Aprovecha la visita de trabajo para descubrirles la capital de la moda

En su primer viaje tras firmar el divorcio, Paloma Cuevas lleva a su hijas a París

La empresaria, que tiene la custodia de las niñas, está pasando un verano muy diferente centrada en ellas y planeando con ilusión la Primera Comunión de Bianca, en septiembre

PALOMA CUEVAS HO4018

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Sonriente, bella, siempre elegante… y en París. Paloma Cuevas está viviendo un verano distinto y lleno de ilusiones. Sus nuevos proyectos profesionales como diseñadora la han llevado a la capital de la moda para estar en contacto directo con este mundo que siempre la apasionó y que ahora ha convertido en parte de su trabajo. Tras meses de intensa dedicación, y tal como anunciaba ¡HOLA!, en diciembre saldrá su primera colección de fiesta exclusiva para Rosa Clará, que llegará a cuatro mil puntos de venta en ochenta y seis países. No es, sin embargo, la primera vez que la empresaria diseña, ya que ha confeccionado muchos de los vestidos con los que durante estos años ha impactado en sus apariciones familiares y sociales.

Portada ¡HOLA! 4018©Hola

Volcada al cien por cien en este y otros proyectos con la habitual discreción, seriedad y profesionalidad que la caracterizan, Paloma ha visitado showrooms, ha mantenido varias reuniones y ha podido ver de primera mano las colecciones de la alta costura que se presentaron recientemente en las pasarelas parisinas… En definitiva, se ha sumergido de pleno en esta faceta. La pasada semana la veíamos en Cantabria, en la boda de José Luis Santos Yanes, hijo de su buena amiga Cristina Yanes. Eran las primeras imágenes tras firmar el divorcio con Enrique Ponce. Y, ahora, este viaje, podemos decir que marca el inicio de una nueva vida en la que Paloma ha querido también introducir a sus hijas, Paloma, de trece años, y Bianca, de nueve, llevándolas con ella a París para que conozcan de primera mano la ilusión de la etapa profesional que ha comenzado.

PALOMA CUEVAS HO4018©AGENCIAS

PALOMA CUEVAS HO4018©AGENCIAS
Paloma Cuevas, sonriente, en París, donde viajó por motivos profesionales. Sus nuevos proyectos como diseñadora la han llevado a la capital del Sena para estar en contacto directo con este mundo que siempre la apasionó y que ahora ha convertido en parte de su trabajo. Paloma quiso enseñar a sus hijas, Paloma y Bianca, la ciudad.

No todo, por lo tanto, ha sido trabajo, también ha habido tiempo para conocer la ciudad y visitar con ellas los lugares más emblemáticos, acudir a museos y pasear por los jardines de la Ciudad de la Luz. En definitiva, centrarse en las niñas, como siempre ha hecho, y ejercer de madre, su mayor satisfacción, con la más grande de las sonrisas. Si algo estaba claro desde que Paloma y Enrique anunciaron su separación el 6 de julio de 2020 es que iban a seguir todos los pasos teniendo siempre en primer término el bienestar de sus hijas, cuya custodia tendría Paloma. Y así ha sido. Aunque las condiciones del acuerdo al que llegó la expareja hace unas semanas no han trascendido, sí pudimos confirmar entonces lo que ya sabíamos y ha sido intención de Paloma que Enrique pueda pasar todo el tiempo que desee con sus niñas.

En la capital francesa, Paloma ha vuelto a sonreír junto a sus hijas y ha pasado con ellas unos días inolvidables
PALOMA CUEVAS HO4018©AGENCIAS
PALOMA CUEVAS HO4018©AGENCIAS
Paloma, fotografiada junto a Paloma y Bianca, en un verano muy especial. No todo ha sido trabajo en París, también ha habido tiempo para conocer la ciudad y visitar con las niñas los lugares más emblemáticos, acudir a museos y pasear por los jardines de la Ciudad de la Luz.
Tras dar un largo paseo por la ciudad, madre e hijas fueron fotografiadas relajadas y divertidas en una terraza

En la capital francesa, además, Paloma tiene buenos amigos a los que no veía desde hace tiempo por la crisis del coronavirus y también por la situación personal que ha atravesado en este último año, y que ahora ha aprovechado para visitar. La empresaria está pasando un verano muy especial y diferente haciendo planes con las niñas y libre para aceptar las invitaciones de sus amigos, ya que no lo pasará, como otras veces, en ‘Cetrina’, la finca de Jaen, ni acompañando a su marido por las plazas españolas, como solía hacer cuando estaban casados. Tras su regreso de París, acudió a la boda de la hija de Ricardo Trujillo, donde coincidió con Eugenia Martínez de Irujo; Miguel Báez, ‘El Litri’; Raúl Gracia, ‘El Tato’, y Óscar Higares, entre otros, y pasará ahora unos días en Marbella, también acompañada por sus padres, Paloma Díaz Combarro y Victoriano Valencia, que este próximo octubre celebrarán sus bodas de oro. En la localidad de la Costa del Sol, acudirá el día 8 de agosto a la Gala Starlite para recibir un premio, de manos de Sandra García-Sanjuán y Antonio Banderas, por su labor humanitaria y filantrópica. Será una noche de emoción, arropada por muchos de sus buenos amigos, y reencuentros para Paloma, que guarda una buena amistad con el intérprete malagueño desde que coincidieran, hace tiempo, esquiando en Aspen.

Acudió a ‘show­rooms’, vio las últimas tendencias, visitó algunas librerías y pudo reencontrarse con algunos amigos a los que hacía mucho que no veía debido a la pandemia y a la situación personal que ha atravesado
PALOMA CUEVAS HO4018©AGENCIAS
PALOMA CUEVAS HO4018©AGENCIAS
Volcada al cien por cien en su proyecto con Rosa Clará y otros con la habitual discreción, seriedad y profesionalidad que la caracterizan, Paloma, siempre elegante, ha mantenido varias reuniones y ha podido ver de primera mano las colecciones de alta costura que se presentaron recientemente en las pasarelas parisinas.

Por otro lado, la empresaria también está muy ilusionada con la Primera Comunión de Bianca, que espera poder celebrar en septiembre, en el campo de ‘Cetrina’, tal y como fue la de su hermana Paloma el 14 de mayo de 2017, y que se ha ido posponiendo debido a la pandemia. Y el otoño llegará seguramente con buenas nuevas, quizá unos meses en Estados Unidos para que las niñas perfeccionen el inglés, o podría ser también la mudanza definitiva a la casa que, desde hace tiempo, tenían en una exclusiva urbanización a las afueras de Madrid. Lo cierto es que Paloma Cuevas está centrada en el cuidado de su familia y en los nuevos proyectos empresariales que ha emprendido. Una etapa de calma, después de la tempestad, llena de ilusiones y rodeada del cariño de los suyos. “La vida es muy bella y es apasionante el dejar que te sorprenda”, dijo en una de sus últimas entrevistas con ¡HOLA! Y más recientemente, con motivo del acuerdo de divorcio, nos comentaba: “Mi energía y mi atención están focalizadas en mis sueños y el más importante es el de seguir viendo crecer a mis hijas en un ambiente de cariño”.

De regreso a España, pasará unos días en Marbella, acompañada también por sus padres, donde recibirá en la Gala Starlite un premio por su labor humanitaria y filantrópica
PALOMA CUEVAS HO4018©AGENCIAS

Más sobre