tren invitados boda jaime palazuelo

Trenecito para los invitados y Ferrari para los novios: los originales vehículos en la boda de Jaime Palazuelo y Micaella Rubini

La pareja ha escogido un coche de lujo para salir de la Iglesia y dirigirse a la recepción

por hola.com

Jaime Palazuelo y Micaella Rubini por fin han pronunciado el esperado "sí, quiero", que pone el broche de oro a su historia de amor. La ceremonia se ha celebrado en la parroquia de Santiago el Mayor de Toledo, a donde han llegado numerosos familiares, amigos y compañeros, entre los que han estado, por supuesto, los duques de Huéscar, ya que Sofía Palazuelo es hermana del novio. La novia llegó en un coche clásico Humber, acompañada de su padre, pero lo más curioso ha llegado al final del enlace religioso, cuando los recién casados han salido hacia su recepción subiéndose a un Ferrari 308 GTB de color negro. Este vehículo es uno de los más icónicos de la casa italiana, muy parecido al Testarrosa, creado en los 80, de dos plazas y con un característico capó.

La felicidad de la duquesa de Huéscar, junto a su marido, en la boda de su hermano Jaime Palazuelo con Micaella Rubini

VER GALERÍA

Micaella, con una radiante sonrisa, se ha subido al vehículo que conducía su flamante marido para dirigirse al Palacio de Galiana para la celebración. Este edificio, que gestiona Sofía Palazuelo, pertenece a la familia después de que en 1959 fuera vendido a Alejandro Fernández de Araoz y su mujer Carmen Marañón, bisabuela de la duquesa de Huéscar. Ella fue la persona que restauró esta joya arquitectónica en la que sus descendientes siguen escribiendo los capítulos más importantes de su historia como este enlace que vuelve a llenar de alegría a la familia cuatro meses después del bautizo sevillano de la pequeña Rosario Fitz-James

Descubrimos a las elegantes cuñadas de Sofía Palazuelo

Pero el espectacular Ferrari ochentero no ha sido el único vehículo que ha llamado la atención de esta celebración. Los novios han escogido un simpático trenecito para los invitados, entre los que se encontraban el sacerdote Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, gran amigo de los Alba, o Blanca Barrera-Cuadra, madrina de bautismo de Rosario Fitz-James. El Palacio de Galiana se encuentra a solo 2 kilómetros de la parroquia donde los novios han sellado su amor, pero fuera del casco histórico y, por tanto, este medio de transporte resulta simpático y cómodo para el traslado por una ciudad llena de calles estrechas, cuestas y suelo empedrado. 

VER GALERÍA

Sofía Palazuelo acierta con un vestido drapeado sostenible y joyas 'made in Spain'

Además, el tren ha favorecido que los invitados a la velada hayan podido hacer un pequeño recorrido turístico antes de la fiesta. Han pasado por zonas como el Parque de la Vega; la muralla que rodea a la antigua ciudad que fue lugar de convivencia de tres culturas; y han visto las impresionantes vistas de la colina sobre la que se posa la villa al pasar por el puente de Azarquiel, que salva el Tajo. Desde el Palacio de Galiana se puede ver el que es el río más largo de la península ibérica, pero con solo caminar unos 800 metros de campo a través se puede uno acercar al mirador desde donde se ve el raudal contrapuesto con Toledo en lo alto, en uno de los saltos artificiales que tiene el cauce. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie