Brooke Shields

Brooke Shields le presta a su hija su icónico vestido rojo de los Globos de Oro para su baile de graduación

La protagonista de 'El lago azul' lució este inolvidable diseño en la alfombra roja de los premios antesala de los Oscar en 1998

por hola.com

Brooke Shields, la inolvidable protagonista de El lago azul, eligió un impresionante vestido palabra de honor rojo para asistir a la entrega de los Globos de Oro en 1998. Aquel año había sido nominada por su papel en la serie De repente Susan y pensó que era la mejor elección para una noche tan importante en su carrera. Esta vez ha sido su hija Rowan Henchy, que el pasado mes de mayo cumplió 18 años, quien ha elegido esta icónica prenda para su baile de graduación. Su feliz y orgullosa mamá no ha podido evitar compartir esta curiosa anécdota con sus fans y ha mostrado las fotos de su hija con su vestido. 

VER GALERÍA

"Pensé que era una noche especial cuando fui nominada a un Globo de Oro y usé este vestido en 1998, pero nunca me habría hecho a la idea de ver a mi hija utilizándolo en su baile de graduación.  ¡Mamá orgullosa!", dice la intérprete junto a una instantánea de madre e hija en la que posan abrazadas mientras en otras cada una luce esta misma creación que la actriz lució en su desfile por la alfombra roja del hotel Beverly Hilton de Los Ángeles. En esa entrega de premios acudía como nominada en la categoría de mejor serie de comedia, pero finalmente el Globo de Oro se lo llevó Calista Flockhart por Ally McBeal. En aquel momento Brooke estaba casada con el popular tenista, André Agassi, una unión que duró algo menos de dos años y fue declarada nula.

-Las emocionantes imágenes de Brooke Shields aprendiendo a caminar de nuevo tras sufrir un accidente

-Brooke Shields es prima lejana del rey Felipe y diseña una colección de joyas inspirada en su parentesco real

VER GALERÍA

Años más tarde, en 2001, Shields se casó con el guionista y productor Chris Henchy, padre de sus dos hijas, Rowan, de 18 años y Grier, de 15 años. La pareja celebró el pasado 4 de abril 20 años de feliz matrimonio. La estrella, una de las más icónicas de toda una generación gracias a su papel en El Lago Azul, película que grabó cuando apenas tenía 15 años, siempre ha luchado con un único propósito en la educación de sus hijas. En una entrevista habló sobre la importancia de que en su casa reinara siempre una actitud body positive con la que ha logrado que sus hijas crezcan con una autoestima sana y equilibrada.

VER GALERÍA

De este modo Brooke ha evitado que las niñas sufrieran los problemas por los que ella pasó.  La actriz reconoció que ser una estrella le produjo serios problemas con su imagen. "Tenía una desconexión total con mi cuerpo. Era la protagonista de portadas, tenía las mejores cejas o rasgos o lo que sea en lo que la gente quisiera fijarse en ese momento", manifestaba en Yahoo Lifestyle. Sin embargo, ella no se veía como lo hacían los demás. "Nunca fui muy delgada así que nunca pude desfilar por una pasarela. Siempre era la que salía en las revistas pero nunca cabía en la ropa de las modelos”, admitía. Para que la historia no se volviera a repetir, se esforzó para que sus hijas no se centraran en el aspecto físico: "Trato de mostrarles una imagen de mujer completa, muy diferente a la que yo tenía cuando crecí". Afortunadamente con los años se muestra muy satisfecha con los resultados obtenidos: "Son mucho más maduras y tienen mucha más confianza en sí mismas que la que yo tenía. Compartimos la misma cabezonería y fortaleza, pero ellas están más centradas. Me da envidia (sana) que hayan podido crecer así pero, por supuesto, yo lo he propiciado".

-Cuarenta años después de 'El Lago Azul', Brooke Shields presume de cuerpazo en bikini

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie