Rocío Carrasco

'Ahora sí te creo', dijeron los dos periodistas

Noche de emociones para Rocío Carrasco: de la conversación pendiente con Lydia Lozano al perdón de Kiko Hernández

Los dos colaboradores hablaron directamente con la hija de Rocío Jurado para explicarle sus errores del pasado

por Noemí Fernández

La última entrevista de Rocío Carrasco tras el capítulo final de su serie documental ha estado repleta de momentos emotivos, de sorpresas como la que le dio su tío Antonio y de reflexiones en torno a la historia que la hija de Rocío Jurado ha narrado en sus 12 episodios. Lydia Lozano ha sido la protagonista de una de las conversaciones más esperadas de la noche. Cara a cara con Rocío Carrasco, le explicó las razones de su defensa al ex Guardia Civil durante todos estos años. La periodista se sinceró frente a ella y asumió sus errores, aunque no fue la única que aprovechó la velada para disculparse. Kiko Hernández, también presente en el plató, consiguió emocionar a Rocío entonando el mea culpa.

- Rocio Carrasco subastará su icónico traje rosa por una buena causa

VER GALERÍA

Lydia Lozano ha confesado haberse sentido "manipulada por Antonio David Flores" y ha sido esa precisamente la razón con la que ha justificado el no haber creído otra versión de la historia diferente a la del excolaborador durante todo este tiempo. La tertuliana no había confiado nunca en Rocío Carrasco pese a que, tal y como han desvelado ambas, mantuvieron una larga conversación en una fiesta coincidiendo con la época en la que la hija de la cantante trabajó en Hable con ellas. Ya en aquel entonces Rocío le habría dado pinceladas sobre su testimonio, explicándole las razones por las que no se ponía en contacto con su hija, aunque Lydia Lozano ha asegurado que entonces no la creyó.

Rocío Carrasco: 'Para mi desgracia, mi hija es la misma persona que era el 27 de julio de 2012'

Rocío Carrasco ha admitido haberse sentido especialmente dolida por los comentarios de Lydia Lozano porque ésta había sido siempre una persona muy cercana a su familia ya que había estado en su casa y trabajado junto a su madre: "No entendía de ti que me habías visto crecer, por qué esa inquina, esa vehemencia, ese hacer daño sin ni siquiera preguntar o sin ni siquiera coger el teléfono y decir 'Niña, pasa esto…' Me lo podía esperar de mucha gente, lo tuyo me dejó en shock", le decía Rocío Carrasco a Lydia Lozano mirándole a los ojos y haciendo referencia a una información que la periodista publicó hace dieciocho años en la que contaba que los intereses de la hija de 'La más grande' en torno a la custodia de Rocío y David Flores eran puramente económicos. Algo que ha admitido que jamás contrastó. Sin embargo, Lydia Lozano aún tenía una duda más: "Ahora sí te creo, ¿por qué no me quitaste la venda de los ojos durante años dando noticias?". "Intenté quitártela a posteriori pero no me creíste. Por lo tanto, no me habrías creído al principio (…) Te dije te estás equivocando, esto no es verdad… Si en ese momento no te sirvió ¿cómo que te iba a servir al principio? No hay más ciego que el que no quiere ver", le respondía tajante. 

Rocío Carrasco asegura que visitar Chipiona fue duro, pero que luego 'se sintió más libre'

Kiko Hernández pide disculpas en directo a Rocío Carrasco

A pesar de que no se conocían prácticamente, Kiko Hernández había criticado con dureza a Rocío Carrasco en más de un plató, acusándola de "mala madre". Ahora, su perspectiva de la historia ha cambiado radicalmente tras la emisión de Rocío, contar la verdad para seguir viva y el colaborador se ha mostrado arrepentido por su actitud durante los últimos años.

VER GALERÍA

"Durante muchas tardes te hemos juzgado, has sido condenada y todo el mundo se callaba… muchos decían que no estabas bien de la cabeza y otros que tomabas sustancias… yo miraba a cámara y te decía mala madre, qué poca vergüenza… cómo no llamas, sinvergüenza… Yo después de ver la docuserie, que la he visto, y algunos episodios varias veces, tengo que decirte que yo sí te creo.", así entonaba el mea culpa Kiko Hernández, que no ha dudado en hacer una dura autocrítica: "Podría buscarme una excusa para demostrar que he sido buen profesional y buena persona pero no lo he sido al llamarte mala madre (...) Te quiero pedir, avergonzado, perdón… Que me perdones por tantas tardes por haber sido tan duro contigo, no he querido ver que una madre luchaba por sus hijos", imploraba emocionado. Sin apenas poder contener las lágrimas Rocío Carrasco tenía la última palabra: "Perdonado estás, y las gracias te las doy yo".

Rocío Carrasco contará por qué no se habla con los Mohedano y Ortega Cano en una nueva docuserie

Rocío Carrasco, tras visitar Chipiona: 'Quiero comprarme una casa allí'

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie