india-hicksig-2-portada

SU MADRE, LADY PAMELA HICKS, ES PRIMA DEL DUQUE DE EDIMBURGO

India Hicks, ahijada del príncipe Carlos, se casa con David Flint Wood después de 26 años juntos

Los cinco hijos de la pareja participaron en la ceremonia, a la que asistieron también Brooke Shields o Jamie Cullum

por hola.com

Han pasado casi tres décadas desde que los caminos de India HicksDavid Flint Wood se cruzaron para comenzar una vida juntos en la que han formado una numerosa familia. Sin embargo, no ha sido hasta ahora que han cumplido ya 26 años de relación cuando se han convertido oficialmente en marido y mujer. La ahijada del príncipe Carlos, en cuya boda con Diana de Gales ejerció de damita de honor, ha dado el "sí, quiero" a su pareja en la pequeña parroquia del pueblo de Brightwell Baldwin, en Oxfordshire. Junto a los contrayentes, además de sus cinco hijos (Félix, Wesley, Amory, Conrad y Domino), otros familiares y amigos entre los que se encontraban la madre de la novia, Lady Pamela Hicks, que es prima del duque de Edimburgo, y rostros tan conocidos como Brooke Shields, Jamie Cullum o Sophie Dahl.

VER GALERÍA

-El curioso encuentro entre India Hicks y el rey Juan Carlos en las Bahamas

-Flora Ogilvy, sobrina de Isabel II, celebra una nueva 'boda' con Timothy Vesterberg

Diez meses después de anunciar por sorpresa que querían dar este paso, la filántropa y el ejecutivo publicitario daban este importante paso el viernes 10 de septiembre, que a partir de ahora es una fecha importante para su familia. Según ella misma contaba en Daily Mail, mientras que el confinamiento provocó muchas rupturas, en su caso les brindó la idea de casarse. India, que es nieta de Lord Louis Mountbatten, último virrey de la India, apostó para su gran día por un vestido de encaje de manga larga y falda evasé firmado por Emilia Wickstead, una de las diseñadoras favoritas de la duquesa de Cambridge y la persona en la que confió Tatiana Santo Domingo para su debut como modelo. La novia completó su estilismo nupcial con un velo, zapatos de tacón blancos y un ramo de flores silvestres. Por su parte, David se decantó por un sencillo traje gris y corbata azul marino.

El enlace, íntimo y muy discreto, estuvo lleno de momentos emotivos. Como sus hijos ya son mayores, han vivido de cerca los preparativos previos y han tenido un lugar destacado en el enlace. Tal y como la propia India ha explicado, su primogénito, Felix, fue el encargado de acompañarla del brazo hasta el altar. "Justo antes de la iglesia, justo antes de que Felix me llevara por el pasillo', ha dicho al compartir este bonito recuerdo que captó su segundo hijo, Wesley, al que adoptaron en las islas Bahamas después de que su madre biológica, que era camarera, falleciera de cáncer. Por su parte, la benjamina, Domino, fue dama de honor con otros niños que iban a juego con la novia y llevaban el mismo ramo que ella pero en miniatura. La niña protagonizó días antes en el colegio una divertida escena al contar a su profesora que su madre se iba a pasar. Tal y como reproduce India, la maestra le preguntó con quién iba a contraer matrimonio y su respuesta fue tajante: "Con mi padre".

VER GALERÍA

Los recién casados forman una de las parejas menos convencionales de la aristocracia inglesa y lo han demostrado no solo casándose 26 años después de iniciar su relación sino eligiendo un curioso lugar para hacer la posterior recepción: el pub Lord Nelson. Situado a media hora de la iglesia, eligieron este local porque está cerca de' The Grove, el hogar de la madre de India, quien fue dama de honor en la boda de Isabel II y el duque de Edimburgo. Se trata de una elegante casa de campo de estilo georgiano en medio de la campiña en cuyos jardines también se hizo una fiesta. Además, el hecho de que se decantaran por el pequeño templo de Oxfordshire tampoco es casual sino que es el lugar en el que India fue bautizada y donde descansan los restos mortales de su padre, el decorador David Nightingale Hicks, que falleció en 1998.

VER GALERÍA

Una vida lejos del foco mediático

Descendiente de la reina Victoria y emparentada con las familias reales de Rusia y España, la aristócrata de 54 años se mudó con su ahora marido, de 60 años, a las Bahamas en 1996. En el país caribeño han restaurado cuatro casas y un hotel y han formado una familia numerosa. Ella ha escrito el libro An entertaining story y ha creado su propia marca de estilo de vida, aunque dedica gran parte de su tiempo a colaborar con una ONG que brinda ayuda a las víctimas de huracanes y otras catástrofes naturales y trabaja en el banco de alimentos de Harbour Island. 

 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie