Pazo de Oca, el aristocrático escenario de película que acogerá la otra boda del verano

El empresario y jinete Marco Juncadella y la ‘influencer’ Lucía Bárcena se darán el ‘sí, quiero’ en este magnífico edificio propiedad de los Medinaceli

Lucía Bárcena y Marco Juncadella.

El próximo 24 de julio, el pazo de Oca, en la localidad de A Estrada, Pontevedra, se vestirá de gala. Este magnífico edificio, propiedad de los Medinaceli, la familia más antigua de la nobleza española ya que desciende del rey Alfonso X El Sabio, acogerá la boda de uno de sus miembros. Se trata del enlace de Marco Juncadella Hohenlohe, hijo del expiloto de automovilismo y empresario José María Juncadella y de la princesa Cristina Hohenlohe, con Lucía Bárcena. El novio, sobrino segundo de Anna Gamazo y primo lejano de la actual duquesa de Medinaceli, es jinete y se dedica al márketing digital; la novia es influencer y cuenta con más de 300,000 seguidores. Los dos han ideado una serie de actividades previas al enlace como una carrera de karting, una escapada a las islas Cíes, un torneo de golf y un cóctel en el Hotel La Toja. Pero, de todas ellas, la más especial será, naturalmente, la boda, gracias también al marco incomparable donde tendrá lugar.

El pazo de Oca, del siglo XIII, es conocido como el Generalife del norte o el Versalles gallego. Un nombre apropiado si se tiene en cuenta que la finca en la que se alza es de más de siete hectáreas y sus jardines son auténticas obras maestras, considerados los mejores de la región. Hay camelias, azaleas, palmeras, rododendros y castaños. Entre sus joyas botánicas destacan: un sugi, el árbol nacional de Japón, de más de 400 años o el camelio más esbelto de Europa, de 12 metros de altura. Además, hay dos grandes estanques, el de las Virtudes y el de las Vanidades, que la cohorte de instagramers amigas de la novia amortizarán, sin duda, en sus perfiles de las redes sociales. Otra de los reclamos de este conjunto arquitectónico de 16 habitaciones es su capilla barroca, dedicada a San Antonio de Padua y construida entre 1731 y 1752 por el arquitecto dominico Fray Manuel de los Mártires, donde contraerá matrimonio la pareja.

El próximo 24 de julio, el pazo de Oca, en la localidad de A Estrada, Pontevedra, se vestirá de gala. Este magnífico edificio, propiedad de los Medinaceli, la familia más antigua de la nobleza española ya que desciende del rey Alfonso X El Sabio, acogerá la boda de uno de sus miembros. Se trata del enlace de Marco Juncadella Hohenlohe, hijo del expiloto de automovilismo y empresario José María Juncadella y de la princesa Cristina Hohenlohe, con Lucía Bárcena. El novio, sobrino segundo de Anna Gamazo y primo lejano de la actual duquesa de Medinaceli, es jinete y se dedica al márketing digital; la novia es influencer y cuenta con más de 300,000 seguidores. Los dos han ideado una serie de actividades previas al enlace como una carrera de karting, una escapada a las islas Cíes, un torneo de golf y un cóctel en el Hotel La Toja. Pero, de todas ellas, la más especial será, naturalmente, la boda, gracias también al marco incomparable donde tendrá lugar.

Lucía Bárcena y Marco Juncadella.©Instagram / @luciabarcena
El empresario y jinete Marco Juncadella y la ‘influencer’ Lucía Bárcena se darán el ‘sí, quiero’ el próximo 24 de julio.

El pazo de Oca, del siglo XIII, es conocido como el Generalife del norte o el Versalles gallego. Un nombre apropiado si se tiene en cuenta que la finca en la que se alza es de más de siete hectáreas y sus jardines son auténticas obras maestras, considerados los mejores de la región. Hay camelias, azaleas, palmeras, rododendros y castaños. Entre sus joyas botánicas destacan: un sugi, el árbol nacional de Japón, de más de 400 años o el camelio más esbelto de Europa, de 12 metros de altura. Además, hay dos grandes estanques, el de las Virtudes y el de las Vanidades, que la cohorte de instagramers amigas de la novia amortizarán, sin duda, en sus perfiles de las redes sociales. Otra de los reclamos de este conjunto arquitectónico de 16 habitaciones es su capilla barroca, dedicada a San Antonio de Padua y construida entre 1731 y 1752 por el arquitecto dominico Fray Manuel de los Mártires, donde contraerá matrimonio la pareja.

Los orígenes de este pazo, de 16 habitaciones y múltiples salones, se remontan al siglo XII. Los señores de Oca construyeron una antigua fortaleza medieval, de la que solo se ha conservado una torre, ubicada en el ángulo del palacio actual. A mediados del siglo XV, Álvaro de Oca construyó una casa-fuerte. Tras pasar por varias generaciones a comienzos del siglo XVIII el pazo pasa a ser propiedad de Andrés Gayoso Ozores, regidor perpetuo de Santiago, y de su mujer Constanza Arias de Ulloa, rama de la que descienden los Medinaceli actuales.

El pazo de Oca, escenario de bodas y películas.©GettyImages
El pazo de Oca ha sido escenario de bodas y películas, como ‘La piel que habito’, de Pedro Almódovar.

El Pazo de Oca ha sido escenario de varias películas. La más reciente es La piel que habito, de Pedro Almódovar. El director manchego quedó fascinado con este lugar y rodó allí una escena de esta producción, protagonizada por Antonio Banderas y Elena Anaya. También destaca el rodaje del clásico del cine mudo español La casa de la Troya, de Alejandro Pérez Lugín. A esa película le siguieron Las historias del Marqués de Bradomín (1959), de Juan Antonio Bardem; La noche oscura (1989), de Carlos Saura, y El aliento del diablo (1993), de Manuel Gutiérrez Aragón y guión de Elías Querejeta.

La otra boda

La familia principesca de Hohenlohe también tiene una cita ineludible el próximo 5 de junio en Ibiza. María Juncadella Hohenlohe, hermana de Marco, protagonizará otro de los enlaces del año al contraer matrimonio con su novia desde hace varios años, Carlota Redón. Se trata de la primera boda gay de esta vastísima dinastía alemana. La histórica ceremonia tendrá lugar en una finca de la isla pitiusa y, a pesar de ser íntima y privada, promete reunir a lo más granado de la élite española.

Claudia Redón y María Juncadella, protagonistas de la primera boda gay de la familia Hohenlohe.©Cortesía
Claudia Redón y María Juncadella, protagonistas de la primera boda gay de la familia Hohenlohe.

Los dos hermanos Juncadella han sido considerados dos de los solteros de oro más importantes del panorama social patrio: por parte de madre son sobrinos nietos del príncipe Alfonso de Hohenlohe, fundador de Marbella, y, por parte de padre, son nietos de Mercedes Salisachs, una de las novelistas más importantes del siglo pasado, premio Planeta en 1975 y miembro de la burguesía catalana.


Más sobre