo no lo rompe nada ni nadie. El vínculo con Concha es el más fuerte que he tenido en toda mi vida". 

VER GALERÍA

Concha Márquez Piquer y Ramiro Oliveros se casaron por lo civil en 1982 y de esa unión nació su única hija en común, Iris Amor, en 1988. El actor fue el verdadero amor de la artista, y viceversa. "El único amor de mi vida ha sido ella, en 40 años solo nos hemos separado dos dias", ha confesado Ramiro en el programa de Joaquín Prat. “Nunca le puse los cuernos, nunca le falté al respeto a una mujer tan grande. Ha sido el único amor de mi vida… 40 años juntos me han servido para saber que no deseo nada más". 

Copla, cine y libros: la intensa trayectoria de Concha Márquez Piquer

La trágica muerte de su hija Coral, el duro golpe que marcó a Concha Márquez Piquer

El intérprete, al que vimos desolado en el entierro de su mujer, ahora vive por y para su hija. "Yo me quedo en este mundo por ella. Si no fuera por Iris hoy me pegaba un tiro, pero me voy a quedar aquí porque Concha me dijo que cuidara de nuestra hija. Mi vida, de ahora en adelante, le pertenece a mi hija, no me pertenece a mí", ha finalizado con tristeza. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie