En una nueva entrevista con la presentadora Oprah Winfrey, acusa a la Familia Real de ‘negligencia total’

Harry ataca de nuevo y con más dureza que nunca

El duque de Sussex revela que consumió drogas y alcohol para no enfrentarse a la ausencia de su madre: ‘No lo disfrutaba, estaba intentando enmascarar algo’

Príncipe Harry

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Nuevo golpe para la Familia Real británica tras la última entrevista del príncipe Harry. En  The Me You Can’t See (Lo que no ves de mí), la serie documental sobre salud mental que ha creado junto a la presentadora Oprah Winfrey para Apple TV, el duque de Sussex se ha vuelto a sincerar sobre cómo vivió la muerte de su madre, cuando tenía doce años. Veinticuatro años después del trágico accidente de coche de la princesa Diana, su hijo pequeño ha confesado por primera vez que sintió que su familia no lo ayudó a superar esta trágica desaparición ni tampoco a lidiar con la agresividad de algunos tabloides británicos. “Cuando era más joven, mi padre nos solía decir a Guillermo y a mí: ‘Bueno, fue así para mí, así que va a ser igual para vosotros’. No tiene sentido. Solo porque tú hayas sufrido no significa que tus hijos tengan que sufrir también. De hecho, es justo lo contrario: si has sufrido, haz todo lo posible para que esas experiencias negativas que tuviste no les afecten”, ha revelado el nieto de la Reina Isabel sobre el acoso mediático que lleva años denunciando.

Príncipe Harry©LagenciaGrosby
El príncipe Harry durante su entrevista con Oprah Winfrey (en la siguiente foto).
Vuelve a centrar sus críticas en la figura de su padre, el príncipe Carlos: “Solo porque tú hayas sufrido no significa que tus hijos tengan que sufrir también”

En el documental, en el que también participan la cantante Lady Gaga y la actriz Glenn Close, Harry explica que decidió abandonar la Familia Real e instalarse en California ante el temor de perder a su esposa, Meghan Markle: “Compartió conmigo sus pensamientos suicidas y los aspectos prácticos de cómo iba a terminar con su vida. Lo que le impidió llevarlo a cabo fue lo injusto que sería para mí perder a otra mujer después de todo lo que le había pasado a mi madre”. ¿Los motivos de Meghan? Las críticas de algunos medios de comunicación y los ataques que recibió en redes sociales. “Me sentí completamente desamparado. Pensé que mi familia me ayudaría, pero todas y cada una de las preguntas, peticiones y advertencias que hicimos para que eso parara solo consiguieron un silencio total por respuesta o una total negligencia”, asegura el príncipe, quien relaciona las persecuciones de los paparazzi que sufrió Lady Di con las de su esposa: “A mi madre la persiguieron hasta la muerte porque tenía una relación con alguien que no era blanco (Dodi Al-Fayed) y mira lo que pasó. ¿Queremos que la historia se repita? No pararán hasta que ella (Meghan) muera”.

Príncipe Harry©CONTACTO
Es el segundo encuentro que mantienen, tras la primera entrevista que ofreció junto a Meghan Markle, en marzo.

Ataques de ansiedad y terapia

El príncipe ha profundizado en cómo fue su infancia sin su madre y cómo vivió el funeral de la fallecida princesa: “Lo que más recuerdo es el sonido de las pisadas de los caballos”, cuenta. “Era como si estuviera fuera de mi cuerpo, simplemente, caminando, haciendo lo que se esperaba de mí, mostrando una décima parte de la emoción que todos mostraban”. También rememora la sensación, años antes, de estar sentado en el asiento trasero del coche de su madre mientras ella lloraba y escapaba de los fotógrafos. “Uno de los sentimientos que siempre me surgen es el desamparo. Ser un niño y ser demasiado joven para ayudar a una mujer, en este caso, a mi madre, y eso pasaba todos los días”, cuenta Harry, quien ha confesado que la época más feliz de su vida fueron los diez años que estuvo en el Ejército: “No había un trato especial por ser miembro de la realeza”, ha especificado.

Príncipe Harry©LagenciaGrosby
La exactriz, arriba derecha, apareció por sorpresa en el documental.

Harry ha desvelado que, durante sus obligaciones como príncipe, sufrió “ataques de pánico y ansiedad severa”: “Antes de salir de casa, cada vez que me ponía un traje y una corbata y tenía que hacer el papel como si nada, ya estaba sudando. Mi ritmo cardíaco era... Estaba en modo de lucha o huida. Ataques de pánico, ansiedad severa, así que de los veintiocho a los treinta y dos años fue una época de pesadilla en mi vida, estaba enloqueciendo”. Fue así como se refugió en el alcohol y las drogas para tapar sus problemas emocionales: “Estaba dispuesto a beber, a tomar drogas y a probar lo que me hiciera sentir menos aquella sensación”, ha asegurado Harry, quien confiesa que un viernes o un sábado por la noche podía gastarse en alcohol el sueldo de una semana: “No lo disfrutaba, estaba intentando enmascarar algo”.

“A mi madre la persiguieron hasta la muerte mientras mantenía una relación con alguien que no era blanco (Dodi Al-Fayed) y mira lo que pasó. ¿Queremos que la historia se repita?”
Príncipe Harry©CONTACTO
Glenn Close y Lady Gaga, otras de las protagonistas de la serie producida por el príncipe Harry junto a Oprah Winfrey

El príncipe cuenta en su documental que, finalmente, acudió a terapia hace casi cinco años, cuando conoció a Meghan. “Rápidamente establecí que, si esta relación iba a funcionar, tenía que lidiar con mi pasado”, dice. “Cuatro años de terapia para una persona que nunca pensó que necesitaría o haría terapia es... Eso es mucho tiempo. Tampoco estaba en un entorno en el que se animara a hablar de ello. Eso estaba como aplastado”, reflexiona. Sin embargo, pese a sus esfuerzos, Harry todavía no ha superado sus traumas del todo: “El clic de las cámaras y el destello de los flashes me hacen hervir la sangre. Me enfada. Me llevan de regreso a lo que le pasó a mi madre, a lo que experimenté cuando era niño”. Incluso ahora, con su reciente viaje al Reino Unido para asistir al funeral de su abuelo el duque de Edimburgo, afirma que haber regresado a Londres le ha hecho sentir “tenso y perseguido”.