El cariñoso reencuentro de la Baronesa Thyssen con su nieta Kala, de seis años

Acudió junto a sus padres, Borja y Blanca, a un acto conmemorativo del centenario del barón en el museo Thyssen

Carmen Thyssen reportaje

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

En una de las escasas ocasiones en las que se han dejado ver desde el nacimiento de su quinta hija, India, en diciembre del año pasado, Blanca y Borja Thyssen reaparecieron en un simposio internacional dedicado al barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza con motivo de la celebración de su centenario. A la cita no faltó Carmen Cervera, que también ha reducido sus salidas durante el último año debido a la pandemia. La baronesa se mostró feliz, muy sonriente y especialmente cariñosa con su nieta Kala, que el próximo 30 de noviembre celebrará su séptimo cumpleaños.

Portada ¡HOLA! 4030©Hola

En esta ocasión no vimos a los hijos mayores de Borja y Blanca: Sacha, de trece años; Eric, de once, y Enzo, de nueve. “Está monísima”, comentó la baronesa sobre su nieta y recordó que “los hijos de Borja no me llaman abuela, sino Tita”. De India, la pequeña de la familia, que cumplirá un año en diciembre, la baronesa aseguro que también está “monísima” y habló de Carmen y Sabina, que el pasado julio cumplieron quince años. “Igual que estuve con Borja cuando era pequeño, procuro inculcarles el arte para que tengan una noción”.

HOLA 4030 Baronesa Thyssen©EUROPA PRESS
HOLA 4030 Baronesa Thyssen©EuropaPress
Arriba, la baronesa Thyssen se mostró muy cariñosa con su nieta Kala, que cumplirá siete años en noviembre, ante la sonrisa de Borja. Sobre estas líneas, Kala junto a su madre, Blanca