Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Laura Sánchez nos habla de la lucha por la custodia de su hija: ‘Si yo contara lo que he vivido, sería una trilogía de terror’

Durante los últimos diez años, la modelo ha mantenido una agria batalla judicial por la custodia de su hija Naia, con el padre de su hija, el jugador de fútbol Aitor Ocio

Laura Sánchez HOLA 4011

Laura Sánchez se encuentra en un momento de relativa tranquilidad tras años de batalla judicial por la custodia de su hija, Naia , de 15 años, fruto de su relación con el futbolista Aitor Ocio, con quien la menor reside hoy en día en Bilbao. La modelo onubense ha cumplido 40 años recientemente y ha repasado su vida con una entrevista con HOLA. Inevitablemente, la también empresaria, conocida por su talento en las pasarelas y su luminosa sonrisa, se ha referido a este tema, uno de los más duros de su existencia, y a cuyo estrés achaca la enfermedad de la diabetes que le acaban de detectar. “La gente tiene una imagen de mí riendo, pero he llorado mucho. Ha sido un hecho que no me esperaba y que, hoy en día, lo miro como un aprendizaje, aunque ojalá no lo tuviera que haber vivido. He estado nueve años con doble domicilio, entre Madrid y Bilbao. Hasta hace dos años, hemos tenido custodia compartida. Nos correspondía tres días y medio a cada uno. Nadie necesita saber los detalles exactos, sino que la situación ha sido muy dura. No se debe separar a una madre de una hija, ni tampoco a un padre de una hija”, confiesa Laura.

“Nadie necesita saber los detalles exactos, sino que la situación ha sido muy dura. No se debe separar a una madre de una hija, ni tampoco a un padre de una hija”

Todo comenzó en 2009. Ese año, Laura Sánchez y Aitor Ocio anunciaron su separación debido a que los compromisos profesionales de ambos provocaron el distanciamiento de la pareja. Aunque siempre habían manifestado que tenían una buena relación, pronto se reveló que el jugador de fútbol y la modelo onubense mantenían un durísimo enfrentamiento legal por la guardia y custodia de Naia. En 2011, el futbolista solicitó la custodia completa de la niña, que tenía cinco años, alegando que la modelo no ejercía “su labor de madre”, ya que viajaba mucho.

En 2011, tras enfrentarse en los juzgados por primera vez por este asunto, el juez decidió concederles la custodia compartida. Laura confesó estar muy feliz con el resultado, a pesar de que viajaba todas las semanas hasta Bilbao, donde su hija ha vivido desde muy pequeña. Pero su batalla no terminó ahí. En 2014, la modelo siguió recurriendo la sentencia que le negó la custodia en exclusiva de su hija. No fue posible.

La batalla judicial entre Aitor Ocio y Laura Sánchez©GTres
Aitor Ocio y Laura Sánchez mantienen una agria batalla judicial por la custodia de su hija.

Hoy en día, la modelo vive una situación de  relativa calma con el padre de su hija y su relación con su hija no se ha visto dañada a pesar de la situación. “Pensé que no se iba a acabar nunca, pero todo llega. La situación es mucho más tranquila ahora”, confiesa, aunque añade: “ He necesitado ayuda psicológica durante años. El día que visitaba al psicólogo era uno de los días más felices de la semana. ¡Para mí ha sido vital!”. En la entrevista de HOLA, también relata lo más extremo que hizo por estar con su hija, residente en Bilbao, a pesar de que ella trabajaba como modelo en Madrid o Sevilla, donde tiene una agencia de eventos. “He luchado mucho. Tenía que estar con ella fuera como fuera. He cogido coches con cuarenta de fiebre por llegar a recogerla del colegio y he perdido oportunidades laborales, pero eso no se hace nada más que por un hijo, sin ningún tipo de reproche. La situación no era normal”.

“He luchado mucho. Tenía que estar con ella fuera como fuera. He cogido coches con cuarenta de fiebre por llegar a recogerla del colegio y he perdido oportunidades laborales, pero eso no se hace nada más que por un hijo, sin ningún tipo de reproche”

Sobre si ve paralelismos con el caso de Rocío Carrasco, la modelo ha manifestado: “Si yo contara detalladamente lo que he vivido, la gente fliparía. Sería una trilogía de terror, pero creo que a nadie le interesa. Quien me tendría que pedir explicaciones sería, en un futuro, mi hija. Con respecto a Rocío, si ha hecho un documental y, por tanto, lo que cuenta está documentado, yo me la creo”. Al igual que ha sucedido con la hija de Rocío Jurado, Laura no cierra la puerta a abrirse en canal para el gran público. “No sé si algún día me animaré a escribir un libro… Como decía, he dado una imagen de que con mi sonrisa he podido con todo, pero la realidad es que ha dolido mucho”.

Laura Sánchez acaba de cumplir 40 años.©PEPE BOTELLA
“Para yo vivir bien, ya he perdonado e incluso le he dado las gracias personalmente por todo lo que me ha hecho aprender esta situación, pero eso no quiere decir que me lo mereciera”, nos asegura.

Sin embargo, a pesar de la situación dolorosa por la que ha atravesado estos últimos años, Laura cree que ha llegado el momento de cerrar la herida con el padre de su hija. “Para yo vivir bien, ya he perdonado e incluso le he dado las gracias personalmente por todo lo que me ha hecho aprender esta situación, pero eso no quiere decir que me lo mereciera. Tomé la decisión de perdonar hace dos años. Me planté. Las emociones no pueden venir de los demás. Yo soy un faro y quiero dar luz bonita, porque estoy en paz, me da igual si sopla poniente o levante”.