milaasa

Se alquila la última casa en la que vivió Mila Ximénez por 3500 euros al mes

La vivienda está situada en un exclusivo barrio de Madrid y tiene cuatro habitaciones, tres baños y zonas comunes

por Belén Nava M.

Tras el fallecimiento de Mila Ximénez el 25 de junio a los 69 años a causa de un cáncer de pulmón que le fue diagnosticado doce meses antes y del que ella misma habló públicamente en varias ocasiones, su hermano Manolo, quien ha sido uno de sus principales apoyos durante la enfermedad, supervisaba la mudanza. A la vez que todos sus enseres personales salían organizados en cajas de cartón de la vivienda, se cumplían también las voluntades de la periodista al repartirse algunos de los objetos entre esos amigos que formaban ya parte de la familia como Kiko Hernández o Belén Esteban. El piso en el que la colaboradora de Sálvame vivió desde comienzos de 2020, ubicado en el céntrico distrito de Chamartín, se ha vaciado y ha sido puesto en alquiler. Detallamos cómo es la vivienda en la que a la colaboradora de Sálvame tanto le gustaba recibir a sus seres queridos.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

VER GALERÍA

PULSA AQUÍ PARA VER LA FOTOGALERÍA COMPLETA

Al terminar su concurso en Gran Hermano VIP, Mila, que nació en Sevilla en 1952, decidió iniciar una nueva etapa instalándose en esta vivienda más amplia y con más comodidades que el que había sido su hogar madrileño durante varios años. De esta manera, podría recibir la visita de su hija, sus nietos, que viven en Ámsterdam, y sus hermanos, Poco antes del inicio de la crisis sanitaria, la periodista se mudó al citado piso ubicado en la calle Padre Damián, perteneciente al área de Santiago Bernabéu-Hispanoamérica, que ahora ha sido puesto el alquiler por 3500 euros mensuales tal y como adelanta Semana. La casa en la que pasó Mila sus últimos meses rodeada de su familia tiene cerca de 200 m2 divididos en cuatro habitaciones (una de ellas de servicio), salón, cocina, tres cuartos de baño...

VER GALERÍA

-Concha, hermana de Mila Ximénez, recuerda a la periodista: 'Es única e irrepetible'

-Beatriz Santana, hija de Manolo Santana y Fernanda Dopeso, un apoyo para su hermana Alba en la despedida a Mila Ximénez

Se trata de una vivienda completamente exterior con enormes ventanales que llenan la casa de luz tal y como se puede ver en las imágenes de JRK Solutions, la prestigiosa agencia especializada en la zona que la comercializa. Las diferentes estancias del piso que alquiló la exmujer de Manolo Santana, padre de su única hija, Alba, dan tanto al sur como al oeste y al norte (permitiendo de esta manera ver lugares reprsentativos como el estadio Santiago Bernabeu) y cuentan tanto con aire acondicionado como con calefacción individual. Además de las habitaciones (todas ellas con armarios empotrados y la principal con zona de vestidor y baño en suite) y del salón, la periodista de Mediaset disponía de una cocina individual de madera muy luminosa, con vistas al jardín que rodea la parroquia de San Jorge, en la que se podía hacer vida ya que su amplitud permite comer y cenar en ella. También hay una terraza con lavadora y secadora.

VER GALERÍA

El piso, que se ofrece vacío a excepción de la cocina, en la que además de los muebles hay una mesa y una pizarra, tiene en el suelo de mármol travertino, las paredes de color blanco y forma parte de una urbanización de varios bloques que destaca por ser una de las más modernas del distrito. No en vano, cuenta con amplios accesos, un equipo de seguridad vigilando las 24 horas del día, piscina comunitaria, pista de pádel para los vecinos, parque infantil para los más pequeños, futbolín, mesa de ping pong, garaje o trastero, entre otras comodidades. Además, tiene a su alrededor algunos de los locales gastronómicos de referencia de la capital. De hecho era habitual ver a Mila salir a comer con sus familiares y amigos por las inmediaciones de esta casa que ella misma decoró.

VER GALERÍA

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie