Eugenia Martínez de Irujo

Falleció en noviembre de 2014

Eugenia Martínez de Irujo recuerda a la duquesa de Alba con su imagen más bohemia el día que cumpliría 95 años

La duquesa de Montoro ha homenajeado a su madre rescatando una nostálgica fotografía del baúl de los recuerdos

por hola.com

Cayetana de Alba está en el recuerdo de todos las que la conocieron, pero especialmente en el de sus hijos. Es habitual que Eugenia Martínez de Irujo le rinda emotivos tributos que comparte con sus seguidores, pero si hay una fecha en la que rara vez falla, ese es el día del cumpleaños de su madre. Este domingo, la inolvidable duquesa cumpliría 95 años y su hija ha desempolvado el álbum de fotos para rescatar una nostálgica fotografía de hace décadas que refleja el característico estilo bohemio que tenía la que fuera jefa de la casa de Alba. 

Eugenia Martínez de Irujo y Narcis Rebollo continúan de luna de miel 3 años después de su boda

"Mi mami. ¡Hoy su cumpleaños!", escribe la duquesa de Montoro junto a una imagen de su madre en blanco y negro en la que aparece descalza con una túnica de estilo hippy junto a un cuadro, que bien podría haberlo pintado ella ya que es bien sabido su talento con la pintura. Como siempre que publica recuerdos de Cayetana, sus seguidores y amigos caen rendidos y no dejan de enviarle mensajes de cariño. Vicky Martín Berrocal, Raquel Perera o Nicolás Vallejo-Nájera son algunos de los rostros conocidos que le han mandado su amor en forma de corazones en una fecha tan significativa. 

Aunque se desconoce si el cuadro junto al que posa era obra o no de la duquesa de Alba, lo cierto es que Eugenia ha heredado la pasión de su madre por el arte e incluso en octubre del año pasado inauguraba su propia exposición bajo el nombre El arte del querer. En madrid presentó más de 60 cuadros arropada por su marido, Narcis Rebollo, y numerosos familiares y amigos como su hermano, Fernando Martínez de Irujo, sus sobrinos, los duques de HuéscarFernando Fitz-James Stuart y Solís y Sofía Palazuelo y, por supuesto, su hija Tana, entre otros muchos asistentes. Los beneficios de la venta de sus cuadros tienen un fin solidario: van destinados a la Fundación Querer, con la que  colabora desde hace unos cuantos años. 

VER GALERÍA

Su pasión por la pintura le sirvió también para hacer más llevadero el confinamiento, además de servir como terapia en muchas ocasiones de su vida, tal y como ella misma contó en una entrevista a ABC. Afortunadamente, además del refugio de los pinceles, Eugenia Martínez de Irujo contaba y cuenta con la compañía de su hija y de su marido, con el que el pasado mes de noviembre celebró tres años de matrimonio. La pareja se dió el 'sí quiero' por sorpresa en una divertida boda en Las Vegas y desde entonces son inseperables y viven una continua luna de miel.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie